Prevención del resfriado y la gripe: los secretos para nunca enfermarse

Resumen

La mayoría de los secretos para la buena salud no son secretos, sino sentido común. Por ejemplo, debe evitar el contacto con bacterias y virus en la escuela y el trabajo. Pero una gran cantidad de otras soluciones para sentirse bien pueden ayudarlo a vivir de manera más saludable, evitando el goteo nasal o el dolor de garganta. Aquí hay 12 consejos para prevenir los resfriados y la gripe.

1. Come vegetales verdes

Las verduras de hoja verde son ricas en vitaminas que lo ayudan a mantener una dieta equilibrada y respaldan un sistema inmunológico saludable. De acuerdo a un estudio de ratones, comer vegetales crucíferos envía una señal química al cuerpo que aumenta las proteínas específicas de la superficie celular necesarias para la función eficiente del sistema inmunitario. En este estudio, los ratones sanos privados de vegetales verdes perdieron del 70 al 80 por ciento de las proteínas de la superficie celular.

2. Obtenga vitamina D

Informes indican que muchos estadounidenses no cumplen con sus requerimientos diarios de vitamina D. Las deficiencias en vitamina D pueden provocar síntomas como un crecimiento óseo deficiente, problemas cardiovasculares y un sistema inmunitario débil.

Resultados de un 2012 estudio en la revista Pediatrics, se sugiere que todos los niños deben ser controlados por niveles adecuados de vitamina D. Esto es especialmente importante para las personas con piel oscura, ya que no obtienen vitamina D tan fácilmente de la exposición a la luz solar.

Los alimentos que son buenas fuentes de vitamina D incluyen yemas de huevo, champiñones, salmón, atún enlatado e hígado de res. También puede comprar suplementos de vitamina D en su supermercado o farmacia local. Elija suplementos que contengan D3 (colecalciferol), ya que es mejor para aumentar sus niveles de vitamina D en la sangre.

Compre vitamina D.

3 Sigue moviendote

Mantenerse activo siguiendo una rutina de ejercicio regular, como caminar tres veces por semana, hace más que mantenerse en forma y en forma. De acuerdo a un estudio publicado en la revista Neurologic Clinicians, el ejercicio regular también:

  • mantiene a raya la inflamación y las enfermedades crónicas
  • Reduce el estrés y la liberación de hormonas relacionadas con el estrés.
  • acelera la circulación de glóbulos blancos (WBC) que combaten enfermedades, lo que ayuda al cuerpo a combatir el resfriado común

4. Duerme lo suficiente

Dormir adecuadamente es extremadamente importante si has estado expuesto a un virus, según un estudio publicado en Archives of Internal Medicine. Los participantes adultos sanos que dormían un mínimo de ocho horas cada noche durante un período de dos semanas mostraron una mayor resistencia al virus. Aquellos que dormían siete horas o menos cada noche tenían aproximadamente un tres por ciento más de probabilidades de desarrollar el virus después de la exposición.

Una razón puede ser que el cuerpo libera citocinas durante períodos prolongados de sueño. Las citocinas son un tipo de proteína. Ayudan al cuerpo a combatir las infecciones al regular el sistema inmunitario.

5. Sáltate el alcohol

Una nueva investigación muestra que beber alcohol puede dañar las células dendríticas del cuerpo, un componente vital del sistema inmunitario. Un aumento en el consumo de alcohol con el tiempo puede aumentar la exposición de una persona a infecciones bacterianas y virales.

A estudio en la revista Clinical and Vaccine Immunology compararon las células dendríticas y las respuestas del sistema inmune en ratones alimentados con alcohol con ratones a los que no se les había suministrado alcohol. El alcohol suprimió la inmunidad en ratones en diversos grados. Los médicos dicen que el estudio ayuda a explicar por qué las vacunas son menos efectivas para las personas con adicción al alcohol.

6. Cálmese

Durante años, los médicos sospecharon que había una conexión entre el estrés mental crónico y la enfermedad física. Encontrar una forma efectiva de regular el estrés personal puede ser de gran ayuda para mejorar la salud general, según un 2012 estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias. Intenta practicar yoga o meditación para aliviar el estrés.

