Liposucción versus abdominoplastia: procedimiento, recuperación y más

¿Son similares los procedimientos?

La abdominoplastia (también llamada “abdominoplastia”) y la liposucción son dos procedimientos quirúrgicos diferentes que tienen como objetivo cambiar la apariencia de su sección media. Ambos procedimientos pretenden hacer que su estómago se vea más plano, más apretado y más pequeño. Ambos son realizados por cirujanos plásticos y se consideran "cosméticos", por lo que no están cubiertos por el seguro de salud.

En términos del procedimiento real, el tiempo de recuperación y los riesgos, existen algunas diferencias clave entre los dos. Sigue leyendo para aprender mas.

¿Quién es un buen candidato?

La liposucción y la abdominoplastia a menudo atraen a personas con objetivos cosméticos similares. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes.

Liposucción

La liposucción puede ser una buena opción si desea eliminar pequeños depósitos de grasa. Estos se encuentran comúnmente en las caderas, muslos, glúteos o área del estómago.

El procedimiento eliminará los depósitos de grasa del área objetivo, reduciendo las protuberancias y mejorando el contorno. Sin embargo, la liposucción no se recomienda como una herramienta para perder peso. No debes hacerte una liposucción si eres obeso.

Abdominoplastia

Además de eliminar el exceso de grasa del abdomen, una abdominoplastia también elimina el exceso de piel.

El embarazo o los cambios significativos en su peso pueden estirar la piel que rodea su estómago. Se puede usar una abdominoplastia para restaurar el aspecto de una sección media plana y contorneada. Este procedimiento puede implicar volver a unir el recto abdominal o los músculos abdominales si el embarazo los ha estirado o separado.

Es posible que desee reconsiderar una abdominoplastia si:

  • su índice de masa corporal es superior a 30
  • estás considerando quedar embarazada en el futuro
  • estás intentando perder peso activamente
  • usted tiene una enfermedad cardíaca crónica

¿Cuál es el procedimiento?

Las liposucciones y las abdominoplastias son realizadas por un cirujano plástico y requieren incisiones y anestesia.

Liposucción

Puede ser sedado por vía intravenosa para este procedimiento. En algunos casos, su cirujano aplicará un anestésico local en su sección media.

Una vez que el área esté adormecida, su cirujano hará pequeñas incisiones alrededor del sitio de sus depósitos de grasa. Se moverá un tubo delgado (cánula) debajo de la piel para aflojar las células grasas. Su cirujano usará una aspiradora médica para succionar los depósitos de grasa desalojados.

Puede tomar varias sesiones para lograr el resultado deseado.

Abdominoplastia

Su cirujano lo pondrá a dormir mediante anestesia general. Después de que esté sedado, harán una incisión en la parte inferior de la piel que cubre su pared abdominal.

Una vez que los músculos están expuestos, su cirujano coserá los músculos de la pared abdominal si se han estirado. Luego, tensarán la piel sobre su abdomen, recortarán el exceso de piel y cerrarán la incisión con suturas.

Una abdominoplastia se realiza en un procedimiento. La cirugía completa suele durar de dos a tres horas.

¿Cuáles son los resultados esperados?

Aunque la liposucción y la abdominoplastia reclaman resultados permanentes, un aumento de peso significativo después de cualquier procedimiento puede alterar este resultado.

Liposucción

Las personas que tienen una liposucción en el abdomen tienden a ver una sección media más plana y más proporcionada una vez que se han recuperado del procedimiento. Se supone que estos resultados son permanentes. Pero al menos un estudio no está de acuerdo Según este estudio, hasta un año después del procedimiento, reaparecen los depósitos de grasa, aunque pueden aparecer en cualquier otra parte de su cuerpo. Si aumenta de peso, la grasa se volverá a acumular en su cuerpo, aunque no típicamente en las áreas que fueron succionadas.

Abdominoplastia

Después de una abdominoplastia, los resultados se consideran permanentes. Su pared abdominal será más estable y fuerte. El exceso de piel que se ha eliminado no volverá a menos que la fluctuación de peso o un embarazo posterior extienda el área nuevamente.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Aunque hay efectos secundarios asociados con cualquier cirugía, cada procedimiento presenta diferentes riesgos que debe tener en cuenta.

