Sonohysterogram: dolor, efectos secundarios y más

¿Qué es un sonohisterograma?

Un sonohisterograma es un estudio de imagen del útero. Su médico inserta líquido en el útero a través del cuello uterino para examinar el revestimiento uterino. Este enfoque les permite identificar más estructuras que si se usara ultrasonido sin líquido.

Esta prueba es un ejemplo de imágenes utilizadas para diagnosticar la causa del dolor pélvico subyacente, infertilidad o sangrado vaginal.

¿Para qué sirve?

Su médico le recomendará un sonohisterograma cuando necesiten examinar la estructura de su útero y su revestimiento. La prueba utiliza desde pruebas de infertilidad hasta el diagnóstico de la causa del sangrado uterino.

Su médico puede recomendar un sonohisterograma para una variedad de síntomas y afecciones, que incluyen:

  • determinar si sus trompas de Falopio están bloqueadas
  • examinar el útero si ha tenido un aborto espontáneo o no ha podido quedar embarazada
  • examinar el tejido cicatricial, como la endometriosis
  • identificar crecimientos anormales, que podrían incluir fibromas uterinos o pólipos
  • Identificar irregularidades en el revestimiento uterino
  • visualizar la forma del útero

Su OB-GYN generalmente realiza el sonohisterograma en su oficina.

¿Cómo es el procedimiento?

Antes de someterse a una sonohisterografía, su médico le pedirá que se haga una prueba de embarazo. No debe hacerse un sonohisterograma si está embarazada o experimenta un trastorno pélvico inflamatorio.

El sonohisterograma generalmente se programa cuando no estás en tu período o si experimentas sangrado vaginal. Ambos pueden afectar qué tan bien su médico puede ver el revestimiento uterino.

La prueba generalmente se realiza una semana después de comenzar su período, ya que esto reduce el riesgo de infección. También es cuando el revestimiento uterino está más delgado, lo que ayuda a los médicos a identificar anomalías más fácilmente.

Se le pedirá que vacíe su vejiga antes de la prueba. Te acostarás en una mesa de examen o cama. Su médico puede realizar un examen pélvico primero para detectar dolor o la posibilidad de infección.

Hay tres partes principales de un sonohisterograma:

  • Realización de una ecografía transvaginal inicial. Una ecografía transvaginal consiste en insertar una sonda de ultrasonido especial en la vagina. La sonda emite ondas de sonido que recrean una imagen del revestimiento uterino. Su médico generalmente realizará una exploración inicial sin ningún líquido en el útero. Las imágenes se proyectan en la pantalla de ultrasonido.
  • Insertar líquido en el útero. Después de que su médico examine el útero con la sonda de ultrasonido, insertarán un espéculo en la vagina. Esta es una herramienta especial diseñada para mantener la vagina abierta, lo que facilita alcanzar el cuello uterino en el camino hacia el útero. Su médico usará un hisopo especial para limpiar el interior del cuello uterino. Luego insertarán un tubo que puede enviar líquido a la abertura cervical. El líquido hará que su útero se agrande un poco. También hace que el revestimiento uterino, o el endometrio, sea más fácil de visualizar.
  • Realización de la ecografía. Una vez más, su médico insertará la sonda de ultrasonido transvaginal y usará el tubo para enviar más líquido a través de la vagina y hacia el útero. Puede experimentar algunos calambres cuando este líquido atraviesa el útero. Su médico usará el ultrasonido para examinar el revestimiento uterino y, a veces, notará el flujo de líquido desde el útero hacia las trompas de Falopio. Pueden usar una característica especial de la ecografía, conocida como ecografía Doppler. Este método le permite a su médico identificar el flujo sanguíneo o los bloqueos del flujo sanguíneo. El Doppler es útil para identificar coágulos sanguíneos, así como el suministro de sangre a pólipos y tumores.

Un sonohisterograma generalmente toma alrededor de un media hora, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

¿Cómo es la recuperación?

Debería poder volver a sus actividades habituales casi inmediatamente después de someterse a un sonohisterograma.

El procedimiento generalmente no causa efectos secundarios graves que interfieran con el trabajo o la escuela. Es posible que desee abstenerse de tener relaciones sexuales durante un día más o menos si tiene alguna molestia. Cualquier sangrado leve que experimente debe detenerse en un par de días.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Puede experimentar un ligero sangrado o calambres después del procedimiento. Esto se debe a que los tejidos pueden irritarse al usar el ultrasonido transvaginal y al tener líquido insertado en el útero.

La mayoría de los médicos recomiendan tomar medicamentos antiinflamatorios, como ibuprofeno o acetaminofén, para aliviar las molestias.

Puede experimentar una infección del tejido pélvico después de un sonohisterograma. Los síntomas de esta afección pueden incluir fiebre, dolor y secreción inusual de la vagina. Debe llamar a su OB-GYN si tiene estos síntomas después de un sonohisterograma.

Debido a que el ultrasonido usa ondas sonoras en lugar de radiación, no hay exposición a la radiación durante la prueba.

¿Cómo es esto diferente de un histerosalpingograma?

Un sonohisterograma es un método de diagnóstico alternativo o complementario a una exploración por resonancia magnética (MRI), histeroscopia o histerosalpingografía (HSG).

A diferencia del sonohisterograma, un HSG es un examen de radiología que implica el uso de rayos X. Su médico realiza este procedimiento inyectando un tinte radioactivo en el útero. Si las trompas de Falopio están abiertas, el medio de contraste llena las trompas y aparece en una radiografía.

Esta prueba a menudo se recomienda si su médico no puede identificar si hay una anormalidad en las trompas de Falopio al observar un sonohisterograma o si se están investigando problemas de fertilidad.

La comida para llevar

Un sonohisterograma es un procedimiento corto y mínimamente invasivo que le permite a su médico visualizar el revestimiento uterino. Su médico puede recomendar pruebas o tratamientos de seguimiento según lo que vean durante la ecografía.

Si ha tenido problemas para quedar embarazada y su médico ve que sus trompas de Falopio están bloqueadas, la reparación quirúrgica o la fertilización in vitro (FIV) podrían ser opciones para discutir.