¿Se puede beber alcohol con una dieta baja en carbohidratos?

Las dietas bajas en carbohidratos se han vuelto cada vez más populares como una forma efectiva de perder peso y mejorar la salud.

Por lo general, implican eliminar los alimentos ricos en carbohidratos como granos refinados, frutas, verduras con almidón y legumbres, y en su lugar se centran en grasas y proteínas saludables.

Sin embargo, muchas personas no están seguras de si el alcohol se puede consumir en una dieta baja en carbohidratos, y las recomendaciones sobre el tema pueden ser contradictorias.

Este artículo investiga si puedes o debes beber alcohol con una dieta baja en carbohidratos.

Dieta baja en carbohidratos y alcoholCompartir en Pinterest

Muchos tipos de alcohol son ricos en carbohidratos

Muchos tipos de alcohol son ricos en carbohidratos; algunos contienen más carbohidratos por porción que los refrescos, dulces y postres.

Por ejemplo, la cerveza generalmente tiene un alto contenido de carbohidratos, ya que el almidón es uno de sus ingredientes principales.

En general, contiene de 3 a 12 gramos de carbohidratos por porción de 12 ml (355 onzas), dependiendo de varios factores, como si se trata de una variedad ligera o regular (1).

Las bebidas mixtas también suelen tener un alto contenido de carbohidratos debido a ingredientes como azúcar, jugo y otros mezcladores con alto contenido de carbohidratos agregados para mejorar el sabor.

A modo de comparación, he aquí cuántos carbohidratos contienen algunas bebidas alcohólicas populares (1):

Tipo de alcohol Tamaño de porción Contenido de carbohidratos Cerveza regular Lata de 12 onzas (355 ml) 12 gramos Margarita 1 taza (240 ml) 13 gramos Sangre María 1 taza (240 ml) 10 gramos Limonada dura Botella de 11 onzas (325 ml) 34 gramos Daiquiri Lata de 6.8 onzas (200 ml) 33 gramos de whisky sour 3.5 fl oz (104 ml) 14 gramos Piña colada 4.5 fl oz (133 ml) 32 gramos Tequila sunrise lata de 6.8 oz (200 ml) 24 gramos

El alcohol contiene calorías vacías

El alcohol es rico en calorías vacías, lo que significa que contiene muchas calorías sin vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales que su cuerpo necesita.

Esto no solo puede contribuir potencialmente a deficiencias nutricionales, sino que también puede conducir a un aumento de peso con el tiempo.

El alcohol es el segundo nutriente más denso en calorías después de la grasa: contiene 7 calorías por gramo (2).

Agregar incluso una sola porción de alcohol a su dieta todos los días puede agregar cientos de calorías adicionales mientras contribuye casi sin proteínas, fibra o micronutrientes.

Si no está ajustando su dieta para tener en cuenta estas calorías adicionales, pueden conducir a un aumento de peso, independientemente de su consumo de carbohidratos.

El alcohol puede retrasar la quema de grasa

Los estudios muestran que beber en exceso puede bloquear la quema de grasa y dificultar la pérdida de peso.

Eso es porque cuando bebes alcohol, tu cuerpo lo metaboliza antes que otros nutrientes para usarlo como combustible (3).

Esto puede retrasar la quema de grasa y hacer que los carbohidratos, proteínas y grasas adicionales en su dieta se almacenen como tejido graso, lo que resulta en un exceso de grasa corporal (4).

El consumo excesivo de alcohol también puede disminuir la descomposición de las grasas y aumentar la síntesis de ácidos grasos, lo que lleva a la acumulación de triglicéridos en el hígado. Con el tiempo, esto causa una afección llamada enfermedad del hígado graso (5).

Esto no solo puede tener efectos perjudiciales en su cintura, sino también graves consecuencias en lo que respecta a su salud.

La ingesta excesiva puede estar relacionada con el aumento de peso

Varios estudios han demostrado que beber con moderación podría estar relacionado con un menor riesgo de aumento de peso (6, 7).

Por otro lado, las cantidades excesivas de alcohol se han relacionado constantemente con el aumento de peso en los estudios observacionales.

Un estudio en 49,324 mujeres encontró que los grandes bebedores que consumían al menos dos bebidas por día tenían mayores probabilidades de aumentar de peso en comparación con los no bebedores (8).

Otro estudio en casi 15,000 hombres mostró que el aumento en el consumo de alcohol se asoció con un mayor riesgo de aumento de peso durante un período de 24 años (9).

Por lo tanto, independientemente de si sigue una dieta baja en carbohidratos o no, es mejor beber alcohol con moderación, que se define como una bebida por día para las mujeres y dos bebidas por día para los hombres (10).

Las opciones bajas en carbohidratos están disponibles

Ciertos tipos de alcohol pueden caber en una dieta baja en carbohidratos cuando se consume con moderación.

Por ejemplo, el vino y la cerveza ligera son relativamente bajos en carbohidratos, con solo 3–4 gramos por porción.

Mientras tanto, las formas puras de licor como el ron, el whisky, la ginebra y el vodka están completamente libres de carbohidratos.

Para agregar un poco de sabor a estas bebidas mientras mantiene la ingesta de carbohidratos bajo control, simplemente omita los edulcorantes azucarados y mezcle el licor con opciones bajas en carbohidratos como refrescos dietéticos o agua tónica sin azúcar.

Aquí hay algunos tipos de alcohol que son bajos en carbohidratos y pueden encajar en su dieta baja en carbohidratos cuando se consume con moderación (1):

Tipo de alcohol Tamaño de la porción Contenido de carbohidratos Cerveza ligera 12 fl oz (355 ml) 3 gramos Vino tinto 5 fl oz (148 ml) 3–4 gramos Vino blanco 5 fl oz (148 ml) 3–4 gramos Ron 1.5 fl oz (44 ml) 0 gramos Whisky 1.5 fl oz (44 ml) 0 gramos Ginebra 1.5 fl oz (44 ml) 0 gramos Vodka 1.5 fl oz (44 ml) 0 gramos

El Punto Es…

Ciertos tipos de alcohol son bajos en carbohidratos o sin carbohidratos y pueden encajar en una dieta baja en carbohidratos.

Estos incluyen cerveza ligera, vino y formas puras de licor como whisky, ginebra y vodka.

Sin embargo, es mejor no consumir más de 1 a 2 bebidas por día, ya que el consumo excesivo puede retrasar la quema de grasa y causar aumento de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *