Uretritis: causas, tratamiento y prevención

¿Qué es la uretritis?

La uretritis es una afección en la cual la uretra, o el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo, se inflama e irrita. El semen también pasa a través de la uretra masculina.

La uretritis generalmente causa dolor al orinar y una mayor necesidad de orinar. La causa principal de la uretritis suele ser la infección por bacterias.

La uretritis no es lo mismo que una infección del tracto urinario (ITU). La uretritis es una inflamación de la uretra, mientras que una infección urinaria es una infección del tracto urinario. Pueden tener síntomas similares, pero requieren diferentes métodos de tratamiento dependiendo de la causa subyacente de la uretritis.

La uretritis afecta a personas de todas las edades. Tanto los hombres como las mujeres pueden desarrollar la condición. Sin embargo, las mujeres tienen una mayor probabilidad de desarrollar la condición que los hombres. Esto se debe en parte a que las uretras de los hombres, que son la longitud del pene, son mucho más largas que las de las mujeres. La uretra de una mujer suele tener una pulgada y media de largo. Eso facilita que las bacterias entren en la uretra.

Según Antimicrobe, la uretritis ocurre en aproximadamente 4 millones de estadounidenses cada año. La uretritis no gonocócica representa el 80 por ciento de los casos.

Obtenga más información sobre las infecciones del sistema urinario »

¿Cuáles son los síntomas de la uretritis?

Síntomas en hombres

Los hombres con uretritis pueden experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • sensación de ardor al orinar
  • picazón o ardor cerca de la abertura del pene
  • presencia de sangre en el semen o la orina
  • secreción del pene

Síntomas en mujeres

Algunos síntomas de uretritis en mujeres incluyen:

  • necesidad más frecuente de orinar
  • incomodidad al orinar
  • ardor o irritación en la abertura uretral
  • secreción anormal de la vagina también puede estar presente junto con los síntomas urinarios

Las personas que tienen uretritis también pueden no tener ningún síntoma notable. Esto es especialmente cierto para las mujeres. En los hombres, los síntomas pueden no ser aparentes si la uretritis se desarrolló como resultado de clamidia u ocasionalmente infección por tricomoniasis.

Por esta razón, es importante someterse a pruebas si es posible que haya sido infectado con una infección de transmisión sexual (ITS).

¿Qué causa la uretritis?

En general, la mayoría de los casos de uretritis son el resultado de una infección de una bacteria o un virus. Las bacterias son las causas más comunes. Las mismas bacterias que pueden causar infecciones de la vejiga y los riñones también pueden infectar el revestimiento de la uretra. Las bacterias que se encuentran naturalmente en el área genital también pueden causar uretritis si ingresan al tracto urinario.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)Las bacterias asociadas con la uretritis incluyen:

  • Neisseria gonorrhoeae
  • Chlamydia trachomatis
  • Mycoplasma genitalium

Los patógenos son los agentes biológicos que causan enfermedades. Los mismos patógenos que causan las ITS también pueden causar uretritis. Estos incluyen las bacterias que causan gonorrea y clamidia y el parásito que causa la tricomoniasis.

También hay virus que pueden conducir al desarrollo de uretritis. Estos incluyen el virus del papiloma humano (VPH), el virus del herpes simple (VHS) y el citomegalovirus (CMV).

Tipos de uretritis

Existen diferentes tipos de uretritis, clasificados por la causa de la inflamación. Son uretritis gonocócica y uretritis no gonocócica.

La uretritis gonocócica es causada por la misma bacteria que causa la gonorrea de ITS. Cuenta para 20% de casos de uretritis.

La uretritis no gonocócica es la uretritis causada por otras infecciones que no son gonorrea. La clamidia es una causa común de uretritis no gonocócica, y otras ITS también son un probable culpable.

Sin embargo, es posible que se produzca irritación no relacionada con las ITS. Estas causas pueden incluir lesiones, como un catéter u otros tipos de trauma genital.

Si bien muchos pacientes tienen un tipo de uretritis u otro, es posible tener diferentes causas de uretritis a la vez. Esto es especialmente cierto en las mujeres.

¿Cómo se diagnostica la uretritis?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas. Es probable que también examinen el área genital en busca de secreción, sensibilidad, llagas y cualquier signo de una ITS. Esto puede ayudarlos a hacer un diagnóstico.

Pueden ordenar pruebas para analizar una muestra de orina o un hisopo tomado de la uretra o el área vaginal. Si el médico sospecha una ITS específica, es probable que haya una prueba que pueda permitirle confirmar o descartar ese diagnóstico potencial. Se pueden realizar análisis de sangre para detectar otras ITS, como el VIH y la sífilis.

Dependiendo de su médico y su laboratorio, puede obtener los resultados de la prueba en tan solo unos días. Esto les permite comenzar el tratamiento lo antes posible y hacerle saber si su pareja también necesita hacerse la prueba y el tratamiento.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la uretritis?

