Espasmo de colon: cómo se siente, tratamiento y causas

Resumen

Un espasmo de colon es una contracción espontánea y repentina de los músculos de su colon. El colon es parte del intestino grueso. Es responsable de formar, almacenar y excretar heces.

Los espasmos de colon se asocian frecuentemente con síndrome del intestino irritable (SII). Estos espasmos pueden ser un signo o síntoma de la afección. De hecho, los espasmos de colon son tan comunes con el SII que el trastorno intestinal también se conoce a veces como "colon espástico. " Sin embargo, no todas las personas con SII experimentan una mayor motilidad o evacuaciones, por lo que el término no se aplica a todas las personas con SII.

Además del SII, los espasmos de colon pueden ser el resultado de otras afecciones o problemas de salud subyacentes. Los espasmos de colon también pueden ocurrir sin una razón identificable.

Los músculos del colon se contraen para ayudar a mover las heces a lo largo de la porción inferior del tracto gastrointestinal (GI). Durante un espasmo de colon, los músculos que recubren el colon se tensan o contraen de manera desorganizada. Estas contracciones a menudo son dolorosas y obvias, mientras que las contracciones normales rara vez se notan.

Los espasmos de colon pueden causar otros síntomas además del dolor. Los calambres, la necesidad repentina de usar el baño y la hinchazón son comunes con los espasmos de colon. Lo que experimente puede depender de la causa de los espasmos y de la gravedad de los espasmos.

¿Cómo se siente un espasmo de colon?

La gravedad de los síntomas del espasmo del colon puede variar de persona a persona. Aquí hay algunos signos y síntomas de un espasmo de colon que puede ocurrir:

  • Dolor. El dolor abdominal intenso y repentino, especialmente en la parte inferior del abdomen y en el lado izquierdo, es común con los espasmos de colon. El dolor puede variar en intensidad con cada espasmo.
  • Gas o hinchazón. Estos signos pueden ocurrir en cualquier momento del día, independientemente de la dieta.
  • Deseo repentino de usar el baño. Las contracciones musculares de un espasmo de colon pueden acelerar los movimientos intestinales, por lo que cuando ocurre un espasmo, es posible que necesite usar el baño rápidamente.
  • Cambios en las deposiciones. La alternancia entre diarrea y estreñimiento en las deposiciones puede ocurrir en personas con espasmos de colon.
  • Heces sueltas. La motilidad inconsistente puede evitar que su cuerpo forme heces por completo, por lo que las heces de un movimiento intestinal pueden estar sueltas.
  • Moco en las heces. El moco claro o blanco puede aparecer en las deposiciones si tiene espasmos de colon. La mucosidad en las heces también es un síntoma del SII.

Causas de espasmos de colon

Los espasmos de colon son típicamente un síntoma de una condición de salud subyacente. IBS es el más común condición de salud subyacente que puede causar espasmos de colon. Otras condiciones también pueden causar estas contracciones. Éstas incluyen:

Los espasmos de colon comparten muchos de los mismos síntomas que el SII. Es por eso que es importante hacer una cita con su médico y trabajar para determinar si sus síntomas son el resultado de un espasmo o causados ​​por una afección subyacente como el SII.

No está claro por qué ocurren los espasmos de colon, incluso cuando se identifica la causa subyacente.

Los síntomas del SII empeoran cuando experimenta estrés y ansiedad mayores de lo habitual o cuando come alimentos ricos en grasas, entre otros factores desencadenantes. Estos mismos eventos pueden provocar espasmos de colon, pero la conexión no está completamente clara.

Las opciones de tratamiento

El tratamiento para los espasmos de colon tiene como objetivo reducir los síntomas y prevenir las complicaciones de los espasmos. Actualmente, no existe una cura o forma de prevenir permanentemente los espasmos de colon.

Si recibió un diagnóstico de espasmos de colon por parte de su médico, pueden hablar con usted sobre estas categorías de tratamientos de espasmos de colon:

Cambios en el estilo de vida

  • Manejar el estrés. Aprenda a manejar el estrés y reduzca su impacto en su salud mental y física cuando ocurra. Esto puede ayudar a prevenir futuros espasmos de colon.
  • Muévete más. Aumentar su actividad física y hacer ejercicio con más frecuencia puede ayudar a que su tracto gastrointestinal funcione de la mejor manera.
  • Come más fibra. La fibra agrega volumen a las heces. Esto puede reducir las posibilidades de heces sueltas o la consistencia alterna de evacuaciones intestinales. La fibra se encuentra en frutas, verduras, granos integrales, frijoles y legumbres. Reducir la grasa también puede reducir la irritación del colon. Estos cambios pueden aliviar los espasmos del colon y prevenir contracciones en el futuro.
  • Limite o deje de consumir alcohol y tabaco. Ambos productos pueden interferir con la función GI saludable, por lo que reducirlos o eliminarlos por completo puede ayudar a detener futuros espasmos.

Opciones medicas

  • Medicamentos antidiarreicos. Tanto los medicamentos antidiarreicos de venta libre como los recetados pueden ayudar a aliviar algunos síntomas de espasmos de colon y detener la diarrea.
  • Medicación antiespasmódica. Estos medicamentos están diseñados para calmar los músculos y reducir las contracciones severas de los espasmos de colon.

Compre medicamentos antidiarreicos.

Complicaciones y cuándo ver a su médico.

Los espasmos de colon pueden ser severos una vez y apenas perceptibles la próxima. No está claro por qué varían en gravedad, pero rara vez son un signo de un problema grave.

La única vez que necesite buscar atención médica inmediata si tiene un espasmo de colon es si muestra signos de obstrucción intestinal o intestinal. Los síntomas de una obstrucción incluyen:

  • dolor estomacal o abdominal intenso
  • náusea
  • vómitos
  • incapacidad para defecar

La acumulación de líquidos y heces en los intestinos puede ser una afección potencialmente mortal si no se trata de manera adecuada y rápida.

Sin embargo, si experimenta espasmos de colon frecuentes u otros síntomas, consulte con su médico. Pueden buscar una posible explicación. Si se hace un diagnóstico, usted y su médico pueden comenzar un tratamiento que, con suerte, evitará futuros espasmos. Si los espasmos continúan, usted y su médico pueden crear un plan para manejar cualquier efecto secundario del espasmo.

¿Cuál es la perspectiva?

Los espasmos de colon son comunes. Con frecuencia se asocian con el SII, pero también pueden ocurrir sin ningún motivo subyacente. Pueden causar dolor o molestias temporales, pero rara vez son motivo de preocupación.

Trabajar con su médico puede ayudarlo a identificar cualquier problema de salud que pueda estar causando los espasmos. También puede encontrar un tratamiento que pueda ayudar a prevenir los espasmos o reducir las complicaciones que surgen de algunos síntomas.