Hipersomnia: causas, síntomas y más

¿Qué es la hipersomnia?

La hipersomnia es una condición en la que siente somnolencia excesiva durante el día. Puede ocurrir incluso después de largos períodos de sueño. Otro nombre para hipersomnia es somnolencia diurna excesiva (EDS).

La hipersomnia puede ser una afección primaria o secundaria. La hipersomnia secundaria es el resultado de otra afección médica. Las personas con hipersomnia tienen dificultades para funcionar durante el día porque con frecuencia están cansadas, lo que puede afectar la concentración y el nivel de energía.

¿Cuáles son los tipos de hipersomnia?

La hipersomnia puede ser primaria o secundaria.

La hipersomnia primaria ocurre sin otras condiciones médicas presentes. El único síntoma es la fatiga excesiva.

La hipersomnia secundaria se debe a otras afecciones médicas. Estos pueden incluir apnea del sueño, enfermedad de Parkinson, insuficiencia renal y síndrome de fatiga crónica. Estas condiciones causan falta de sueño por la noche y te hacen sentir cansado durante el día.

La hipersomnia no es lo mismo que la narcolepsia, que es una afección neurológica que causa ataques repentinos de sueño no prevenibles durante el día. Las personas con hipersomnia pueden permanecer despiertas solas, pero se sienten fatigadas.

¿Qué causa la hipersomnia?

Se cree que la hipersomnia primaria es causada por problemas en los sistemas cerebrales que controlan el sueño y las funciones de vigilia.

La hipersomnia secundaria es el resultado de condiciones que causan fatiga o falta de sueño. Por ejemplo, la apnea del sueño puede causar hipersomnia porque puede causar problemas para respirar por la noche, lo que obliga a las personas a despertarse varias veces durante la noche.

Algunos medicamentos también pueden causar hipersomnia. El uso frecuente de drogas y alcohol puede provocar somnolencia durante el día. Otras causas posibles son la baja función tiroidea y la lesión en la cabeza.

¿Quién está en riesgo de hipersomnia?

Las personas con afecciones que los cansan durante el día tienen mayor riesgo de hipersomnia. Estas afecciones incluyen apnea del sueño, afecciones renales, afecciones cardíacas, afecciones cerebrales, depresión atípica y baja función tiroidea.

La Asociación Americana del Sueño establece que la afección afecta más a hombres que a mujeres.

Las personas que fuman o beben regularmente también corren el riesgo de desarrollar hipersomnia. Los medicamentos que causan somnolencia pueden tener efectos secundarios similares a la hipersomnia.

¿Cuáles son los síntomas de la hipersomnia?

El síntoma principal de la hipersomnia es el cansancio constante. Las personas con hipersomnia pueden tomar siestas durante todo el día sin aliviar la somnolencia. También tienen dificultad para despertarse de largos períodos de sueño.

Otros síntomas de hipersomnia incluyen:

  • energía baja
  • irritabilidad
  • ansiedad
  • pérdida de apetito
  • pensamiento lento o habla
  • dificultad para recordar
  • inquietud

¿Cómo se diagnostica la hipersomnia?

Para diagnosticar la hipersomnia, un médico revisará sus síntomas e historial médico. Un examen físico puede evaluar el estado de alerta.

Los médicos usan varias pruebas para diagnosticar la hipersomnia, que incluyen:

  • diario de sueño: registra los tiempos de sueño y vigilia durante la noche para seguir los patrones de sueño.
  • Escala de somnolencia de Epworth: califica su somnolencia para determinar la gravedad de la afección.
  • Prueba de latencia múltiple del sueño: toma una siesta monitoreada durante el día. La prueba mide los tipos de sueño que experimenta.
  • polisomnograma: te quedas en un centro de sueño durante la noche. Una máquina controla la actividad cerebral, los movimientos oculares, la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno y la función respiratoria.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la hipersomnia?

Los tratamientos para esta afección pueden variar, dependiendo de la causa de su hipersomnia.

Muchas drogas destinadas a la narcolepsia pueden tratar la hipersomnia. Estos incluyen anfetaminas, metilfenidato y modafinilo. Estas drogas son estimulantes que lo ayudan a sentirse más despierto.

Los cambios en el estilo de vida son una parte crítica del proceso de tratamiento. Un médico puede recomendar tener un horario de sueño regular. Evitar ciertas actividades también puede mejorar los síntomas, especialmente alrededor de la hora de acostarse. La mayoría de las personas con hipersomnia no deben beber alcohol ni usar drogas. Un médico también puede recomendar una dieta alta en nutrición para mantener los niveles de energía de forma natural.

¿Cuál es el pronóstico a largo plazo para las personas con hipersomnia?

Algunas personas con hipersomnia pueden mejorar sus síntomas con los cambios de estilo de vida correctos. Los medicamentos también pueden ayudar a esta condición. Sin embargo, algunas personas pueden nunca obtener un alivio total. Esta no es una afección potencialmente mortal, pero puede afectar la calidad de vida de una persona.

¿Cómo puedo prevenir la hipersomnia?

No hay forma de prevenir algunas formas de hipersomnia. Puede reducir el riesgo de hipersomnia creando un ambiente tranquilo para dormir y evitando el alcohol. También evite los medicamentos que causan somnolencia y evite trabajar hasta altas horas de la noche.