Sensación de burbujeo en el pecho: 11 causas posibles

Resumen

El dolor agudo y repentino en el pecho a veces puede sentirse como una grieta o compresión, como si una burbuja estuviera a punto de estallar debajo de las costillas. Este tipo de dolor puede ser un síntoma de varias afecciones, que varían en gravedad. Algunas de estas condiciones son motivo de preocupación, mientras que otras pueden resolverse por sí solas.

Siga leyendo para conocer algunas causas comunes de la sensación de burbujeo en el pecho. Siempre debe consultar a un médico para el diagnóstico si tiene este tipo de dolor.

Síndrome de captura precordial

El síndrome de captura precordial causa dolor en el pecho cuando respira. Ocurre principalmente a personas en su adolescencia o principios de los 20 años. El dolor ocurre sin previo aviso y es agudo y repentino. Puede suceder una vez a la semana o solo una vez y nunca más.

Lo creas o no, este síndrome no suele ser motivo de preocupación. El síndrome de captura precordial puede ser causado por nervios en la cavidad torácica externa que se irritan o comprimen.

Es necesario que un médico diagnostique esta afección para descartar causas más graves de su dolor. Pero no hay tratamiento para el síndrome de captura precordial, y la mayoría de las personas simplemente dejan de tener síntomas a medida que envejecen.

ERGE

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una afección digestiva que puede causar una sensación de burbujeo en el pecho. Cuando tiene ERGE, el ácido del estómago fluye hacia el tubo del esófago. El ácido del estómago puede causar un ardor en el pecho llamado reflujo ácido. Otros síntomas de ERGE incluyen dificultad para tragar y sentir que tiene un nudo en la garganta.

La ERGE se diagnostica principalmente por síntomas. Los tratamientos comunes incluyen cambios en la dieta y el estilo de vida, antiácidos de venta libre y medicamentos para bloquear la producción de ácido de su cuerpo.

Dispepsia

La dispepsia, también llamada indigestión, puede causar:

  • náusea
  • hinchazón
  • reflujo ácido

También puede causar una sensación de burbujeo y gorgoteo en el pecho.

La dispepsia puede ser causada por un crecimiento excesivo de una bacteria llamada H. pylori, una cepa de bacterias que más de la mitad de las personas en la tierra tienen en sus cuerpos. Esta condición también puede ser causada por beber en exceso y tomar analgésicos de venta libre con frecuencia con el estómago vacío.

Una endoscopia, un análisis de sangre o una muestra de heces pueden ayudar a diagnosticar ciertas causas subyacentes de dispepsia. La dispepsia se trata mediante la elección de alimentos que ayudan a reparar y calmar el revestimiento del estómago. También se pueden recetar antiácidos y otras drogas.

Derrame pleural

El derrame pleural es un líquido atrapado en el tejido entre el pulmón y la pared torácica. Este líquido puede causar síntomas como un burbujeo en el pecho y dificultad para respirar.

Esta condición es un síntoma de otra condición de salud. La neumonía, la insuficiencia cardíaca congestiva, el cáncer y los traumatismos en la cavidad torácica pueden provocar un derrame pleural. Los tratamientos para el derrame pleural varían según la causa.

Inflamación de la vesícula biliar

La inflamación de la vesícula biliar puede ser causada por:

  • cálculos biliares
  • una infección
  • conductos biliares bloqueados

La inflamación de este órgano puede causar una sensación de dolor o presión que comienza en el abdomen y se extiende a la espalda y los hombros.

Se usarán análisis de sangre, una ecografía o una tomografía computarizada para determinar si su vesícula biliar está inflamada y por qué. Su médico le recomendará:

  • antibióticos
  • medicamentos para el dolor
  • Un procedimiento para extraer los cálculos biliares, la vesícula biliar o el bloqueo que está causando la inflamación.

Asma

Los síntomas del asma pueden sentirse como un dolor burbujeante en el pecho. El asma es una afección pulmonar que inflama las vías respiratorias y dificulta la respiración. Los brotes de asma pueden ser provocados por lo siguiente, junto con otras causas:

  • ejercicio
  • tiempo
  • alergias

Junto con un burbujeo en el pecho, un ataque de asma también puede provocar sibilancias, tos o una fuerte compresión alrededor de los pulmones. El asma se diagnostica mediante una prueba de función pulmonar que le realizará su médico. A veces, también necesitará ver a un alergólogo para determinar qué tipo de irritantes desencadenan los brotes de asma. El tratamiento más común es inhalar corticosteroides regularmente y tomar otros medicamentos si su asma se agrava, y tratar de evitar las circunstancias que lo agravan.

