Emergencias por colitis ulcerosa: complicaciones y qué hacer

Resumen

Como alguien que vive con colitis ulcerosa (CU), no eres ajeno a los brotes que pueden causar síntomas como diarrea, calambres abdominales, fatiga y heces con sangre. Con el tiempo, puede aprender a lidiar con sus brotes y sentirse mejor. Pero eso no significa que deba tomar cada síntoma con calma.

Si bien es posible que solo experimente síntomas leves o moderados, aún pueden ocurrir complicaciones potencialmente mortales. Es importante que pueda reconocer situaciones de emergencia y obtener ayuda inmediata. Aquí hay algunas complicaciones de la CU que requieren una visita inmediata a su médico o una sala de emergencias.

1. colon perforado

Los medicamentos antiinflamatorios e inmunosupresores son a menudo los primeros tratamientos que le recetará su médico. Estos trabajan para detener la inflamación y curar las úlceras asociadas con la CU. Pero a veces, estos medicamentos no funcionan.

Esto puede conducir a una inflamación descontrolada que daña o debilita el revestimiento del colon. Esto lo pone en riesgo de perforación intestinal, que es cuando se desarrolla un agujero en la pared del colon.

La perforación intestinal es una situación de emergencia. Un agujero en la pared intestinal permite que las bacterias se derramen en el estómago. Esto puede provocar infecciones potencialmente mortales como sepsis o peritonitis.

El dolor abdominal y el sangrado rectal son síntomas comunes de CU. Pero los signos de perforación intestinal incluyen dolor abdominal intenso, fiebre alta y sangrado rectal abundante. Otros síntomas acompañantes pueden incluir escalofríos, vómitos y náuseas.

Si sospecha una perforación, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias. Esta es una emergencia médica que requiere cirugía para reparar el orificio en la pared del colon.

2. colitis fulminante

Esta complicación afecta a todo el colon y también ocurre debido a una inflamación descontrolada. La inflamación hace que el colon se hinche hasta el punto de distensión, y sus síntomas de CU empeorarán con el tiempo.

Los signos de colitis fulminante incluyen dolor de estómago intenso, tener más de 10 deposiciones al día, sangrado rectal abundante y fiebre alta.

Algunas personas experimentan anemia y pérdida de peso rápida. Si no se trata, la colitis fulminante puede progresar y poner en peligro la vida, por lo tanto, consulte a un médico si sus síntomas de CU empeoran.

El tratamiento implica hospitalización y dosis altas de corticosteroides. Según la gravedad de su afección, es posible que deba recibirlos mediante terapia intravenosa (IV).

3. Megacolon tóxico

La colitis fulminante no tratada puede avanzar a megacolon tóxico, otra complicación grave de la CU. En este caso, el colon continúa hinchándose o dilatándose, lo que resulta en una distensión abdominal severa.

Se pueden acumular gases y heces en el colon. Si no se trata, el colon puede romperse. Esta es una emergencia que pone en peligro la vida.

El megacolon tóxico requiere tratamiento en el hospital. Los médicos pueden intentar eliminar el exceso de gases o heces del colon. Si esto no funciona, la cirugía puede prevenir una ruptura del colon.

Los síntomas del megacolon tóxico incluyen dolor de estómago intenso e hinchazón, sensibilidad abdominal, menos evacuaciones intestinales y fiebre alta.

4. Deshidratación severa

La deshidratación severa es una emergencia que puede ocurrir por diarrea persistente, especialmente si no toma suficientes líquidos.

La deshidratación es una preocupación importante para las personas con CU porque su cuerpo puede perder mucho líquido con cada evacuación intestinal. Puede tratar casos leves de deshidratación en casa bebiendo agua o una solución de rehidratación.

La deshidratación severa es una emergencia médica. Es posible que necesite hospitalización para recibir nutrientes y líquidos por vía intravenosa.

Los síntomas de deshidratación severa incluyen presión arterial peligrosamente baja, mareos, pulso rápido, desmayos, calambres musculares severos y ojos hundidos.

5 Enfermedad del higado

La enfermedad hepática también puede ocurrir con la CU. La colangitis esclerosante primaria (PSC) es una enfermedad hepática que a veces se asocia con CU.

Si no se trata, esto puede provocar cicatrices en el hígado (cirrosis) o daño hepático permanente.

Además, los medicamentos esteroides utilizados para tratar la inflamación pueden hacer que la grasa se deposite en el hígado. Esto se conoce como enfermedad del hígado graso. El hígado graso no requiere tratamiento ni causa ningún síntoma, pero perder peso puede revertirlo.

Si tiene CU, su médico puede completar periódicamente una prueba de función hepática para verificar la salud de su hígado. Los signos de complicaciones hepáticas pueden incluir picazón en la piel e ictericia, que es el color amarillento de la piel o el blanco de los ojos. También puede desarrollar dolor o sensación de plenitud en el lado superior derecho de su abdomen.

Programe una cita con su médico si sospecha complicaciones hepáticas.

6. cáncer de colon

El riesgo de cáncer de colon aumenta según la gravedad de su CU. Según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), el cáncer colorrectal es el tercer cáncer más común diagnosticado en hombres y mujeres en los Estados Unidos.

Una colonoscopia puede detectar la presencia de tumores en su colon. Este procedimiento implica la inserción de un tubo flexible en el recto para examinar el colon.

Los síntomas del cáncer de colon son similares a los síntomas de la CU. Debido a esto, puede ser difícil distinguir una condición de la otra.

Consulte a un médico si nota heces negras, alquitranadas o un cambio en la actividad intestinal. También consulte a un médico si tiene dolor de estómago intenso, pérdida de peso inexplicable o fatiga severa. El cáncer de colon puede causar heces más delgadas y con más sangre de lo habitual.

Lo que aprendiste

La CU es una afección crónica y a veces debilitante. Los cambios en la medicación y el estilo de vida pueden ayudarlo a controlar la enfermedad.

Hable con su médico si siente que su tratamiento actual de UC no está funcionando. Ajustar su dosis o medicamento puede resultar en un mejor resultado y ayudarlo a lograr la remisión.

Pueden desarrollarse situaciones potencialmente mortales cuando no puede controlar la inflamación y las úlceras en su colon. Busque atención médica inmediata si experimenta un empeoramiento de los síntomas. Algunos de estos síntomas incluyen dolor de estómago intenso, fiebre alta, diarrea severa o sangrado rectal abundante.