Los peligros del smog: lo que necesita saber sobre la contaminación del aire

El verano puede traer más que sol y oportunidades para nadar. En muchas áreas urbanas, el verano es la época del año en que el smog es peor. El smog es una forma de contaminación del aire que es particularmente peligrosa en los días calurosos.

¿Por qué debería preocuparse por los días de smog? De acuerdo con la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA), puede ser peligroso respirar demasiado smog. El smog contiene un contaminante llamado ozono, y los niveles elevados de ozono pueden tener una variedad de efectos negativos en los pulmones.

El smog es más común en las grandes ciudades, aunque las personas que viven en áreas suburbanas también deben ser conscientes de sus peligros. Si necesita pasar por un área metropolitana durante unas vacaciones familiares o un viaje por carretera, también es aconsejable estar al tanto de las condiciones del smog.

No importa dónde viva, hay precauciones que puede tomar para protegerse y proteger a su familia en días especialmente calurosos, cuando las advertencias de smog están vigentes.

¿Qué es el smog?

El término "smog" describe una mezcla de emisiones en condiciones climáticas específicas. Estas emisiones incluyen:

  • contaminantes industriales
  • contaminantes de automóviles y otros vehículos
  • quema abierta
  • incineradores

En los Estados Unidos, el primer smog generalmente ocurre en el verano. En Londres, Inglaterra, el smog es más notable en el invierno.

El smog de verano también se conoce como smog fotoquímico. Este smog se crea cuando la luz solar se mezcla con hidrocarburos y óxidos de nitrógeno, que son químicos en la atmósfera.

El ozono, un gas incoloro e inodoro, puede ser bueno cuando está en la atmósfera superior pero dañino cuando se encuentra cerca del nivel del suelo. El ozono formado en la atmósfera inferior de la Tierra puede provocar smog y afectar su salud cuando lo respira.

¿Cómo puede afectar mi salud el smog?

La exposición al smog puede conducir a varios tipos diferentes de problemas de salud a corto plazo debido a su contenido de ozono. Éstas incluyen:

  • Tos e irritación de la garganta o el pecho: los altos niveles de ozono pueden irritar su sistema respiratorio, generalmente durando unas pocas horas después de haber estado expuesto al smog. Sin embargo, el ozono puede continuar dañando sus pulmones incluso después de que desaparezcan los síntomas.
  • Empeoramiento de los síntomas de asma: si sufre de asma, la exposición a altos niveles de ozono del smog puede desencadenar ataques de asma.
  • Dificultad para respirar y daño pulmonar: el smog puede dificultar la respiración profunda, especialmente durante el ejercicio, de acuerdo con Mayo Clinic. Esto se debe a los efectos del ozono en la función pulmonar.

Es importante tener en cuenta que el smog afecta a todos de manera diferente, y algunas personas son más susceptibles a sus efectos negativos. Los niños, las personas mayores y las personas con asma deben tener especial cuidado en los días de smog.

¿Cómo puedo protegerme del smog?

La EPA señala que la mayoría de las personas solo deben preocuparse por el smog cuando la exposición al ozono alcanza altos niveles. Para protegerse a sí mismo y a su familia, debe mantenerse informado sobre los niveles de ozono en su área. Si está de vacaciones, verifique los niveles de ozono donde quiera que viaje.

Las agencias aéreas nacionales, estatales y locales tienen herramientas disponibles para ayudarlo a buscar los niveles de ozono en una región en particular y comprender los efectos negativos del smog en la salud. Por ejemplo, la EPA ha desarrollado un índice llamado Índice de calidad del aire (AQI) que informa sobre los niveles de ozono y otros contaminantes a nivel nacional. El índice tiene colores asignados a los niveles de ozono para facilitar la comprensión de la calidad del aire en su comunidad.

El AQI clasifica la calidad del aire de cero a 300. Los niveles superiores a 150 se consideran poco saludables para cualquier persona, y los niveles superiores a 200 se consideran muy poco saludables. Estos niveles de exposición corresponden a los colores rojo y morado en el índice, respectivamente.

Estas precauciones pueden ayudarlo a protegerse cuando los niveles de ozono son altos:

  • Limite sus actividades al aire libre si los niveles de ozono no son saludables, ya que los niveles elevados de ozono aumentan sus posibilidades de verse afectado por el smog cuanto más tiempo permanezca afuera.
  • Mantenga sus actividades más suaves en los días de smog, ya que cuanto más vigoroso sea su nivel de actividad, mayores serán sus posibilidades de experimentar problemas respiratorios.

Toma precauciones

No se arriesgue con el smog en los días en que la calidad del aire es deficiente. El mejor enfoque es pasar menos tiempo al aire libre y reemplazar las actividades vigorosas, como correr o andar en bicicleta, con opciones más suaves, como caminar. También puede programar sus actividades externas para la mañana o la tarde, cuando los niveles de ozono son bajos. Estos sencillos pasos pueden ayudarlo a protegerlo a usted y a su familia en los días de smog, ya sea que viva en una ciudad importante o que esté de paso.