Liposucción

Con la liposucción, su riesgo de complicaciones aumenta si su cirujano está trabajando en un área grande. Realizar múltiples procedimientos durante la misma operación también puede aumentar su riesgo.

Los posibles riesgos incluyen:

  • Entumecimiento. Puede sentir entumecimiento en el área afectada. Aunque esto es a menudo temporal, puede volverse permanente.
  • Irregularidades de contorno. A veces, la grasa que se elimina crea una impresión ondulada o irregular en la capa superior de la piel. Esto puede hacer que la piel parezca menos lisa.
  • Acumulación de fluidos. Se pueden formar seromas (bolsas temporales de líquido) debajo de la piel. Su médico necesitará drenarlos.

Raro riesgos son:

  • Infección. Las infecciones pueden ocurrir en el sitio de su incisión de liposucción.
  • Punción de órgano interno. Si la cánula penetra demasiado profundamente, puede perforar un órgano.
  • La embolia gorda. Una embolia ocurre cuando un pedazo de grasa aflojado se desprende, queda atrapado en un vaso sanguíneo y viaja a los pulmones o al cerebro.

Abdominoplastia

Se ha demostrado que la abdominoplastia lleva más riesgos de complicaciones que algunos otros procedimientos cosméticos.

En un estudio, 8.5% de las personas que tuvieron una abdominoplastia debieron regresar al hospital debido a algún tipo de complicación. Las complicaciones e infecciones de la herida se encuentran entre las razones más comunes para el reingreso.

Otros posibles riesgos incluyen:

  • Cambios en la sensación. Reposicionar el tejido abdominal puede afectar los nervios sensoriales superficiales en esta área, así como en la parte superior de los muslos. Puede sentir entumecimiento en estas áreas.
  • Acumulación de fluidos. Al igual que con la liposucción, se pueden formar bolsas temporales de líquido debajo de la piel. Su médico necesitará drenarlos.
  • Necrosis tisular. En algunos casos, el tejido graso profundo dentro del área abdominal puede dañarse. El tejido que no sana o muere debe ser removido por su cirujano.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

El proceso de recuperación también es diferente para cada procedimiento.

Liposucción

Su proceso de recuperación dependerá de cuántas áreas se operaron y de si se necesitan sesiones de liposucción adicionales.

Después del procedimiento, puede experimentar:

  • hinchazón en el sitio de su eliminación de grasa
  • drenaje y sangrado en el sitio de su incisión

Su cirujano puede recomendarle que use una prenda de compresión para ayudar a reducir la hinchazón y ayudar a que su piel sane suavemente sobre su nueva forma.

Debido a que la liposucción es un procedimiento ambulatorio, la actividad regular se puede reanudar con bastante rapidez. Debería poder hacer lo que suele hacer en las próximas 48 horas.

Sin embargo, debe esperar a levantar pesas pesadas y hacer ejercicios cardiovasculares extensos hasta que obtenga la aprobación de su médico.

Abdominoplastia

Cuando se despierte, su incisión estará cubierta con apósito quirúrgico, que deberá cambiarse varias veces. Su cirujano también le proporcionará una prenda de compresión o "ligante para el vientre".

Dentro de un día, debe levantarse y caminar (con ayuda) para evitar la formación de coágulos sanguíneos. Es probable que tome analgésicos y antibióticos recetados para ayudar a aliviar cualquier molestia y reducir el riesgo de infección.

Los drenajes quirúrgicos también pueden estar en su lugar por hasta dos semanas.

La fase de recuperación inicial de una abdominoplastia tarda seis semanas en pasar, y necesitará varias citas de seguimiento con su médico para verificar cómo se está curando su incisión. Durante este tiempo, debe evitar cualquier posición que implique extensión abdominal o flexión hacia atrás, lo que puede tirar o colocar demasiada tensión en la incisión.

También debe suspender cualquier actividad física o ejercicio extenuante hasta que obtenga la aprobación de su médico.

La línea de fondo

Aunque la liposucción y la abdominoplastia tienen como objetivo mejorar la apariencia de su sección media, estos procedimientos son marcadamente diferentes en su resultado prometido y la forma en que funcionan.

La liposucción es un procedimiento sencillo que conlleva poco riesgo o tiempo de recuperación. Una abdominoplastia se considera una operación más grave. Su médico o cirujano potencial será su mejor recurso para determinar qué procedimiento puede ser adecuado para usted.