El cortisol ayuda al cuerpo a combatir la inflamación y las enfermedades. La liberación constante de la hormona en personas con estrés crónico disminuye su efectividad general. Esto puede provocar un aumento de la inflamación y la enfermedad, así como un sistema inmunitario menos efectivo.

7. Bebe té verde

Durante siglos, el té verde se ha asociado con una buena salud. Los beneficios para la salud del té verde pueden deberse a su alto nivel de antioxidantes, llamados flavonoides.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition, varias tazas recién hechas al día pueden conducir a beneficios potenciales para la salud. Estos incluyen una presión arterial más baja y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Compra té verde.

8. Agregue color a las comidas

¿Tiene problemas para recordar comer frutas y verduras en cada comida? Cocinar con todos los colores del arcoíris te ayudará a obtener una amplia gama de vitaminas como la vitamina C.

Compre vitamina C.

Si bien no hay evidencia de que la vitamina C pueda reducir la gravedad o la duración de la enfermedad, un 2006 estudio del European Journal of Clinical Nutrition muestra que puede ayudar al sistema inmunitario a prevenir resfriados y gripes, especialmente en aquellos que están estresados.

9. Sé social

Los médicos han visto durante mucho tiempo una conexión entre la enfermedad crónica y la soledad, especialmente en personas que se recuperan de una cirugía cardíaca. Algunas autoridades sanitarias incluso consideran que el aislamiento social es un factor de riesgo para enfermedades crónicas.

Investigaciones publicado por la Asociación Americana de Psicología sugiere que el aislamiento social puede aumentar el estrés, lo que ralentiza la respuesta inmune del cuerpo y la capacidad de sanar rápidamente. En el estudio, las ratas macho eran ligeramente más susceptibles al daño del aislamiento social que las hembras.

10. Vacúnese contra la gripe.

La Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomienda que todas las personas mayores de seis meses reciban una vacuna anual contra la gripe. Sin embargo, se deben hacer excepciones para ciertas personas, incluidas aquellas que tienen reacciones alérgicas graves a los huevos de gallina. Una alergia severa conduce a síntomas como urticaria o anafilaxia.

Las personas que hayan tenido reacciones graves a las vacunas contra la influenza en el pasado también deben evitar las vacunas anuales. En casos raros, la vacuna puede conducir al desarrollo de El síndrome de Guillain-Barré.

11 Practica buena higiene

Limitar su exposición a enfermedades evitando gérmenes es clave para mantenerse saludable. Aquí hay otras formas de practicar una buena higiene:

  • Dúchate a diario.
  • Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos.
  • Lávese las manos antes de insertar lentes de contacto o realizar cualquier otra actividad que lo ponga en contacto con los ojos o la boca.
  • Lávese las manos durante 20 segundos y frótese debajo de las uñas.
  • Cubra su boca y nariz con un pañuelo cuando tosa o estornude.
  • Lleve un limpiador de manos a base de alcohol para usar sobre la marcha. Desinfecte las superficies compartidas, como teclados, teléfonos, perillas de las puertas y controles remotos.

12. Mantenlo personal

Los virus de la gripe generalmente pueden sobrevivir en las superficies durante 24 horas, según el Servicio Nacional de Salud. Eso deja mucho tiempo para que los gérmenes se propaguen entre los miembros de la familia. Solo un niño enfermo puede transmitir una enfermedad a toda una familia en el entorno adecuado.

Para evitar compartir gérmenes, mantenga los artículos personales separados. Los artículos personales incluyen:

  • Cepillos de dientes
  • toallas
  • Utensilios
  • Vasos

Lave los artículos contaminados, especialmente los juguetes que se comparten, en agua caliente y jabón. En caso de duda, opte por vasos desechables, utensilios y toallas.

Lo que aprendiste

Mantenerse saludable es más que solo practicar algunas buenas técnicas cuando no se siente bien. Implica ejercicio regular, alimentos saludables y mantenerse hidratado durante todo el día.

Su cuerpo trabaja duro para mantenerlo en movimiento y activo, así que asegúrese de darle la comida que necesita para mantenerse en plena forma.