Piel seca y grasa en la cara: cómo arreglar escamas y grasa

¿Existe piel seca pero grasa?

Muchas personas tienen piel seca y muchas personas tienen piel grasa. ¿Pero qué hay de una combinación de los dos?

Aunque suena como un oxímoron, es posible tener una piel seca y grasa a la vez. Los dermatólogos pueden etiquetar la piel con esta afección como "piel mixta".

La piel seca y grasa a menudo ocurre en personas que están deshidratadas crónicamente. Pero la causa principal detrás de la piel seca y grasa es simplemente la genética.

La piel combinada significa que puede tener líneas finas y arrugas al mismo tiempo que el acné, las espinillas y otros problemas relacionados con el petróleo. Afortunadamente, puede tomar medidas para remediar este problema de la piel.

Síntomas de piel seca y grasa.

Antes de comenzar a tomar medidas para tratar la piel combinada, es importante saber si realmente la tiene. Aquí hay algunos signos de piel mixta. Consulte a un dermatólogo para confirmar el diagnóstico:

  • Zona T oleosa. La nariz, el mentón y la frente son grasosos o brillantes. Esta área se conoce como la zona T.
  • Poros grandes Puede ver fácilmente los poros en el espejo, especialmente los de la frente, la nariz y los costados de la nariz.
  • Manchas secas. Sus mejillas y la piel debajo de los ojos a menudo están secas (y a veces escamosas).

Si no está seguro de si los síntomas anteriores se aplican a usted, realice una prueba simple:

  • Lávese bien la cara con un jabón o limpiador suave.
  • Seque su piel con una toalla y luego espere 20 minutos.
  • No se toque la cara durante este tiempo ni se ponga nada en la cara (como la crema hidratante).
  • Después de que hayan pasado 20 minutos, mire su piel en el espejo. Si su zona T es grasa pero el resto de su cara se siente apretada, entonces probablemente tenga una piel mixta.
  • Tratamiento de piel seca y grasa.

    Aunque la genética es el factor principal en su tipo de piel, existen formas de combatir los problemas asociados con la piel seca y grasa. Estos son algunos de los tratamientos más populares:

    • Nutrición. Muchas veces, las personas con piel seca y grasa obtienen brotes de cremas hidratantes o lociones. Sin embargo, aún es importante hidratar la piel. Puede hacer esto incorporando aceites saludables en su dieta o tomando suplementos de ácidos grasos, como aceites de pescado con ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA) y fuentes vegetales con ácido alfa-linolénico (ALA).
    • Protector solar sin aceite. Siempre use un protector solar cuando esté afuera. Sin embargo, esto resulta difícil para muchas personas con piel seca y grasa, porque temen que el protector solar cause brotes. Las fórmulas sin aceite son una apuesta segura. Son comúnmente etiquetados como "protector solar mineral".
    • Medicamento. Un dermatólogo puede recetar medicamentos para controlar su piel, a menudo en forma de tratamientos tópicos.

    Outlook

    La combinación de aspectos es altamente manejable si toma los pasos correctos para abordar el problema. La primera acción que debe tomar es consultar con su médico o un dermatólogo certificado por la junta. Pueden confirmar su tipo de piel y ayudarlo a determinar los próximos pasos.