¿Se puede comer calabacín crudo?

El calabacín, también conocido como calabacín, es un tipo de calabaza de verano con muchos usos culinarios.

Si bien se sirve comúnmente cocinado, muchas personas también disfrutan comer calabacín crudo, ya que funciona muy bien en ensaladas, con salsas, como envoltura o incluso en espiral para hacer fideos bajos en carbohidratos.

Sin embargo, existe la preocupación de que comer calabacín crudo puede ser malo para su salud.

Este artículo ayuda a responder la pregunta: ¿puedes comer calabacín crudo?

Beneficios de la salud

Aunque el calabacín a menudo se trata como un vegetal, se clasifica botánicamente como una fruta. Al igual que otras frutas, su amplia gama de nutrientes puede beneficiar su salud de muchas maneras.

Aquí hay algunas formas en que comer calabacín puede mejorar su salud:

  • Repleto de nutrientes. El calabacín proporciona vitaminas, minerales y otros compuestos vegetales beneficiosos como los polifenoles. Estos compuestos actúan como antioxidantes, que protegen sus células contra el daño de los radicales libres (1, 2).
  • Promueve una digestión saludable. El agua y la fibra soluble e insoluble en el calabacín pueden ayudar a reducir el riesgo de estreñimiento. La fibra soluble también actúa como fuente de alimento para las bacterias intestinales amigables (3, 4).
  • Puede promover la pérdida de peso. El calabacín es rico en agua y fibra pero bajo en calorías. Estas propiedades pueden frenar su apetito y ayudar a perder peso (5, 6).
  • Promueve niveles saludables de azúcar en la sangre. El calabacín es bajo en carbohidratos y una buena fuente de fibra. Las dietas altas en fibra de frutas y verduras pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2 (7).
  • Puede mejorar la salud del corazón. El calabacín es una buena fuente de fibra soluble, vitamina C y potasio, todo lo cual puede reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas (8, 9, 10).
  • Puede promover una visión saludable. El calabacín ofrece betacaroteno y vitamina C, que promueven una visión saludable. También contienen los antioxidantes luteína y zeaxantina, que pueden reducir el riesgo de trastornos oculares relacionados con la edad (11, 12).

Riesgos potenciales

¿Se puede comer calabacín crudocalabacín

En la mayoría de los casos, el calabacín crudo es seguro para comer con pocos o ningún efecto secundario.

Sin embargo, ocasionalmente puede encontrar uno extremadamente amargo. Este amargor proviene de las cucurbitacinas, una clase de compuestos que se encuentran en los miembros de la familia Cucurbitaceae, como la calabaza, el calabacín y las calabazas (13, 14).

La ingesta de alimentos ricos en cucurbitacinas se ha relacionado con el envenenamiento y la muerte en ovejas y vacas. En humanos, se han relacionado con náuseas, vómitos, diarrea, pérdida de cabello e incluso la muerte (14, 15).

Sin embargo, estos efectos se asociaron principalmente con el consumo de miembros de la familia Cucurbitaceae que contienen altas cantidades de cucurbitacinas, como ciertas calabazas, no variedades cultivadas comercialmente (16).

Si bien el envenenamiento por cucurbitacina es peligroso, es raro en los calabacines comprados en la tienda, ya que los proveedores tienden a criar selectivamente cultivos bajos en cucurbitacinas. En cambio, tenga cuidado al comer calabacín salvaje, ya que es más probable que sean ricos en estos compuestos (15, 17).

Dicho esto, si muerde el calabacín y tiene un sabor extremadamente desagradable y amargo, es mejor escupirlo y eliminar toda la fruta para evitar el riesgo de toxicidad por cucurbitacina.

Otro posible efecto secundario de comer calabacín crudo es la hinchazón. Esto es causado por nutrientes como la celulosa, un componente estructural de las paredes celulares de las plantas y la fibra soluble, que es fermentada por las bacterias intestinales saludables y produce gas como efecto secundario (4).

Por último, como con cualquier fruta cruda, existe un riesgo potencial de contaminación por bacterias o parásitos (18).

Para minimizar el riesgo de intoxicación alimentaria, asegúrese de lavar bien la fruta con agua fría mientras frota la piel con un cepillo suave. Guarde el calabacín cortado en el refrigerador (19, 20).

Frotar el calabacín con un cepillo suave antes de comerlo ayudará a reducir las bacterias en la piel y también puede reducir los residuos de pesticidas que se encuentran en los productos frescos (21).

Seguridad y precauciones.

En resumen, las variedades comerciales de calabacín deben ser seguras para comerse crudas.

Son deliciosos, increíblemente saludables y se pueden disfrutar de varias maneras.

Sin embargo, si muerde un calabacín extremadamente amargo, es mejor deshacerse de él. Este es un signo de altas concentraciones de cucurbitacinas, que pueden ser dañinas.

Aunque es poco probable que compre un calabacín extremadamente amargo en el supermercado, si lo hace, es mejor errar por precaución y tirarlo.

Dicho esto, la mayoría de los productos comprados en supermercados o granjas es segura y saludable para comer cruda o cocida.

Asegúrese de lavar los calabacines a fondo para evitar el riesgo de contaminación por bacterias. Además, asegúrese de almacenarlo adecuadamente en el refrigerador para su uso posterior.

La línea de fondo

Las variedades comerciales de calabacín deben ser seguras para comer crudas con poco riesgo.

Se cultivan y crían selectivamente para que sean bajos en cucurbitacinas, que son compuestos que se encuentran naturalmente en el calabacín, la calabaza y las calabazas que pueden ser tóxicos en altas dosis.

Sin embargo, si muerde el calabacín y es extremadamente amargo, es mejor deshacerse de toda la fruta para evitar el riesgo de envenenamiento por cucurbitacina, que puede ser peligroso.

Además, asegúrese de lavar a fondo el calabacín para eliminar los rastros de bacterias o parásitos que se encuentran en la naturaleza y que pueden causar intoxicación alimentaria.