Quiste versus absceso: conociendo la diferencia

Resumen

Un quiste es un saco o cavidad que puede formarse en cualquier lugar dentro de su cuerpo o en la superficie de su piel. Se puede llenar con líquido o pus, y puede sentirse como un bulto duro. Las células que forman la capa externa del saco son anormales, son diferentes de las demás que las rodean.

Hay muchos tipos diferentes de quistes. Aunque los quistes pueden aparecer en relación con el cáncer, la mayoría de los quistes No son cancerosos. Un quiste es distinto de un tumor debido a su saco cerrado.

Un absceso es una infección llena de pus en el tejido corporal. Por lo general, es causada por bacterias, pero también puede ser el resultado de virus, parásitos u objetos tragados. El pus se forma a medida que su sistema inmunitario se moviliza para combatir la infección.

Un absceso puede aparecer en su piel, donde es fácil de ver. O puede formarse dentro de su cuerpo, donde es más difícil de diagnosticar. Un pequeño absceso en la piel también se puede llamar ebullición o forúnculo.

Diferencia entre quiste y absceso

Mientras que un quiste es un saco encerrado por distintas células anormales, un absceso es una infección llena de pus en su cuerpo causada, por ejemplo, por bacterias u hongos.

La principal diferencia en los síntomas es:

  • un quiste crece lentamente y no suele ser doloroso, a menos que se agrande
  • un absceso es doloroso, irritado, a menudo rojo e hinchado, y la infección puede causar síntomas en otras partes del cuerpo

Tanto los abscesos como los quistes pueden formarse en muchos lugares diferentes de su cuerpo. Cuando un quiste ya formado se infecta, se convierte en un absceso. Pero un absceso no tiene que comenzar como un quiste. Se puede formar por sí solo.

Aquí hay algunos ejemplos específicos que ayudan a mostrar la diferencia entre un quiste y un absceso.

Quiste o absceso de Bartholin

Las glándulas de Bartholin son dos estructuras del tamaño de un guisante, una ubicada a cada lado de la abertura vaginal. Normalmente no son visibles. Secretan el líquido que lubrica la vagina.

En aproximadamente 2% de las mujeres, las glándulas de Bartholin pueden bloquearse debido a una lesión o irritación. Esto puede hacer que el líquido que secretan se acumule, agrandando la glándula. Cuando esto sucede, se llama quiste del conducto de Bartholin, quiste de Bartholin o bartholinitis.

A menudo, el quiste de Bartholin es pequeño y no muestra síntomas. Puede crecer y causar molestias al caminar, sentarse o tener relaciones sexuales.

El absceso de la glándula de Bartholin es una infección de la glándula o conducto que sale de ella. El absceso puede formarse sin que haya un quiste presente. O puede ser el resultado de la infección de un quiste del conducto de Bartholin.

Los abscesos de Bartholin son casi tres veces más común que los quistes de Bartholin.

Las bacterias más comunes que causan abscesos en la glándula de Bartholin son estas especies anaeróbicas:

  • Bacterioides fragilis
  • Clostridium perfringens
  • Especies de Peptostreptococcus
  • Especies de Fusobacterium

Las bacterias de transmisión sexual, como Neisseria gonorrhoeae (que produce gonorrea) y Chlamydia trachomatis (responsable de la infección por clamidia), también pueden ser la causa del absceso de la glándula de Bartholin.

Quiste dental versus absceso

Un quiste dental es un pequeño saco cerrado que crece alrededor de su diente. Los quistes dentales generalmente se forman en las raíces de los dientes muertos o alrededor de las coronas o raíces de los dientes que no han atravesado las encías. Si se infecta, un quiste dental se convierte en un absceso.

Los quistes dentales pueden permanecer pequeños y sin síntomas. Si crecen, pueden causar dolor al presionar contra un diente o una encía.

Un absceso dental es una infección aguda que se hinchará y causará mucho dolor. A veces, las bacterias que causan la infección producen un mal sabor de boca.

Tipos comunes de quiste y absceso

Algunos de los tipos comunes de quiste y absceso incluyen:

  • absceso abdominal
  • absceso hepático amebiano
  • absceso anorrectal
  • Quiste o absceso de Bartholin
  • absceso cerebral
  • quiste dental o absceso
  • absceso pancreático
  • absceso perirrenal (riñón)
  • absceso periamigdalino
  • resección de quiste pilonidal
  • absceso hepático piógeno
  • absceso retrofaríngeo
  • quiste sebáceo o epidermoide (piel)
  • absceso cutáneo
  • absceso de la médula espinal
  • absceso subareolar (pezón)

¿Cómo son tratados?

El tratamiento de quistes y abscesos varía según su ubicación en el cuerpo. Algunos quistes pueden no requerir tratamiento alguno. Otros que causan dolor o molestias pueden necesitar ser eliminados.

Los abscesos suelen ser infecciones dolorosas que deben tratarse para evitar la propagación de la infección a otras partes del cuerpo y reducir el dolor.

Es posible que no sea posible sentir o ver quistes y abscesos en los órganos internos. Requieren pruebas y diagnósticos cuidadosos. Los análisis de sangre pueden ayudar a identificar la infección. Las técnicas de imagen que incluyen rayos X, tomografía computarizada y resonancia magnética pueden ayudar a los médicos a encontrar la ubicación del quiste o absceso.

Echemos un vistazo al tratamiento de los dos ejemplos que ya hemos considerado:

Quiste o absceso de Bartholin

Un quiste del conducto de Bartholin puede no mostrar síntomas y no requiere tratamiento. Si el quiste ha crecido lo suficiente como para causar molestias, puede requerir drenaje.

Un absceso está infectado y debe drenarse. Si la piel circundante se ha hinchado, enrojecido y sensible, es un signo de propagación de la infección (celulitis). La celulitis se trata con un antibiótico de amplio espectro, como:

  • cefazolina
  • cefuroxima
  • ceftriaxona
  • Nafcillin
  • oxacilina

Un instrumento especializado llamado catéter Word es la forma más segura de drenar un quiste o absceso del conducto de Bartholin. Para hacer esto, su médico hace una pequeña incisión al lado de la glándula e inserta el catéter Word en el quiste o absceso.

El catéter tiene un globo pequeño en el extremo que lo mantiene dentro de la glándula. Un pequeño tubo que sale del globo permite que el pus o el líquido drene de la glándula de Bartholin.

Tendrá un anestésico local para el procedimiento.

Quiste o absceso dental

Un quiste dental puede no mostrar síntomas, pero un absceso es muy doloroso y requiere atención inmediata de un dentista.

Si el quiste está al final de una raíz muerta, un tratamiento de conducto podría permitir que el quiste se repare solo. Un pequeño quiste que está causando problemas a veces se puede extirpar junto con el diente afectado.

Un absceso dental a menudo ocurre junto con la caries dental. Puede ser causado por un diente roto o astillado. Las roturas en el esmalte del diente permiten que las bacterias entren e infecten el tejido vivo en el centro del diente conocido como pulpa.

Los antibióticos para el absceso dental incluyen:

  • amoxicilina
  • clindamicina
  • metronidazol

Cuándo ver a un doctor

Un bulto o inflamación en cualquier parte de su cuerpo debe ser revisado por un médico o dentista.

Si también hay enrojecimiento y dolor, es una señal de que puede haber infección. Debería ver a un médico o dentista pronto.

Outlook

Algunos quistes son pequeños y no muestran síntomas. Puede que ni siquiera seas consciente de ellos. Pero los quistes que crecen pueden producir problemas y, a veces, provocar infecciones o abscesos.

Un absceso es una infección aguda y requiere atención médica inmediata.