¿Puedes comer aloe vera?

El aloe vera a menudo se llama la "planta de la inmortalidad" porque puede vivir y florecer sin tierra.

Es miembro de la familia Liliaceae, junto con más de 400 otras especies de aloe.

El aloe vera se ha utilizado en la medicina tradicional durante miles de años, y los estudios también lo han relacionado con varios beneficios para la salud. Por ejemplo, la planta se usa para tratar quemaduras solares, combatir la placa dental y disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

Además, el aloe vera es rico en nutrientes con más de 75 compuestos potencialmente activos, que incluyen vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos, ácidos grasos y polisacáridos (1).

Sin embargo, puede preguntarse si la planta es segura para el consumo.

Este artículo te dice si puedes comer aloe vera y si deberías hacerlo.

¿Se puede comer aloe veraCompartir en Pinterest

Las hojas de aloe vera son generalmente seguras para comer

Las hojas de aloe vera se componen de tres partes: la piel, el gel y el látex. Son más conocidos por su gel, que es responsable de la mayoría de sus beneficios para la salud (1).

Si bien la mayoría de las personas se aplican el gel en la piel, también es seguro comerlas cuando se preparan correctamente.

El gel de aloe vera tiene un sabor limpio y refrescante y se puede agregar a una variedad de recetas, incluidos batidos y salsas.

Para preparar el gel, corta los bordes puntiagudos en la parte superior y junto a la hoja de aloe vera. Luego, corte la piel en el lado plano, retire el gel transparente y córtelo en cubos pequeños.

Asegúrese de lavar bien los cubos de gel para eliminar todo rastro de suciedad, residuos y residuos. Los residuos de látex pueden dar al gel un sabor amargo desagradable.

El látex es una capa delgada de líquido amarillo entre la piel y el gel de la hoja. Contiene compuestos con potentes propiedades laxantes, como la aloína (2).

Comer demasiado látex puede tener efectos secundarios graves y potencialmente fatales (3).

En contraste, la piel de aloe vera es generalmente segura para comer. Tiene un sabor suave y una textura crujiente, perfecta para agregar variedad a sus ensaladas de verano. Alternativamente, la piel se puede disfrutar sumergiéndola en salsa o hummus.

Para preparar la piel, corte los bordes puntiagudos en la parte superior y junto a la planta y corte la piel en el lado plano. Asegúrese de lavar bien la piel para eliminar la suciedad, los desechos y el látex.

Puede remojarlo en agua durante 10-20 minutos antes de comerlo si le resulta demasiado difícil de masticar.

Es muy importante elegir hojas de la planta de aloe vera y no de otras especies de aloe, ya que pueden ser venenosas y, por lo tanto, no aptas para el consumo humano.

Evite comer geles de aloe vera para el cuidado de la piel

Los geles y productos para el cuidado de la piel con aloe vera no deben consumirse.

En cambio, están fabricados para ayudar a calmar las quemaduras solares, reducir la inflamación, hidratar, aliviar la picazón y tratar una variedad de otros problemas de la piel.

Muchos geles comerciales de aloe vera contienen conservantes para prolongar su vida útil, así como otros ingredientes para mejorar el olor, la textura y el color. Muchos de estos ingredientes no deben ser ingeridos (4).

Además, los métodos de procesamiento pueden eliminar los ingredientes activos del gel de aloe vera, que de otro modo son responsables de los beneficios para la salud que se obtienen al comer el gel (4).

Beneficios potenciales de comer aloe vera

El consumo de gel de aloe vera de la hoja se ha relacionado con posibles beneficios para la salud. Otras partes de la planta también se han relacionado con los beneficios.

Estos son algunos beneficios potenciales de comer aloe vera:

  • Puede reducir los niveles de azúcar en la sangre: en estudios en humanos y animales, el gel de aloe vera ayudó a reducir los niveles de azúcar en la sangre al aumentar la sensibilidad a la insulina (5, 6, 7).
  • Puede suprimir las señales inflamatorias: en estudios en animales y en probetas, el extracto de aloe vera suprimió las señales inflamatorias como TNFα, IL-1 e IL-6 (8, 9).
  • Reduzca la placa dental: si se usa como enjuague bucal, el jugo de aloe vera puede ser tan efectivo como un enjuague bucal regular para reducir la acumulación de placa dental (10, 11).
  • Puede aumentar la memoria: en un estudio en animales, el consumo de gel de aloe vera ayudó a mejorar el aprendizaje y la memoria al tiempo que redujo los síntomas de depresión (12).
  • Rico en antioxidantes: comer regularmente gel de aloe vera puede aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre. Los antioxidantes ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres, que son compuestos relacionados con muchas enfermedades crónicas (13).

Posibles peligros de comer aloe vera

Comer látex de aloe vera, una sustancia amarilla que se encuentra dentro de la hoja, tiene riesgos potenciales.

En pequeñas dosis, comer látex puede ayudar a tratar el estreñimiento al promover las contracciones. Sin embargo, en 2002, la FDA de EE. UU. Prohibió la venta de productos de venta libre que contienen látex de aloe vera debido a problemas de seguridad (14).

El consumo a largo plazo de látex de aloe vera se ha relacionado con efectos secundarios, incluidos calambres estomacales, problemas renales, latidos cardíacos irregulares y debilidad muscular (3).

En dosis altas por encima de 1 gramo por día, el uso prolongado puede incluso ser fatal (3).

Las mujeres embarazadas deben evitar comer látex, ya que puede estimular las contracciones uterinas, lo que podría provocar un aborto espontáneo (15).

Además, las personas con trastornos digestivos, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) o la enfermedad de Crohn, deben evitar consumir látex de aloe vera, ya que puede empeorar sus condiciones (15).

Además del látex, no se recomienda consumir gel de aloe vera para las personas que toman medicamentos para la diabetes, el corazón o los riñones, ya que puede empeorar los posibles efectos secundarios de los medicamentos (1).

Evite comer geles de aloe vera para el cuidado de la piel, ya que no ofrecen los mismos beneficios que el gel dentro de la hoja. Los geles para el cuidado de la piel también pueden contener ingredientes que no se deben comer.

El Punto Es…

Se puede comer gel y piel de aloe vera. El gel, en particular, puede ofrecer varios beneficios para la salud.

Asegúrese de lavar bien el gel o la piel para eliminar todo rastro de látex, que tiene un sabor amargo desagradable y puede causar efectos secundarios dañinos.

Nunca coma productos de aloe vera para el cuidado de la piel. No ofrecen los mismos beneficios que la hoja y no están destinados a ser ingeridos.