Pleuresía

La pleuresía es cuando la delgada membrana que recubre la cavidad torácica se inflama. Esto puede suceder debido a una infección, una fractura de costilla, inflamación o incluso como un efecto secundario de ciertos medicamentos.

Los síntomas de la pleuresía pueden incluir:

  • Toser
  • falta de aliento
  • Dolor de pecho

La pleuresía se diagnostica mediante un análisis de sangre para ver si tiene una infección. También se puede diagnosticar mediante una radiografía de tórax, un electrocardiograma (EKG) o una ecografía. La pleuresía generalmente se puede tratar en casa con un antibiótico o un período de descanso.

Fibrilación auricular

La fibrilación auricular, también llamada "AFib", es una afección en la cual los latidos de su corazón se caen de su ritmo normal. Los síntomas de esta afección incluyen:

  • latidos cardíacos rápidos y anormales
  • mareo
  • fatiga
  • falta de aliento
  • una sensación de burbujeo en el pecho

La fibrilación auricular es causada porque el sistema eléctrico del corazón no funciona correctamente, generalmente debido a una enfermedad coronaria o presión arterial alta. Su médico puede usar un examen físico o un electrocardiograma para diagnosticar la fibrilación auricular. Los tratamientos incluyen medicamentos anticoagulantes, medicamentos para controlar la frecuencia cardíaca y, a veces, procedimientos para detener la fibrilación auricular y convertir el corazón a su ritmo normal.

Bronquitis

La bronquitis es una inflamación de los tubos que transportan aire dentro y fuera de los pulmones. Los síntomas comunes incluyen:

  • tos
  • fiebre leve
  • escalofríos
  • dolor en el pecho

La bronquitis puede ser diagnosticada por su médico usando un estetoscopio para escuchar su respiración. Algunas veces se necesitan otras pruebas como una radiografía de tórax. La bronquitis aguda se puede tratar como un resfriado con descongestionantes de venta libre y remedios caseros. La bronquitis crónica puede durar tres meses o más y, a veces, requiere el uso de un inhalador.

Pulmón colapsado

Cuando el aire se escapa de su pulmón y se filtra hacia la cavidad torácica, puede provocar el colapso de su pulmón (o una parte de su pulmón). Esta fuga generalmente ocurre por una lesión, pero también puede ser el resultado de un procedimiento médico o daño pulmonar subyacente.

Un colapso pulmonar causa:

  • falta de aliento
  • Dolor agudo
  • opresión en el pecho

La presión arterial baja y la frecuencia cardíaca rápida son otros síntomas. Si tiene un pulmón colapsado, probablemente se le diagnosticará una radiografía de tórax. A veces, el aire de la cavidad torácica deberá extraerse con un tubo de plástico hueco para tratar esta afección.

Un pulmón colapsado no es permanente. Por lo general, un colapso pulmonar mejorará dentro de las 48 horas con el tratamiento.

¿Qué más podría causar esto?

Hay otras causas de burbujeo en el pecho que son menos comunes. Una embolia de aire, un tumor pulmonar y una afección rara llamada neumomediastino pueden causar esta sensación incómoda. Esto también puede ser un síntoma de un ataque al corazón. Cada vez que experimente una sensación de burbujeo en el pecho, es fundamental que investigue qué está causando que suceda.

Cuándo ver a un doctor

Siempre debe consultar a un médico cuando sienta un burbujeo en el pecho. Puede ser algo así como ERGE, pero es importante descartar cualquier cosa grave. Si su dolor de pecho se presenta con alguno de los siguientes síntomas, debe recibir atención de emergencia de inmediato:

  • dolor que se extiende desde el pecho hasta el cuello, la mandíbula o los hombros
  • dificultad para respirar que dura más de tres minutos mientras descansa
  • un pulso irregular
  • vómitos
  • una sensación de asfixia
  • entumecimiento en su mano o costado
  • incapacidad para pararse o caminar