Pies planos: tratamiento, causas y más

Resumen

Si tienes pies planos, tus pies no tienen un arco normal cuando estás de pie. Esto puede causar dolor cuando realiza una actividad física extensa.

La condición se conoce como pie plano o arcos caídos. Es normal en los bebés y generalmente desaparece entre las edades de 2 y 3 años a medida que los ligamentos y tendones del pie y la pierna se tensan. Tener los pies planos de niño rara vez es grave, pero puede durar hasta la edad adulta.

La Evaluación nacional de salud del pie 2012 mostró que 8% de los adultos en los Estados Unidos mayores de 21 años tienen pies planos. Otro 4 por ciento tiene arcos caídos.

En algunos casos, los pies planos son causados ​​por lesiones o enfermedades, creando problemas con:

  • a pie
  • correr
  • de pie por horas

Tipos de pies planos

Pie plano flexible

El pie plano flexible es el tipo más común. Los arcos en tus pies aparecen solo cuando los levantas del suelo, y tus plantas tocan el suelo completamente cuando colocas los pies en el suelo.

Este tipo comienza en la infancia y generalmente no causa dolor.

Tendón de Aquiles apretado

Su tendón de Aquiles conecta el hueso del talón con el músculo de la pantorrilla. Si está demasiado apretado, puede experimentar dolor al caminar y correr. Esta condición hace que el talón se levante prematuramente cuando camina o corre.

Disfunción del tendón tibial posterior

Este tipo de pie plano se adquiere en la edad adulta cuando el tendón que conecta el músculo de la pantorrilla con el interior del tobillo se lesiona, hincha o rasga.

Si su arco no recibe el apoyo que necesita, tendrá dolor en el interior del pie y el tobillo, así como en el exterior del tobillo.

Dependiendo de la causa, es posible que tenga la afección en uno o ambos pies.

¿Qué causa los pies planos?

Los pies planos están relacionados con los tejidos y huesos de los pies y las piernas. La condición es normal en bebés y niños pequeños porque los tendones tardan en tensarse y formar un arco. En casos raros, los huesos de los pies de un niño se fusionan y causan dolor.

Si este ajuste no ocurre completamente, puede resultar en pies planos. A medida que envejece o sufre lesiones, los tendones en uno o ambos pies pueden dañarse. La condición también se asocia con enfermedades como parálisis cerebral y distrofia muscular.

¿Quién está en riesgo?

Es más probable que tenga pies planos si la condición se desarrolla en su familia. Si es muy atlético y físicamente activo, su riesgo es mayor debido a la posibilidad de lesiones en el pie y el tobillo.

Las personas mayores que son propensas a caídas o lesiones físicas también están en mayor riesgo. Las personas con enfermedades que afectan los músculos, por ejemplo, parálisis cerebral, también tienen un mayor riesgo.

Otros factores de riesgo incluyen tener obesidad, hipertensión y diabetes mellitus.

Qué buscar

No hay motivo de preocupación si sus pies están planos y no tiene dolor. Sin embargo, si le duelen los pies después de caminar largas distancias o de pie durante muchas horas, la causa puede ser un pie plano.

También puede sentir dolor en la parte inferior de las piernas y los tobillos. Sus pies pueden sentirse rígidos o entumecidos, tener callos y posiblemente inclinarse uno hacia el otro.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Si tiene dolor en los pies o sus pies le causan problemas para caminar y correr, consulte a un cirujano ortopédico, a un podólogo oa su proveedor de atención médica habitual.

Diagnosticar el problema requiere algunas pruebas. Su proveedor de atención médica buscará un arco en sus pies cuando se pare sobre los dedos de los pies.

Si existe un arco, puede que no sean los pies planos los que le causen dolor en el pie. Su proveedor de atención médica también buscará flexión en su tobillo.

Si tiene dificultades para flexionar el pie o no aparece un arco, su proveedor de atención médica le pedirá más pruebas, como una radiografía del pie o una exploración para examinar los huesos y los tendones de los pies.

Tratamiento de pies planos

Apoyo para los pies

Apoyar sus pies generalmente es un primer paso para tratar la afección.

Su proveedor de atención médica puede recomendarle que use aparatos ortopédicos, que son insertos que se colocan dentro de sus zapatos para apoyar sus pies.

Para los niños, pueden recetar zapatos especiales o taloneras hasta que sus pies estén completamente formados.

Cambios en el estilo de vida

Reducir el dolor de los pies planos puede implicar la incorporación de algunos cambios en su rutina diaria.

Por ejemplo, su proveedor de atención médica puede recomendar un programa de dieta y ejercicio para controlar su peso y reducir la presión sobre sus pies.

También pueden recomendar no estar de pie o caminar durante períodos prolongados.

Medicación

Dependiendo de la causa de su condición, puede tener dolor e inflamación sostenidos. Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos para reducir la incomodidad de estos síntomas. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden aliviar la hinchazón y el dolor.

Cirugía de pie

La cirugía puede ser una opción en casos más graves y generalmente es el último recurso.

Su cirujano ortopédico puede crear un arco en sus pies, reparar tendones o fusionar sus huesos o articulaciones.

Si su tendón de Aquiles es demasiado corto, el cirujano puede alargarlo para disminuir su dolor.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

Algunas personas sienten alivio al usar zapatos especiales o soportes para zapatos. La cirugía suele ser el último recurso, pero su resultado suele ser positivo.

Las complicaciones de la cirugía, aunque raras, pueden incluir:

  • infección
  • mal movimiento del tobillo
  • curación inadecuada de huesos
  • dolor persistente

Prevenir pies planos

Los pies planos pueden ser hereditarios y las causas hereditarias no se pueden prevenir.

Sin embargo, puede evitar que la afección empeore y cause un dolor excesivo tomando precauciones, como usar zapatos que le queden bien y proporcionar el apoyo necesario para los pies.