Poiquilocitosis: síntomas, tratamiento, perspectivas y más

¿Qué es la poiquilocitosis?

La poiquilocitosis es el término médico para tener glóbulos rojos (RBC) de forma anormal en la sangre. Las células sanguíneas de forma anormal se llaman poiquilocitos.

Normalmente, los glóbulos rojos de una persona (también llamados eritrocitos) tienen forma de disco con un centro aplanado en ambos lados. Los poiquilocitos pueden:

  • ser más plano de lo normal
  • ser alargado, en forma de media luna o en forma de lágrima
  • tener proyecciones puntiagudas
  • tiene otras características anormales

Los glóbulos rojos transportan oxígeno y nutrientes a los tejidos y órganos de su cuerpo. Si sus glóbulos rojos tienen una forma irregular, es posible que no puedan transportar suficiente oxígeno.

La poiquilocitosis generalmente es causada por otra afección médica, como anemia, enfermedad hepática, alcoholismo o un trastorno sanguíneo hereditario. Por esta razón, la presencia de poiquilocitos y la forma de las células anormales son útiles para diagnosticar otras afecciones médicas. Si tiene poiquilocitosis, es probable que tenga una afección subyacente que requiera tratamiento.

Síntomas de poiquilocitosis

El síntoma principal de la poiquilocitosis es tener una cantidad significativa (más del 10 por ciento) de glóbulos rojos de forma anormal.

En general, los síntomas de la poiquilocitosis dependen de la afección subyacente. La poiquilocitosis también puede considerarse un síntoma de muchos otros trastornos.

Los síntomas comunes de otros trastornos relacionados con la sangre, como la anemia, incluyen:

  • fatiga
  • piel pálida
  • debilidad
  • falta de aliento

Estos síntomas particulares son el resultado de que no se suministra suficiente oxígeno a los tejidos y órganos del cuerpo.

¿Qué causa la poiquilocitosis?

La poiquilocitosis suele ser el resultado de otra afección. Las condiciones de poiquilocitosis pueden ser heredadas o adquiridas. Las condiciones hereditarias son causadas por una mutación genética. Las condiciones adquiridas se desarrollan más tarde en la vida.

Las causas hereditarias de poiquilocitosis incluyen:

  • anemia de células falciformes, una enfermedad genética caracterizada por glóbulos rojos con una forma de media luna anormal
  • talasemia, un trastorno sanguíneo genético en el que el cuerpo produce hemoglobina anormal
  • deficiencia de piruvato quinasa
  • Síndrome de McLeod, un trastorno genético raro que afecta los nervios, el corazón, la sangre y el cerebro. Los síntomas generalmente aparecen lentamente y comienzan a mediados de la edad adulta.
  • elliptocytosis hereditaria
  • esferocitosis hereditaria

Las causas adquiridas de poiquilocitosis incluyen:

  • anemia por deficiencia de hierro, la forma más común de anemia que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro
  • anemia megaloblástica, una anemia típicamente causada por una deficiencia de ácido fólico o vitamina B-12
  • anemias hemolíticas autoinmunes, un grupo de trastornos que se producen cuando el sistema inmunitario destruye eritrocitos por error
  • enfermedad hepática y renal
  • alcoholismo o enfermedad hepática relacionada con el alcohol
  • envenenamiento por plomo
  • tratamiento de quimioterapia
  • infecciones severas
  • cáncer
  • mielofibrosis

Diagnóstico de poiquilocitosis

Diagnóstico de poiquilocitosis

Todos los bebés recién nacidos en los Estados Unidos son examinados para detectar ciertos trastornos genéticos de la sangre, como la anemia falciforme. La poiquilocitosis se puede diagnosticar durante una prueba llamada frotis de sangre. Esta prueba se puede realizar durante un examen físico de rutina o si experimenta síntomas inexplicables.

Durante un frotis de sangre, un médico extiende una fina capa de sangre en un portaobjetos de microscopio y mancha la sangre para ayudar a diferenciar las células. Luego, el médico observa la sangre bajo un microscopio, donde se pueden ver los tamaños y las formas de los glóbulos rojos.

No todos los glóbulos rojos adoptarán una forma anormal. Las personas con poiquilocitosis tienen células de forma normal mezcladas con células de forma anormal. A veces, hay varios tipos diferentes de poiquilocitos presentes en la sangre. Su médico tratará de determinar qué forma es más frecuente.

Además, es probable que su médico realice más pruebas para descubrir qué está causando sus glóbulos rojos de forma anormal. Su médico puede hacerle preguntas sobre su historial médico. Asegúrese de informarles sobre sus síntomas o si está tomando algún medicamento.

Los ejemplos de otras pruebas de diagnóstico incluyen:

  • hemograma completo (CBC)
  • niveles séricos de hierro
  • prueba de ferritina
  • prueba de vitamina B-12
  • prueba de folato
  • pruebas de función hepática
  • biopsia de médula ósea
  • prueba de piruvato quinasa

¿Cuáles son los diferentes tipos de poiquilocitosis?

Existen varios tipos diferentes de poiquilocitosis. El tipo depende de las características de los glóbulos rojos de forma anormal. Si bien es posible tener más de un tipo de poiquilocitos presentes en la sangre en un momento dado, generalmente un tipo superará en número a los demás.

