Flebolitos pélvicos: síntomas, causas, tratamiento, pronóstico y más

¿Qué son los flebolitos?

Los flebolitos son pequeñas calcificaciones (masas de calcio) ubicadas dentro de una vena. A veces se les llama "piedras de vena". El flebolito comienza como un coágulo sanguíneo y se endurece con el tiempo con calcio.

Cuando estas masas calcificadas se encuentran en su pelvis, se llaman flebolitos pélvicos.

Los flebolitos pélvicos son redondos u ovalados y generalmente de 2 a 5 milímetros de diámetro. Se pueden formar en muchas partes del cuerpo, pero el área pélvica es el área más común afectada por los flebolitos.

Los flebolitos pélvicos son bastante comunes. Se estima que ocurren en aproximadamente 35% de adultos mayores de 40 años. Por lo general, no causan ningún problema ni afectan la vida cotidiana.

Si siente dolor, hable con su médico. Los flebolitos pélvicos no deberían causar dolor.

¿Cuáles son los síntomas de los flebolitos pélvicos?

La mayoría de los flebolitos pélvicos no causan ningún síntoma. Si experimenta dolor en la pelvis, es probable que sea causado por algo más, como las venas varicosas.

Las venas varicosas a veces se consideran un síntoma de flebolitos. Las venas varicosas son venas agrandadas sobrecargadas de sangre. Estas venas aparecen hinchadas y elevadas y son de color azulado o púrpura. Pueden ser muy dolorosos.

¿Qué causa los flebolitos pélvicos?

Los flebolitos pélvicos se forman cuando la presión se acumula en una vena. La presión conduce a trombosis (la formación de un coágulo de sangre). El coágulo de sangre luego se calcifica con el tiempo.

Los ejemplos de condiciones o eventos que podrían conducir a una acumulación de presión en las venas incluyen:

  • esfuerzo por el estreñimiento
  • Toser
  • venas varicosas (consideradas tanto un síntoma como una causa de flebolitos)
  • saludable

Los flebolitos pélvicos también pueden ser causados ​​por una afección poco común conocida como malformación venosa, lo que resulta en el desarrollo anormal de las venas. Estas venas se estiran o agrandan con el tiempo. La sangre circula muy lentamente, lo que produce coágulos de sangre que se calcifican con el tiempo para crear flebolitos.

Las malformaciones venosas son raras y generalmente se presentan al nacer. Se desconoce su causa exacta, pero los investigadores creen que están involucradas varias mutaciones genéticas.

¿Quién está en riesgo de flebolitos pélvicos?

Las personas mayores de 40 años tienen un mayor riesgo de tener flebolitos pélvicos. El riesgo aumenta con la edad y afecta a ambos géneros por igual.

Otros factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollar flebolitos pélvicos incluyen:

  • diverticulitis
  • consumo prolongado de una dieta baja en fibra y alta en alimentos procesados
  • saludable
  • Síndrome de Maffucci, una condición rara que conduce a malformaciones vasculares.

Investigaciones ha demostrado que los flebolitos pélvicos son menos comunes en los países en desarrollo. Ocurren a la misma velocidad en los estadounidenses negros y blancos. Esto sugiere que los flebolitos son causados ​​por factores ambientales, no genéticos, muy probablemente debido a diferencias en la dieta entre los países en desarrollo y desarrollados.

Diagnóstico de flebolitos pélvicos

Si acude al médico debido al dolor pélvico, es posible que su médico quiera realizar pruebas para descartar otras afecciones, como cálculos renales o ureterales (cálculos ureterales). Un cálculo ureteral es un tipo de cálculo renal que viaja a través de los tubos que conectan los riñones con la vejiga (los uréteres).

Es probable que su médico tome un historial médico y familiar y le haga preguntas sobre sus síntomas. También pueden realizar un examen físico.

Las pruebas de imagen para ayudar a diagnosticar su condición pueden incluir:

  • De rayos X
  • MRI scan
  • ultrasonido
  • CT scan

En una imagen de rayos X, los flebolitos se ven como puntos blancos redondeados o de color claro y tienen un radiotransparente centro (transparente), que puede ayudar a los médicos a distinguirlos de los cálculos ureterales.

Muchas veces, los flebolitos pélvicos se descubren accidentalmente durante una radiografía o tomografía computarizada de las piernas o la pelvis por otro problema de salud no relacionado.

¿Cómo se tratan los flebolitos pélvicos?

Debido a que los flebolitos pélvicos son típicamente asintomáticos, es probable que no necesite tratarlos.

Remedios caseros

Si experimenta dolor pélvico, su médico puede recomendar un tratamiento en el hogar con analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin).

También puede colocar un paño tibio y húmedo sobre el área dolorida varias veces al día para ayudar a aliviar el dolor.

Las medias de compresión pueden ayudar a aliviar el dolor de las venas varicosas y evitar que la sangre se acumule y coagule.

Si el dolor no desaparece o empeora, consulte a su médico.

Tratamiento para venas varicosas

Si la vena con los flebolitos es una vena varicosa dolorosa, su médico puede recomendar una opción de tratamiento conocida como escleroterapia. En la escleroterapia, se inyecta una solución salina en la vena. La solución irrita el revestimiento de la vena y finalmente la destruye.

Tratamiento de malformaciones venosas.

La mayoría de las malformaciones vasculares eventualmente necesitan ser tratadas para aliviar el dolor y la hinchazón. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Embolización Este procedimiento mínimamente invasivo cierra los vasos sanguíneos anormales desde el interior.
  • Tratamiento láser. Este procedimiento utiliza un láser para reducir la malformación a través de la piel.
  • Escleroterapia Este procedimiento consiste en inyectar una sustancia en la malformación para irritar la pared del vaso y destruir las malformaciones.

Cirugía

Si otros tratamientos no ayudan, es posible que necesite cirugía para eliminar el flebolito o la malformación venosa. La cirugía generalmente se usa solo como último recurso.

¿Se pueden prevenir los flebolitos pélvicos?

No todos los flebolitos pélvicos pueden prevenirse.

Sin embargo, comer una dieta alta en fibra y baja en alimentos procesados ​​podría ayudar a prevenir el estreñimiento, lo que puede provocar flebolitos.

También puede tomar medidas para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos dentro de los vasos sanguíneos. Algunas formas de ayudar a prevenir la formación de coágulos incluyen:

  • hacer ejercicio diariamente (incluso solo una corta caminata)
  • tomando una aspirina diaria
  • mantenerse hidratado
  • Monitorear su consumo de sal y azúcar para ayudar a reducir su presión arterial
  • evitando usar ropa ajustada

¿Cuál es la perspectiva?

En la mayoría de los casos, los flebolitos pélvicos son benignos. No requieren ningún tratamiento o evaluación adicional. Son reconocidos como una parte normal del envejecimiento.

En casos raros, la presencia de flebolitos en la pelvis puede alertar a su médico sobre la posibilidad de afecciones más graves, como malformaciones venosas.

Las malformaciones venosas también pueden aumentar su riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos en las venas profundas (trombosis venosa profunda) y en los vasos sanguíneos de los pulmones (embolia pulmonar), lo que puede ser fatal. En raras ocasiones, las malformaciones venosas pueden provocar hemorragias internas. Es importante que las malformaciones venosas sean monitoreadas y tratadas para prevenir complicaciones.