Rigidez muscular: causas, diagnóstico, tratamiento y más

¿Qué es la rigidez muscular?

La rigidez muscular es cuando sus músculos se sienten tensos y le resulta más difícil moverse de lo normal, especialmente después de descansar. También puede tener dolores musculares, calambres e incomodidad.

Esto es diferente de la rigidez muscular y la espasticidad. Con estos dos síntomas, sus músculos permanecen rígidos incluso cuando no se está moviendo.

La rigidez muscular generalmente desaparece por sí sola. Puede encontrar alivio con ejercicio regular y estiramientos. En algunos casos, la rigidez muscular puede ser un signo de algo más grave, especialmente si hay otros síntomas presentes.

Cuándo ver a un doctor

Debe llamar a su médico si su rigidez muscular no desaparece o si tiene otros síntomas.

Busque atención médica inmediata si experimenta rigidez muscular junto con cualquiera de los siguientes síntomas:

  • fiebre, especialmente con rigidez en el cuello
  • debilidad muscular extrema
  • enrojecimiento, dolor e hinchazón en el área donde experimenta rigidez muscular
  • dolor muscular que comenzó después de tomar un nuevo medicamento

Estos síntomas podrían significar que hay una afección subyacente.

Causas comunes de rigidez muscular

La rigidez muscular generalmente ocurre después del ejercicio, el trabajo físico duro o levantar pesas. También puede sentir rigidez después de períodos de inactividad, como cuando se levanta de la cama por la mañana o se levanta de una silla después de estar sentado durante mucho tiempo.

Esguinces y distensiones son las razones más comunes para la rigidez muscular. Los esguinces y las distensiones de la actividad también pueden causar:

  • dolor
  • rojez
  • hinchazón
  • moretones
  • movimiento limitado

Otras condiciones comunes que pueden causar rigidez muscular incluyen:

  • picadura o picadura de insecto
  • infección
  • lesión por calor o frío extremo
  • anestesia o medicamento utilizado para cirugía

Algunos síntomas pueden tratarse en casa. Haga una cita con su médico si su esguince o distensión le causa dolor intenso o si algún síntoma adicional no desaparece. La rigidez muscular con otros síntomas puede significar una afección subyacente.

Otras posibles causas de rigidez muscular

Además de esguinces y distensiones musculares, existen otras afecciones que causan rigidez muscular junto con otros síntomas:

Infección bacteriana por tetanusisa, generalmente de tierra o tierra, con síntomas que incluyen:

  • dificultad para tragar
  • dolor de estómago o calambres
  • aumento de la presión arterial
  • frecuencia cardíaca rápida

La meningitis es una infección de la cubierta del cerebro y la médula espinal con síntomas que incluyen:

  • rigidez en el cuello
  • fiebre alta repentina
  • dolor de cabeza
  • náuseas y vómitos

El VIH puede producir síntomas adicionales que incluyen:

  • náusea
  • fiebre
  • dolor de garganta
  • erupción

Las infecciones como la enfermedad del legionario, la poliomielitis y la fiebre del valle a menudo causan síntomas como:

  • fiebre
  • tos
  • dolor de cabeza
  • Dolor de pecho
  • escalofríos
  • dolor de garganta

La mononucleosis infecciosa (mono), que es común en los adolescentes, también puede causar síntomas como:

  • cansancio
  • ganglios linfáticos inflamados
  • amígdalas inflamadas

El lupus eritematoso sistémico (LES), la forma más común de lupus, y la polimialgia reumática también pueden causar muchos síntomas similares.

El lupus es un trastorno autoinmune que afecta los ojos y la piel. La polimialgia reumática se presenta principalmente en adultos mayores y también puede causar cansancio, depresión y pérdida de peso.

Esta lista es solo un resumen de las condiciones que pueden causar rigidez muscular. Asegúrese de informar a su médico sobre todos sus síntomas.

Diagnóstico de rigidez muscular

Cuando vea a su médico acerca de la rigidez muscular, le preguntarán sobre su historial médico y otros síntomas que pueda estar experimentando. También pueden preguntar qué síntoma apareció primero. Esto es para ayudar a determinar la causa subyacente.

También realizarán un examen físico para localizar su dolor o rigidez. Y su médico puede ordenar sangre u otras pruebas de laboratorio, incluidas radiografías y tomografías computarizadas o resonancias magnéticas.

