Sudores nocturnos: causas y tratamientos

Resumen

La sudoración nocturna es otro término para la transpiración excesiva o la sudoración nocturna. Son una parte incómoda de la vida para muchas personas.

Si bien los sudores nocturnos son un síntoma común de la menopausia, también pueden ser causados ​​por algunas afecciones médicas y ciertos medicamentos. En la mayoría de los casos, los sudores nocturnos no son un síntoma grave.

¿Qué causa los sudores nocturnos?

Muchas mujeres experimentan sofocos y sudores nocturnos durante la menopausia.

Los sudores nocturnos también pueden ser causados ​​por otras afecciones médicas, como:

  • infecciones, como tuberculosis o VIH
  • cáncer, como leucemia o linfoma
  • insuficiencia cardíaca congestiva

En algunos casos, puede experimentar sudores nocturnos como efecto secundario de un medicamento que está tomando. Esto podría incluir ciertos antidepresivos, tratamientos hormonales y medicamentos para la diabetes.

Consumir demasiada cafeína, alcohol, tabaco o ciertas drogas ilícitas también puede causar sudores nocturnos.

¿Cuándo deberías buscar ayuda?

Los sudores nocturnos no suelen ser motivo de preocupación. Pero en algunos casos, pueden ser un signo de una afección médica subyacente que requiere tratamiento.

Busque atención médica si desarrolla sudores nocturnos que ocurren con frecuencia, perturban su sueño o están acompañados de otros síntomas. Los sudores nocturnos que se acompañan de fiebre alta, tos o pérdida de peso inexplicable pueden ser un signo de una afección médica grave.

En aquellos que tienen linfoma o VIH, los sudores nocturnos pueden ser una señal de que la afección está progresando.

¿Cómo se tratan los sudores nocturnos?

Para tratar los sudores nocturnos, su médico tomará medidas para abordar su causa subyacente. Su plan de tratamiento recomendado dependerá de su diagnóstico específico.

Si experimenta sudores nocturnos como resultado de la menopausia, su médico puede recomendarle una terapia hormonal. Este tratamiento puede ayudar a reducir la cantidad de sofocos que experimenta y aliviar otros síntomas. Su médico también puede recetarle otros medicamentos, como gabapentina, clonidina o venlafaxina, que se usan fuera de etiqueta para los sudores nocturnos.

Si una infección subyacente es la causa de los sudores nocturnos, su médico puede recetarle antibióticos, medicamentos antivirales u otros medicamentos para ayudar a tratarla.

Si sus sudores nocturnos son causados ​​por cáncer, su médico puede recomendar una combinación de medicamentos de quimioterapia, cirugía u otros tratamientos.

Si sus sudores nocturnos están relacionados con los medicamentos que está tomando, su médico puede ajustar su dosis o recomendar un medicamento alternativo.

Si el consumo de alcohol, el consumo de cafeína o el consumo de drogas es la raíz de su sudoración nocturna, su médico puede aconsejarle que limite o evite estas sustancias. En algunos casos, pueden recetar medicamentos o recomendar una terapia para ayudarlo a dejar de fumar.

Su médico también puede aconsejarle que ajuste sus hábitos de sueño. Quitarse las mantas de la cama, usar un pijama más ligero o abrir una ventana en su habitación puede ayudar a prevenir y aliviar los sudores nocturnos. También puede ser útil usar aire acondicionado o un ventilador, o encontrar un lugar más fresco para dormir.

¿Puedo prevenir los sudores nocturnos?

Se pueden prevenir algunas causas de sudores nocturnos. Para reducir el riesgo de experimentar sudores nocturnos:

  • Limite su consumo de alcohol y cafeína
  • evitar el uso de tabaco y drogas ilegales
  • mantenga su habitación a una temperatura cómoda, más fresca por la noche que durante el día
  • no haga ejercicio, coma alimentos picantes ni consuma bebidas calientes demasiado cerca de la hora de acostarse
  • Obtenga atención médica inmediata si sospecha que tiene una infección u otra enfermedad

Pídale a su médico más información sobre su condición específica, opciones de tratamiento y estrategias para prevenir los sudores nocturnos.

Lo que aprendiste

Los sudores nocturnos pueden ser incómodos e interrumpir su sueño. En la mayoría de los casos, no son motivo de grave preocupación. Pero a veces, pueden ser causados ​​por una afección subyacente que requiere tratamiento.

Su médico puede ayudar a diagnosticar la causa de sus sudores nocturnos. También pueden recomendar estrategias para prevenir o tratar los sudores nocturnos. Dependiendo de la causa subyacente, podrían recomendar cambios en el estilo de vida, medicamentos u otros tratamientos.