Esferocitos

Los esferocitos son células redondas pequeñas y densas que carecen del centro aplanado y de color más claro de los glóbulos rojos de forma regular. Los esferocitos se pueden ver en las siguientes condiciones:

  • esferocitosis hereditaria
  • anemia hemolítica autoinmune
  • reacciones de transfusión hemolítica
  • trastornos de fragmentación de glóbulos rojos

Estomatocitos (células bucales)

La parte central de una célula de estomatocitos es elíptica, o en forma de hendidura, en lugar de redonda. Los estomatocitos a menudo se describen como en forma de boca y se pueden ver en personas con:

  • alcoholismo
  • enfermedad hepática
  • estomatocitosis hereditaria, un trastorno genético raro donde la membrana celular pierde iones de sodio y potasio

Codocitos (células objetivo)

Los codocitos a veces se denominan células objetivo porque a menudo se parecen a una diana. Los codocitos pueden aparecer en las siguientes condiciones:

  • talasemia
  • enfermedad hepática colestática
  • trastornos de la hemoglobina C
  • personas a las que recientemente se les extirpó el bazo (esplenectomía)

Si bien no es tan común, los codoctosis también se pueden observar en personas con anemia falciforme, anemia por deficiencia de hierro o envenenamiento por plomo.

Leptocitos

A menudo llamadas células de oblea, los leptocitos son células delgadas y planas con hemoglobina en el borde de la célula. Los leptocitos se ven en personas con trastornos de talasemia y en aquellos con enfermedad hepática obstructiva.

Células falciformes (drepanocitos)

Las células falciformes, o drepanocitos, son eritrocitos alargados con forma de media luna. Estas células son el rasgo característico de la anemia falciforme y de la hemoglobina S-talasemia.

Elliptocitos (ovalocitos)

Los eliptocitos, también conocidos como ovalocitos, son ligeramente ovales a cigarros con extremos romos. Por lo general, la presencia de una gran cantidad de elliptocitos indica una condición hereditaria conocida como eliptocitosis hereditaria. Se pueden ver cantidades moderadas de elliptocitos en personas con:

  • talasemia
  • mielofibrosis
  • cirrosis
  • La anemia por deficiencia de hierro
  • anemia megaloblástica

Dacriocitos (células de lágrima)

Los eritrocitos de lágrima, o dacriocitos, son glóbulos rojos con un extremo redondo y un extremo puntiagudo. Este tipo de poiquilocitos se puede ver en personas con:

  • beta-talasemia
  • mielofibrosis
  • leucemia
  • anemia megaloblástica
  • anemia hemolítica

Acantocitos (células espurias)

Los acantocitos tienen proyecciones espinosas anormales (llamadas espículas) en el borde de la membrana celular. Los acantocitos se encuentran en condiciones tales como:

  • abetalipoproteinemia, una condición genética rara que resulta en la incapacidad de absorber ciertas grasas en la dieta
  • enfermedad hepática alcohólica grave
  • después de una esplenectomía
  • anemia hemolítica autoinmune
  • enfermedad renal
  • talasemia
  • Síndrome de McLeod

Equinocitos (células de rebabas)

Al igual que los acantocitos, los equinocitos también tienen proyecciones (espículas) en el borde de la membrana celular. Pero estas proyecciones generalmente están espaciadas de manera uniforme y ocurren con mayor frecuencia que en los acantocitos. Los equinocitos también se llaman células de rebabas.

Los equinocitos pueden verse en personas con las siguientes condiciones:

  • deficiencia de piruvato quinasa, un trastorno metabólico hereditario que afecta la supervivencia de los glóbulos rojos
  • enfermedad renal
  • cáncer
  • Inmediatamente después de una transfusión de sangre envejecida (se pueden formar equinocitos durante el almacenamiento de la sangre)

Esquizocitos (esquistocitos)

Los esquizocitos son glóbulos rojos fragmentados. Se ven comúnmente en personas con anemias hemolíticas o pueden aparecer en respuesta a las siguientes condiciones:

  • septicemia
  • infección severa
  • quemaduras
  • lesión tisular

¿Cómo se trata la poiquilocitosis?

El tratamiento para la poiquilocitosis depende de la causa de la afección. Por ejemplo, la poiquilocitosis causada por bajos niveles de vitamina B-12, ácido fólico o hierro probablemente se tratará tomando suplementos y aumentando la cantidad de estas vitaminas en su dieta. O, los médicos pueden tratar la enfermedad subyacente (como la enfermedad celíaca) que puede haber causado la deficiencia en primer lugar.

Las personas con formas hereditarias de anemia, como la anemia falciforme o la talasemia, pueden requerir transfusiones de sangre o un trasplante de médula ósea para tratar su condición. Las personas con enfermedad hepática pueden necesitar un trasplante, mientras que aquellas con infecciones graves pueden necesitar antibióticos.

¿Cuál es la perspectiva?

El pronóstico a largo plazo para la poiquilocitosis depende de la causa y de la rapidez con que se lo trate. La anemia causada por deficiencia de hierro es tratable y, a menudo, curable, pero puede ser peligrosa si no se trata. Esto es especialmente cierto si está embarazada. La anemia durante el embarazo puede causar complicaciones en el embarazo, incluidos defectos congénitos graves (como defectos del tubo neural).

La anemia causada por un trastorno genético como la anemia de células falciformes requerirá un tratamiento de por vida, pero los avances médicos recientes han mejorado las perspectivas para las personas con ciertos trastornos genéticos de la sangre.