Tratamiento de la rigidez muscular

Una vez que su médico determine la causa de su rigidez muscular, podrá recomendarle un tratamiento.

Su tratamiento específico variará según la causa. Su médico puede recomendar medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, para disminuir el dolor y las molestias.

Tratamientos caseros

Es posible que pueda tratar la rigidez muscular en casa con descanso, masajes y aplicación de calor o frío.

El calor puede funcionar mejor para la tensión muscular. El frío puede funcionar mejor para la hinchazón y la inflamación. Las opciones incluyen paquetes fríos y calientes, almohadillas térmicas y parches de terapia de calor.

Aplique calor o frío en el área afectada por no más de 20 minutos. Deje que el área descanse durante 20 minutos antes de volver a aplicar cualquiera de las opciones. Si no está seguro sobre si usar calor o frío, llame a su médico para recibir instrucciones.

Estira

El estiramiento es importante para mantener los músculos flexibles y prevenir la rigidez. Para disminuir la rigidez muscular, mejorar la circulación y reducir la inflamación, intente lo siguiente:

  • hacer tiempo para hacer ejercicio regularmente
  • estirar antes y después del ejercicio
  • tomar baños calientes
  • áreas doloridas de masaje

Las instrucciones sobre cómo estirar grupos musculares específicos incluyen:

Muslos: haga estiramientos cuádruples al pararse derecho, doblando una pierna por la rodilla y levantando el pie hacia la espalda. Puede sostener el pie o el tobillo con la mano durante 10 a 15 segundos, luego cambiar de lado.

Cuello: Párese derecho o siéntese en una silla o en el piso. Intenta relajar tu cuerpo tanto como sea posible. Lentamente, ruede el cuello de un lado hacia abajo del pecho hacia el otro lado. Repita para varias circulaciones.

Baja de la espalda: Acuéstese boca arriba, doble la rodilla izquierda y tire de ella hacia su cuerpo. Sus hombros y espalda deben permanecer planos en el suelo. Mantenga durante unos 10 a 20 segundos y cambie de lado.

Prevenir la rigidez muscular

Para ayudar a prevenir la rigidez muscular, intente lo siguiente:

  • Practica una buena postura.
  • Asegúrese de que sus muebles en el hogar y en el trabajo brinden comodidad y apoyo.
  • Tómese descansos regulares. Para reducir la rigidez, levántese, camine y estire de vez en cuando para mantener los músculos flojos. Puede que le resulte útil configurar una alarma o notificación de escritorio como recordatorio.
  • Coma una dieta saludable.

Salud y dieta

Hay un par de cosas a tener en cuenta cuando se trata de prevenir la rigidez muscular. Asegúrese de mantenerse hidratado y de obtener los nutrientes adecuados.

Agua

Asegurarse de tener suficiente agua en su cuerpo ayuda a que sus músculos funcionen bien. Muchos expertos recomiendan ocho vasos de agua de 8 onzas u otras bebidas saludables todos los días.

Si está activo y suda, debe tener agua extra. Múltiple estudios Descubrimos que la deshidratación durante el ejercicio aumenta la posibilidad de daño muscular y causa más dolor muscular.

El artículo anterior concluye que los atletas deshidratados han reducido la fuerza muscular y han aumentado la percepción de fatiga.

Calcio y magnesio

El calcio y el magnesio son importantes para la salud muscular.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el cantidad diaria recomendada de calcio es de 1,000 miligramos para adultos jóvenes y 1,200 miligramos para mujeres mayores de 50 años y hombres mayores de 70 años. Las fuentes comunes de calcio incluyen:

  • leche y otros productos lácteos
  • arroz y leche de almendras
  • productos de soya, incluida la leche de soja
  • jugo de naranja fortificado
  • salmón

Si bien es poco frecuente, la deficiencia grave de magnesio causa problemas musculares. los promedio nacional de ingesta de magnesio para los estadounidenses es de 350 miligramos. Se recomienda que los adultos consuman al menos 310 miligramos de magnesio al día.

Las fuentes de magnesio incluyen:

  • frutos secos
  • Pescado
  • aguacates
  • semillas
  • Plátanos
  • hojas verdes oscuras