Intolerancia al calor: causas, signos y complicaciones

Resumen

A la mayoría de las personas no les gusta el calor extremo, pero es posible que siempre te sientas incómodo cuando hace calor si tienes intolerancia al calor. La intolerancia al calor también se conoce como hipersensibilidad al calor.

Cuando tienes intolerancia al calor, a menudo es porque tu cuerpo no está regulando su temperatura adecuadamente. Su cuerpo regula su temperatura manteniendo un delicado equilibrio entre frío y calor.

El hipotálamo es una parte del cerebro que regula la temperatura de su cuerpo. Cuando se calienta demasiado, el hipotálamo envía una señal a través de los nervios hacia la piel, diciéndole que aumente la producción de sudor. Cuando el sudor se evapora de tu piel, enfría tu cuerpo.

¿Qué conduce a la intolerancia al calor?

La intolerancia al calor tiene una variedad de causas potenciales.

Medicación

Una de las causas más comunes de intolerancia al calor es la medicación. La alergia, la presión arterial y los medicamentos descongestionantes se encuentran entre los más comunes.

Los medicamentos para la alergia pueden inhibir la capacidad de su cuerpo para enfriarse evitando la sudoración. Los medicamentos para la presión arterial y los descongestionantes pueden disminuir el flujo de sangre a la piel. Esto también inhibe la producción de sudor. Los descongestionantes pueden aumentar la actividad muscular, lo que puede elevar la temperatura de su cuerpo.

Cafeína

La cafeína es un estimulante que puede aumentar su ritmo cardíaco y acelerar su metabolismo. Esto puede hacer que la temperatura de su cuerpo aumente y provocar intolerancia al calor.

El hipertiroidismo

El hipertiroidismo ocurre cuando la tiroides produce demasiada hormona tiroxina. La tiroxina afecta la regulación del metabolismo de su cuerpo. Un exceso de esta hormona puede hacer que aumente el metabolismo de su cuerpo, lo que conduce a un aumento de la temperatura corporal.

La enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo. Es un trastorno autoinmune que hace que la glándula tiroides produzca demasiada hormona tiroidea.

La esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central. El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal. Esta enfermedad afecta la cubierta protectora, o mielina, de los nervios de su sistema nervioso central.

Si su mielina está dañada, las señales nerviosas de su cuerpo se interrumpen. Esta condición puede provocar intolerancia al calor.

¿Cuáles son algunos signos que debo tener en cuenta?

Ser intolerante al calor puede hacerte sentir como si estuvieras sobrecalentado. La sudoración intensa también es muy común en personas con intolerancia al calor. Los síntomas pueden ocurrir gradualmente, pero una vez que se desarrolla la intolerancia, generalmente dura uno o dos días. Otros posibles signos de sensibilidad al calor incluyen:

  • dolor de cabeza
  • mareo
  • debilidad
  • calambres
  • náusea

Sus latidos también pueden ser más rápidos de lo normal.

Posibles complicaciones de la intolerancia al calor.

Si tiene EM, la intolerancia al calor puede provocar problemas de visión. Esto puede variar desde visión borrosa hasta pérdida de visión temporal. Un aumento en la temperatura corporal amplifica la distorsión de las señales nerviosas en personas con EM. Esto se conoce como el fenómeno de Uhthoff. Este empeoramiento de los síntomas es solo temporal. Por lo general, se resuelve enfriando.

La intolerancia al calor puede conducir al agotamiento por calor en circunstancias severas. Los síntomas del agotamiento por calor incluyen:

  • confusión
  • pérdida de consciencia
  • vómitos
  • calambres musculares
  • temperatura corporal de 104ºF (40ºC) o más
  • ritmo cardíaco elevado
  • respiración rápida

Si experimenta estos síntomas además de la intolerancia al calor, busque atención médica de inmediato. El agotamiento por calor puede conducir a un golpe de calor si no se trata. Esto puede ser fatal.

Tratamiento y prevención de sus síntomas.

Aquí hay algunas maneras de protegerse de sentir los efectos de la sensibilidad al calor:

  • Permanecer en un ambiente fresco. Esta es una de las mejores formas de evitar los síntomas.
  • Beba mucha agua o bebidas heladas para mantenerse hidratado. Sudar demasiado puede deshidratarte rápidamente.
  • Use telas ligeras de algodón. Permiten que el aire llegue a tu piel y te refresque.
  • Si practica deportes, solo use equipo de protección adicional como guantes, brazaletes y sombreros cuando sea necesario.

Si vive en algún lugar sin aire acondicionado y tiene EM, es posible que pueda deducir el costo de sus ventiladores y equipos de enfriamiento como un gasto médico. Esto generalmente solo es posible si su médico le ha recetado una receta.

Si tiene intolerancia al calor debido al hipertiroidismo, hable con su médico sobre las opciones de tratamiento que pueden ayudar a reducir su sensibilidad. Dependiendo de la gravedad de su condición, esto puede incluir medicamentos, yodo radioactivo o cirugía.