Reducción del estrés con espondilitis anquilosante

Compartir en Pinterest

El estrés puede ser un desencadenante de los brotes de espondilitis anquilosante (AS). Además, la condición en sí misma puede provocar estrés. Para controlar su AS y reducir los síntomas, vale la pena probar algunas técnicas de manejo del estrés.

Hay muchas formas de desestresarse, incluido el tratamiento adecuado de su AS, practicar técnicas de relajación, hablar con alguien y encontrar alegría en sus pasatiempos favoritos.

Puede experimentar estrés por múltiples razones si tiene AS. Es importante saber cómo manejarlo para reducir los brotes y los síntomas.

El estrés puede provocar brotes de AS al crear tensión en su cuerpo y desencadenar una respuesta de su sistema inmunológico. En un estudio anterior Desde 2002, las personas con AS dijeron que el estrés y "exagerar" fueron los desencadenantes más comunes de los síntomas.

Además, el propio AS puede hacerte sentir estresado, creando un círculo vicioso. Los síntomas como el dolor y la fatiga pueden causar situaciones estresantes, que pueden empeorar sus síntomas.

La reducción proactiva del estrés puede ayudar a calmar su mente y reducir o prevenir los síntomas de AS. Pruebe algunos de estos métodos para eliminar el estrés con AS.

1. Cumpla con su plan de tratamiento

Un factor crítico para controlar su AS es atenerse a las recomendaciones de tratamiento de su médico. Esto puede ayudar a reducir los brotes y aliviar el estrés causado por sus síntomas.

Su plan de tratamiento puede incluir:

  • consultar con su médico regularmente
  • ver a un fisioterapeuta o un profesional médico similar
  • mantenerse activo y seguir una dieta saludable
  • Tomar medicamentos según las indicaciones, especialmente durante los brotes.
  • descansando cuando sea necesario
  • evitando fumar

2. Vea a un profesional de salud mental

Vivir con AS puede causar altibajos emocionales. Considere consultar a un terapeuta u otro profesional de la salud mental para controlar su estrés, especialmente si experimenta síntomas de ansiedad o depresión.

La terapia cognitiva conductual puede ser útil para controlar las emociones que surgen con los síntomas de AS que van y vienen.

3. Manténgase activo con ejercicio de bajo impacto

Es importante mantener tu fuerza cuando tienes AS. Hacer ejercicios de bajo impacto como nadar, caminar o andar en bicicleta puede ayudarlo a mantenerse fuerte.

El ejercicio también puede reducir sus niveles de estrés y ayudarlo a dormir más profundamente. Esto puede contribuir a una perspectiva más tranquila.

4. Pruebe ejercicios de respiración.

Los ejercicios de respiración pueden ser una forma efectiva de controlar el estrés sin importar dónde se encuentre.

Una forma sencilla de practicar ejercicios de respiración es respirar profundamente muy lentamente. Concéntrese en su respiración e intente despejar su mente de otros pensamientos mientras inhala y exhala durante varios minutos.

También puede practicar ejercicios de respiración más intencionalmente en un espacio tranquilo. Siéntese en el suelo en una posición cómoda y alinee los hombros con las caderas.

Mientras alarga su columna vertebral, puede aflojar otras partes de su cuerpo como su cara. Cierra los ojos, coloca una mano sobre tu estómago e inhala y exhala lentamente, sintiendo que tu cuerpo sube y baja con cada respiración.

5. Prueba la atención plena

La atención plena es un tipo de meditación que se enfoca en concentrarse en el presente y dejar que sus preocupaciones se desvanezcan. Estudios de investigación descubrimos que esta práctica puede ayudar a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión.

La atención plena y otras formas de meditación pueden tomar tiempo para aprender, así que trata de no frustrarte si te esfuerzas por liberar el estrés cuando comienzas esta práctica. Será más fácil con el tiempo. Puede comenzar a practicar la atención plena solo en casa o buscar capacitación de un profesional.

6. Practica tai chi y yoga

Es posible que practicar el tai chi o el yoga te relaje y desarrolle fuerza y ​​flexibilidad. Ambos pueden ayudar a su concentración a través de movimientos que se alinean con su respiración. Hable con su médico antes de comenzar el tai chi o el yoga para asegurarse de que las prácticas sean saludables para usted.

Muévase lentamente cuando comience estas prácticas para evitar desencadenar síntomas de AS o causar lesiones. Con el tiempo, su cuerpo desarrollará más resistencia para que pueda agregar más movimientos a su rutina.

Tanto el yoga como el tai chi se pueden hacer en una clase grupal o en casa. Considere comenzar estas prácticas con un instructor profesional para enseñarle la técnica adecuada. Es posible que desee hacerles saber que tiene AS para que puedan aconsejarle que pruebe poses alternativas para evitar lesiones.

7. Recibe un masaje

Recibir un masaje puede ayudar a reducir el estrés y proporcionar otros beneficios para la salud si tiene AS. Un estudio descubrió que el masaje tiene otros beneficios clínicos para las personas con EA más allá de la reducción del estrés, como el alivio del dolor en la parte baja de la espalda.

Discuta esta técnica de manejo del estrés con su médico antes de recibir un masaje para asegurarse de que sea un buen candidato para este tipo de terapia. Comuníquese con su terapeuta de masaje sobre tener AS para asegurarse de que el masaje se dirija a las áreas apropiadas de su cuerpo y se realice con un nivel seguro de presión. Evite recibir un masaje si le causan dolor o molestias.

8. Participe en pasatiempos

Intente distraerse de la causa de su estrés participando en sus pasatiempos favoritos. Leer un buen libro, ver una película o un programa de televisión, probar una artesanía o participar en un deporte de bajo impacto puede ayudar a aliviar su mente.

9. Hable con amigos o familiares.

Llamar o reunirse con un amigo o ser querido para hablar sobre su vida cotidiana y sus tensiones actuales puede ayudarlo a calmarse. Expresar tus sentimientos te ayudará a sentirte menos embotellado.

Su amigo también puede ofrecerle algunos consejos útiles para manejar una situación estresante o sobrellevar el estrés causado por los síntomas de EA. Si no siente que tiene alguien con quien hablar, considere unirse a un grupo de apoyo para chatear con otras personas que viven con AS.

10. Mantén un diario

Anotar sus factores desencadenantes y las formas en que pudo reducir su estrés en el pasado puede ayudarlo a manejarlo en el futuro. Mantenga un diario que anote sus emociones pasadas y los síntomas de AS y cómo los manejó. Hacerlo puede ayudarlo a concentrar su energía cuando encuentre otro momento estresante o brote.

La comida para llevar

Hay muchas maneras de mantener bajos sus niveles de estrés si tiene AS. Pruebe una combinación de estas técnicas para relajarse y controlar sus síntomas. Si no puede controlar sus niveles de estrés, hable con su médico para que pueda diseñar un plan que funcione para usted.