Recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia)

¿Qué es un recuento bajo de plaquetas?

La sangre está compuesta de varios tipos de células. Estas células flotan en un líquido llamado plasma. Los tipos de células sanguíneas son:

  • las células rojas de la sangre
  • Las células blancas de la sangre
  • plaquetas o trombocitos

Cuando su piel está lesionada o rota, las plaquetas se agrupan y forman coágulos para detener el sangrado. Cuando no tiene suficientes plaquetas en la sangre, su cuerpo no puede formar coágulos.

Un recuento bajo de plaquetas también se puede llamar trombocitopenia. Esta condición puede variar de leve a severa, dependiendo de su causa subyacente.

Para algunos, los síntomas pueden incluir sangrado severo y posiblemente son fatales si no se tratan. Otras personas pueden no experimentar ningún síntoma.

Por lo general, un recuento bajo de plaquetas es el resultado de una afección médica, como leucemia o ciertos medicamentos. El tratamiento generalmente aborda la afección que causa la trombocitopenia.

¿Cuáles son los síntomas de un recuento bajo de plaquetas?

Si experimenta síntomas o no depende de su recuento de plaquetas.

Los casos leves, como cuando el embarazo causa un recuento bajo de plaquetas, generalmente no causa ningún síntoma. Los casos más graves pueden causar sangrado incontrolable, que requiere atención médica inmediata.

Si tiene un recuento bajo de plaquetas, puede experimentar:

  • moretones rojos, morados o marrones, que se llaman púrpura
  • erupción con pequeños puntos rojos o morados llamados petequias
  • hemorragias nasales
  • sangrado de las encías
  • sangrado de heridas que dura un período prolongado o no se detiene por sí solo
  • sangrado menstrual abundante
  • sangrado del recto
  • sangre en las heces
  • sangre en tu orina

En casos más graves, puede sangrar internamente. Los síntomas de hemorragia interna incluyen:

  • sangre en la orina
  • sangre en las heces
  • vómito con sangre o muy oscuro

Hable con su médico de inmediato si experimenta signos de hemorragia interna.

En raras ocasiones, esta afección puede provocar sangrado en su cerebro. Si tiene un recuento bajo de plaquetas y experimenta dolores de cabeza o cualquier problema neurológico, informe a su médico de inmediato.

¿Cuáles son las causas de un recuento bajo de plaquetas?

Las posibles causas de un recuento bajo de plaquetas incluyen:

Problemas de médula ósea

Su médula ósea es el tejido esponjoso dentro del hueso. Es donde se producen todos los componentes de la sangre, incluidas las plaquetas. Si su médula ósea no produce suficientes plaquetas, tendrá un recuento bajo de plaquetas. Las causas de la baja producción de plaquetas incluyen:

  • anemia aplásica
  • deficiencia de vitamina B-12
  • deficiencia de folato
  • deficiencia de hierro
  • infecciones virales, como VIH, Epstein-Barr y varicela
  • exposición a quimioterapia, radiación o químicos tóxicos
  • consumir demasiado alcohol
  • cirrosis
  • leucemia
  • mielodisplasia

Destrucción de plaquetas

Cada plaqueta vive unos 10 días en un cuerpo sano. Un recuento bajo de plaquetas también puede ser el resultado de la destrucción del cuerpo y de las plaquetas. Esto puede deberse a los efectos secundarios de ciertos medicamentos, incluidos los diuréticos y los anticonvulsivos. También puede ser un síntoma de:

  • hiperesplenismo o un bazo agrandado
  • un trastorno autoinmune
  • saludable
  • una infección bacteriana en la sangre
  • Púrpura trombocitopénica idiopática
  • púrpura trombocitopénica trombótica
  • síndrome urémico hemolítico
  • coagulación intravascular diseminada

¿Cómo se diagnostica un recuento bajo de plaquetas?