El tratamiento para la uretritis generalmente incluye un ciclo de antibióticos o medicamentos antivirales. Algunos tratamientos comunes para la uretritis incluyen:

  • azitromicina, un antibiótico, típicamente tomado como una dosis única
  • doxiciclina, un antibiótico oral que generalmente se toma dos veces al día durante siete días
  • Eritromicina, un antibiótico que se puede administrar por vía oral, cuatro veces al día durante siete días.
  • ofloxacina, un antibiótico oral que generalmente se toma dos veces al día durante siete días
  • levofloxacina, un antibiótico oral que generalmente se toma una vez al día durante siete días

Si una ITS causó la infección, es vital que todas las parejas sexuales se sometan a pruebas y tratamiento si es necesario. Esto evita la propagación de la ITS y la reinfección.

Es posible que vea una mejoría en sus síntomas solo unos días después de comenzar el tratamiento. Todavía debe finalizar su receta según lo recomendado por su médico, o la infección podría empeorar. Las personas con uretritis deben esperar una semana una vez que hayan terminado por completo su receta y su pareja haya terminado el tratamiento antes de reanudar la actividad sexual.

Las posibles interacciones medicamentosas para los medicamentos utilizados para tratar la uretritis incluyen:

  • medicamentos anticoagulantes
  • medicamentos para el corazón
  • medicamentos para las convulsiones

¿Cuáles son las complicaciones asociadas con la uretritis?

La medicación a menudo puede tratar la uretritis rápidamente. Sin embargo, si la infección no se trata, los efectos pueden ser duraderos y bastante graves. Por ejemplo, la infección puede extenderse a otras partes del tracto urinario, incluidos los uréteres, los riñones y la vejiga. Estas infecciones pueden ser dolorosas por sí mismas. Si bien pueden tratarse con rondas de antibióticos más intensivas, pueden causar daño a los órganos si no se tratan durante demasiado tiempo. Estas infecciones no tratadas también pueden propagarse a la sangre y provocar sepsis, que puede ser mortal.

Además, las ITS que con frecuencia causan uretritis pueden dañar el sistema reproductivo. Las mujeres pueden desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica (EPI), que es dolorosa y puede provocar infertilidad, dolor pélvico continuo o dolor durante las relaciones sexuales. Las mujeres con ITS no tratadas también corren un mayor riesgo de embarazos ectópicos, que pueden ser potencialmente mortales.

Los hombres pueden desarrollar inflamación dolorosa o infección de la glándula prostática, o el estrechamiento de una sección de la uretra debido a la cicatrización, lo que lleva a una micción dolorosa. Por estas razones, debe hablar con un médico lo antes posible si nota algún síntoma de uretritis.

¿Cómo puedo prevenir la uretritis?

Muchas de las bacterias que causan uretritis pueden pasar a otra persona a través del contacto sexual. Debido a esto, practicar sexo seguro es una medida preventiva importante. Los siguientes consejos pueden ayudarlo a reducir su riesgo:

  • Evite tener relaciones sexuales con múltiples parejas.
  • Use condones cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • Hazte la prueba regularmente.
  • Protege a los demás. Si descubre que tiene una ITS, informe a otras personas que también están en riesgo de infección.

Además de las prácticas sexuales más seguras, existen otras formas de promover una buena salud del tracto urinario. Esto puede reducir su riesgo de uretritis y algunas otras afecciones que afectan esta parte del cuerpo. Beba muchos líquidos y asegúrese de orinar poco después del coito. Evita los alimentos ácidos. Además, evite la exposición a los espermicidas, especialmente si ya sabe que irritan su uretra.

Q & A

Q:

¿Cuáles son los remedios caseros más efectivos para la uretritis?

A:

Muchas personas han escuchado que el jugo de arándano es bueno para la salud urinaria. Esto se basa en el hecho de que los PAC (proantocianidinas) se encuentran en los arándanos. Los científicos han descubierto que los PAC en cantidades suficientemente altas pueden cambiar la forma en que las bacterias interactúan dentro del sistema urinario. El problema es que los niveles de PAC necesarios para crear un cambio dentro del tracto urinario no se encuentran en el jugo de arándano procesado. Los PAC en el nivel necesario se encuentran actualmente solo en cápsulas de arándano, una forma de arándano concentrado. Por lo tanto, beber jugo de arándano es bueno para la compañía de jugos, pero no necesariamente para usted.

A continuación hay algunos consejos para aliviar sus síntomas hasta que su médico lo pueda ver:

– Tome el mostrador AZO (piridio).

– Evite productos perfumados o jabones en el área genital.

– Elimine cosas de su dieta como cafeína, edulcorantes artificiales, alcohol, tomates y comidas picantes.

Judith Marcin, MDAnswers representa las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse consejo médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *