Revisión de la dieta HMR: ¿Funciona para bajar de peso?

Healthline Diet Score: 2.5 de 5

Constantemente clasificada como una de las mejores dietas de pérdida de peso a corto plazo en el mercado, la Dieta de Recursos de Administración de Salud (HMR) es popular entre las personas que hacen dieta que buscan una forma rápida y conveniente de perder peso extra.

A diferencia de otros planes, no requiere casi ningún esfuerzo y se basa en productos preenvasados ​​para reemplazar los alimentos ricos en calorías.

Sin embargo, se han planteado preocupaciones sobre su eficacia, seguridad y capacidad para promover la pérdida de peso y el mantenimiento a largo plazo.

Este artículo revisa la dieta HMR, su efectividad, posibles beneficios e inconvenientes.

¿Qué es la dieta HMR?

Dieta HMRCompartir en Pinterest

La dieta HMR reemplaza los alimentos regulares en su dieta con entradas, batidos y refrigerios preenvasados ​​para reducir las calorías y apoyar la pérdida de peso.

El plan se divide en dos fases: una fase de pérdida de peso seguida de una fase de mantenimiento de peso.

Durante la primera fase, se recomienda consumir solo productos HMR junto con porciones adicionales de frutas y verduras.

Sigue un "plan 3 + 2 + 5", que consiste en comer al menos tres batidos HMR, dos entradas HMR y cinco porciones de frutas y verduras cada día.

Durante la segunda fase, los alimentos regulares se reintroducen lentamente y se disfrutan junto con dos productos HMR por día.

Ciertos planes también incluyen el apoyo de entrenadores de salud en línea, supervisión médica y reuniones en persona, según su ubicación.

¿Funciona para bajar de peso?

La dieta HMR es muy baja en calorías: cada comida proporciona menos de 300 calorías y sacude entre 100 y 160 calorías cada una.

Si come solo la cantidad recomendada, consumiría aproximadamente 1,000 calorías por día, más unos cientos adicionales de las porciones adicionales de frutas y verduras.

Comer menos calorías de las que gasta es clave para perder peso. Por lo tanto, reducir las calorías siguiendo la dieta HMR podría ser beneficioso si la pérdida de peso es su objetivo principal.

El plan también desafía a las personas que hacen dieta a quemar al menos 2,000 calorías por semana a través de la actividad física, lo que puede aumentar aún más la pérdida de peso.

Además, muchos estudios han demostrado que los reemplazos de comida pueden producir una pérdida de peso significativa (1, 2, 3).

De hecho, un estudio de 40 semanas en 90 personas mostró que los que siguieron un programa de reemplazo de comidas perdieron más peso que los que siguieron una dieta basada en alimentos (4).

La dieta HMR también promueve el consumo de frutas y verduras, que son bajas en calorías pero altas en micronutrientes y fibra para ayudarlo a sentirse satisfecho por más tiempo (5).

Otros beneficios de la dieta HMR

La dieta HMR es fácil de seguir, ya que las comidas preenvasadas se entregan directamente a usted y se requiere muy poca planificación de comidas o cocina.

Esto puede ahorrarle tiempo y energía y elimina la necesidad de rastrear, pesar o medir meticulosamente las calorías, los carbohidratos o el tamaño de las porciones.

Además, debido a que el plan está planificado y dividido en porciones, hace que sea fácil satisfacer sus necesidades nutricionales y llenar los vacíos en su dieta al proporcionar vitaminas y minerales que su cuerpo necesita.

Además, los programas de reemplazo de comidas pueden ofrecer beneficios para la salud que se extienden más allá de la pérdida de peso.

De hecho, los estudios muestran que estos programas pueden mejorar los niveles de azúcar en la sangre, la presión arterial y los niveles de colesterol HDL "bueno" (6, 7).

Posibles desventajas

La dieta HMR es muy restrictiva, y se desaconseja comer alimentos que no sean HMR durante la primera fase del plan hasta que se logre la pérdida de peso deseada.

Por lo tanto, la dieta puede volverse repetitiva con el tiempo y puede causar sentimientos de privación, lo que puede conducir a un mayor riesgo de comer en exceso (8).

La dieta también puede ser difícil de mantener a largo plazo y puede ser costosa, con planes iniciales que comienzan en $ 189 por un suministro de tres semanas, sin incluir alimentos adicionales, como frutas y verduras.

Además, el plan es muy bajo en calorías y es posible que no suministre lo suficiente para algunas personas, especialmente aquellas que son muy activas o tienen un aumento de las necesidades calóricas.

Si bien reducir las calorías es esencial para perder peso, disminuir demasiado la ingesta de calorías puede tener efectos negativos en la salud.

Las dietas muy bajas en calorías pueden no solo reducir su metabolismo sino también aumentar su riesgo de pérdida ósea y problemas de fertilidad e inmunidad (9, 10, 11, 12).

Seguir la dieta HMR durante un período prolongado sin hacer ajustes a su dieta o niveles de actividad puede aumentar su riesgo de estos efectos adversos.

Sin embargo, complementar con refrigerios adicionales o porciones adicionales de frutas y verduras, según sea necesario, es una forma sencilla de aumentar su consumo de calorías y garantizar que satisfaga sus necesidades.

Alimentos para Comer

Durante la primera fase del plan, se recomienda consumir solo productos HMR, que incluyen platos, batidos, sopas y barras preenvasados.

Los únicos alimentos adicionales permitidos durante esta fase son las frutas y verduras.