Si su médico sospecha un recuento bajo de plaquetas, primero realizará un examen físico. Durante el examen, su médico revisará su cuerpo en busca de hematomas inusuales o evidencia de petequias, que es un signo de sangrado capilar que a menudo acompaña a un recuento bajo de plaquetas.

Su médico también puede sentir su abdomen para verificar si hay un bazo agrandado, lo que puede causar un recuento bajo de plaquetas. También se le puede preguntar si tiene antecedentes familiares de trastornos hemorrágicos, ya que estos tipos de trastornos pueden presentarse en familias.

Los análisis de sangre.

Para diagnosticar esta afección, su médico debe realizar un análisis de recuento sanguíneo completo. Esta prueba analiza la cantidad de células sanguíneas en su sangre. Le informará a su médico si su recuento de plaquetas es más bajo de lo que debería ser. Un recuento típico de plaquetas variará entre 150,000 y 450,000 plaquetas por ml de sangre.

Es posible que su médico también desee que le hagan análisis de sangre para detectar anticuerpos plaquetarios. Estas son proteínas que destruyen las plaquetas. Los anticuerpos plaquetarios pueden producirse como un efecto secundario de ciertos medicamentos, como la heparina, o por razones desconocidas.

Su médico también puede ordenar pruebas de coagulación de la sangre, que incluyen el tiempo parcial de tromboplastina y el tiempo de protrombina. Estas pruebas simplemente requieren una muestra de su sangre. Se agregarán ciertas sustancias químicas a la muestra para determinar cuánto tiempo tarda la sangre en coagularse.

Ultrasonido

Si su médico sospecha que su bazo está agrandado, puede ordenar un ultrasonido. Esta prueba usará ondas de sonido para hacer una imagen de su bazo. Puede ayudar a su médico a determinar si su bazo es del tamaño adecuado.

Aspiración de médula ósea y biopsia

Si su médico sospecha que hay un problema en su médula ósea, puede ordenar una aspiración de médula ósea. Durante una aspiración, su médico usará una aguja para extraer una pequeña cantidad de médula ósea de uno de sus huesos.

También se puede ordenar una biopsia de médula ósea. Su médico usará una aguja para tomar una muestra de su médula ósea, generalmente del hueso de la cadera. Se puede realizar al mismo tiempo que una aspiración de médula ósea.

¿Cuál es el tratamiento para un recuento bajo de plaquetas?

El tratamiento para un recuento bajo de plaquetas depende de la causa y la gravedad de su afección. Si su condición es leve, es posible que su médico desee suspender el tratamiento y simplemente vigilarlo.

Su médico puede recomendarle que tome medidas para evitar que su afección empeore. Esto podría incluir:

  • evitando los deportes de contacto
  • Evitar actividades con alto riesgo de sangrado o hematomas.
  • limitar el consumo de alcohol
  • suspender o cambiar medicamentos que afectan las plaquetas, incluidas la aspirina y el ibuprofeno

Si su recuento bajo de plaquetas es más grave, es posible que necesite tratamiento médico. Esto puede incluir:

  • transfusiones de sangre o plaquetas
  • cambio de medicamentos que están causando un recuento bajo de plaquetas
  • esteroides
  • inmunoglobulina
  • corticosteroides para bloquear los anticuerpos plaquetarios
  • medicamentos que inhiben su sistema inmunitario
  • cirugía de extracción de bazo

¿Cuál es el pronóstico para las personas con bajo recuento de plaquetas?

No todas las personas con un recuento bajo de plaquetas necesitan tratamiento. Algunas condiciones que causan un recuento bajo de plaquetas eventualmente desaparecerán. El recuento de plaquetas volverá a niveles saludables en esos casos.

Sin embargo, las personas con casos graves pueden necesitar tratamiento. A veces, un recuento bajo de plaquetas se puede solucionar tratando la causa subyacente. Su médico trabajará con usted para elaborar un plan de tratamiento que lo ayude a controlar sus síntomas.