Meningitis bacteriana: causas y cómo se propaga

Resumen

La meningitis es la inflamación de las membranas que delimitan el cerebro y la médula espinal. Estas membranas se llaman meninges, lo que le da a la enfermedad su nombre: "meningitis". La meningitis puede ser bacteriana o viral, aunque también existen formas fúngicas de la enfermedad. La meningitis viral es la forma más común. La meningitis bacteriana es la forma más grave. Sin tratamiento, la meningitis bacteriana puede causar parálisis, accidente cerebrovascular, convulsiones, sepsis e incluso la muerte.

Leer más: Meningitis »

Imágenes de meningitis bacteriana

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas característicos de la meningitis bacteriana son:

  • fiebre alta
  • rigidez en el cuello
  • dolor de cabeza intenso

Si desarrolla la enfermedad, también puede experimentar:

Los padres de bebés y niños pequeños menores de 2 años deben controlar de cerca cualquier irritabilidad persistente o falta de interés en comer, ya que estos también pueden ser síntomas de meningitis.

Los síntomas pueden comenzar rápidamente, a veces en solo un par de horas, o pueden progresar en un día o dos. Busque atención médica inmediata si muestra síntomas de meningitis bacteriana. Su médico tratará la afección lo antes posible, probablemente con antibióticos.

¿Cómo se contrae la meningitis bacteriana?

La meningitis bacteriana es causada por varios tipos diferentes de bacterias, que incluyen:

Las bacterias que causan meningitis pueden vivir en su cuerpo y en el medio ambiente que lo rodea. En muchos casos son inofensivos. La meningitis bacteriana ocurre cuando estas bacterias ingresan al torrente sanguíneo y viajan al cerebro y la médula espinal para iniciar una infección.

La mayoría de las bacterias que causan esta forma de infección se propagan a través del contacto personal cercano, como:

Las secreciones de la garganta de una persona infectada, como la flema y la saliva, contienen bacterias. Cuando esa persona tose o estornuda, las bacterias viajan por el aire. Pero la mayoría de los gérmenes que pueden conducir a la meningitis bacteriana no son contagiosos. De hecho, las bacterias que causan meningitis son menos contagiosas que los virus que causan el resfriado o la gripe.

No todas las bacterias que causan meningitis se transmiten de una persona a otra. También puede desarrollar meningitis bacteriana después de comer ciertos alimentos que contienen la bacteria Listeria, como:

Los problemas debidos a Listeria son más comunes en:

Las bacterias que causan meningitis tienen más probabilidades de atacar las membranas de su cerebro después de un trauma como:

Estas condiciones reducen su inmunidad e interrumpen las barreras naturales de su cuerpo, dejando su cuerpo abierto a infecciones de cualquier tipo, incluida la meningitis bacteriana.

Además, los bebés y las personas con sistemas inmunes débiles tienen más probabilidades de desarrollar meningitis bacteriana. Es importante tener en cuenta que la causa de una infección puede ser difícil de identificar.

Prevención

Algunos tipos de meningitis bacteriana pueden prevenirse mediante inmunizaciones. Existen vacunas que protegen contra el neumococo, el meningococo y el Hib, todas las cuales causan meningitis. Las vacunas son clave para la prevención de la meningitis. Consulte a su médico para asegurarse de que sus vacunas y las de sus hijos estén actualizadas.

Por qué es importante la prevención

La meningitis bacteriana puede provocar complicaciones graves de salud, como accidente cerebrovascular y daño cerebral. Incluso puede ser fatal. Las complicaciones de la enfermedad son a menudo permanentes. Otras posibles complicaciones graves incluyen:

Outlook

Si experimenta síntomas de meningitis bacteriana, busque atención médica de inmediato. La enfermedad generalmente se puede tratar con antibióticos. Si la meningitis se detecta lo suficientemente temprano, un paciente puede recuperarse por completo con pocos o ningún efecto persistente. Pero la mejor manera de combatir la meningitis es prevenirla a través de la vacunación y prácticas sanas de salud. Comprender las causas de la meningitis y cómo se propaga lo ayudará a mantenerse saludable y evitará que experimente esta peligrosa enfermedad.