Se recomienda consumir al menos tres batidos HMR, dos entradas HMR y cinco porciones de verduras y frutas cada día.

Una vez que haya alcanzado su meta de pérdida de peso deseada, puede pasar a la segunda fase, que reintroduce una mayor variedad de alimentos regulares.

Durante esta fase, aún debe comer aproximadamente dos productos HMR preenvasados ​​por día, pero también puede incluir comidas adicionales.

Estos son algunos de los alimentos que se pueden incluir en la dieta:

  • HMR entrantes, batidos y aperitivos
  • Frutas: manzanas, arándanos, duraznos, albaricoques, fresas, plátanos, moras, etc.
  • Verduras: espárragos, brócoli, pimientos, champiñones, coliflor, papas, etc.
  • Carne roja: cortes magros de carne de res, cerdo, cordero, etc. (durante la fase 2)
  • Aves: pollo sin piel, pavo, etc. (durante la fase 2)
  • Pescado: salmón, bacalao, atún, lenguado, abadejo, etc. (durante la fase 2)
  • Granos integrales: avena, quinua, trigo sarraceno, cebada, arroz integral, etc. (durante la fase 2)
  • Legumbres: frijoles, guisantes, lentejas, garbanzos (durante la fase 2)

Comidas que se deben evitar

Aunque los alimentos que no son HMR, además de las frutas y verduras, se pueden agregar lentamente durante la fase de mantenimiento, se recomienda seguir las opciones bajas en calorías y minimizar los alimentos con alto contenido de grasas y calorías.

Estos son algunos de los alimentos que deben evitarse en ambas fases de la dieta:

  • Productos de carne roja: hamburguesas, carne de cerdo, tocino, salchichas, fiambres, etc.
  • Productos lácteos enteros: helado, queso, yogurt congelado, yogurt endulzado, etc.
  • Bebidas: alcohol, zumos de frutas, refrescos, etc.
  • Condimentos: azúcar, queso crema, salsa con alto contenido de grasa, mantequilla, aderezo para ensaladas, mayonesa, mantequilla de maní, etc.
  • Alimentos preparados: alimentos fritos, pizza, papas fritas, pretzels, comida rápida, productos horneados, papas fritas, etc.

Ejemplo de plan de comidas

Aquí hay un plan de comidas de una semana que destaca algunas de las opciones para la primera fase de la dieta HMR:

Lunes

  • Desayuno: cereal caliente multigrano HMR con 1 taza (150 gramos) de fresas
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 500
  • Almuerzo: estofado de verduras HMR con 1 taza (140 gramos) de calabaza moscada
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 120 y 1 taza (aproximadamente 170 gramos) de fruta mixta
  • Cena: HMR Pasta Fagioli con 2 tazas (240 gramos) de zanahorias
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 800

Martes

  • Desayuno: Batido de chocolate HMR 800 con 1 taza (150 gramos) de plátanos
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 500 con 1 taza (240 gramos) de ensalada de frutas
  • Almuerzo: Lasaña HMR con 1 taza (80 gramos) de berenjena
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 120
  • Cena: Enchiladas de pollo HMR con 2 tazas (140 gramos) de ensalada de repollo

Miércoles

  • Desayuno: Batido de vainilla HMR 120 con 1 taza (120 gramos) de frambuesas
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 800 con 1 taza (150 gramos) de fresas
  • Almuerzo: Risotto de champiñones HMR con 1 taza (90 gramos) de brócoli
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 120
  • Cena: pollo salado HMR con 2 tazas (300 gramos) de verduras mixtas

Jueves

  • Desayuno: cereal caliente multigrano HMR con 1 taza (150 gramos) de arándanos
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 120 con una manzana
  • Almuerzo: HMR Turkey Chili con 2 tazas (300 gramos) de tomates
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 500
  • Cena: Pasta HMR Penne con albóndigas y 1 taza (110 gramos) de calabaza de verano
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 800

Viernes

  • Desayuno: Batido de chocolate HMR 500 con 1 taza (145 gramos) de moras
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 800
  • Almuerzo: HMR Rotini Chicken Alfredo con 2 tazas (270 gramos) de espárragos
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 500 con una banana
  • Cena: HMR Beef Stroganoff con 1 taza (145 gramos) de guisantes

Sábado

  • Desayuno: Cereal caliente multigrano con 1 taza (150 gramos) de duraznos
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 120
  • Almuerzo: estofado de lentejas HMR con 1 taza (100 gramos) de coliflor
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 500 con 1 taza (150 gramos) de fresas
  • Cena: HMR Chicken Pasta Parmesan con 2 tazas (140 gramos) de champiñones
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 120

Domingo

  • Desayuno: Batido de vainilla HMR 120 con 1 taza (155 gramos) de albaricoques
  • Merienda: Batido de vainilla HMR 800
  • Almuerzo: Queso HMR y ravioles de albahaca con 2 tazas (60 gramos) de espinacas
  • Merienda: Batido de chocolate HMR 500
  • Cena: pollo a la parrilla HMR con 1 taza (110 gramos) de judías verdes

El Punto Es…

La dieta HMR se enfoca en productos HMR, frutas y verduras y solo reintroduce alimentos más regulares durante su segunda fase.

La restricción calórica, el ejercicio regular y el aumento de la ingesta de frutas y verduras pueden ayudar a perder peso a corto plazo.

Aún así, la dieta es muy restrictiva, costosa y puede no ser adecuada a largo plazo.