Emergencias hipoglucémicas y consejos para mantener la calma

La hipoglucemia, o bajo nivel de azúcar en la sangre, puede progresar rápidamente a una situación de emergencia si no la trata de inmediato.

Conocer los signos y síntomas de la hipoglucemia es el primer paso para controlar esta complicación de la diabetes.

Los síntomas de hipoglucemia severa pueden incluir problemas para pensar con claridad y visión borrosa. Incluso puede conducir a:

  • pérdida de consciencia
  • incautación
  • coma

La hipoglucemia puede ocurrir por varias razones, como:

  • tomando demasiado de su medicamento para la diabetes
  • comiendo menos de lo normal
  • hacer más ejercicio de lo normal
  • tener patrones alimenticios erráticos
  • beber alcohol sin tomar un aperitivo

Si sus síntomas progresan o no mejoran después de tratarlos en casa, es posible que deba buscar atención médica de emergencia.

En medio de un episodio de hipoglucemia, puede ser difícil mantener la calma.

Los siguientes consejos pueden ayudarlo a mantenerse fresco y recogido durante una emergencia de hipoglucemia para que pueda obtener la ayuda que necesita lo más rápido posible.

Planifique previamente el camino más rápido a la sala de emergencias

Planifique la ruta más rápida al departamento de emergencias más cercano antes de que ocurra una emergencia. Escriba las instrucciones en un lugar claramente visible. También puede guardarlo en la aplicación de mapas de su teléfono.

Tenga en cuenta que no debe conducir si tiene un episodio de hipoglucemia grave porque podría perder el conocimiento.

Pídale a un amigo o familiar que lo lleve o lo acompañe a través de Lyft o Uber. Si usa la aplicación Lyft o Uber, la información de su viaje se almacenará para facilitar el acceso.

Si está solo, llame al 911 para que le envíen una ambulancia.

Mantenga visibles los números telefónicos de emergencia en su hogar

Escriba los números de emergencia y guarde esa información en un lugar donde pueda acceder fácilmente a ellos, como una nota en su refrigerador. También debe ingresar los números en su teléfono celular.

Estos números incluyen:

  • los números de teléfono de sus médicos
  • centro de ambulancias
  • cuerpo de Bomberos
  • Departamento de Policia
  • Centro de control de venenos
  • vecinos o amigos o parientes cercanos

Si su médico practica en un hospital, también puede anotar la ubicación. Si está cerca, puede dirigirse allí en caso de emergencia.

Tener esta información en una ubicación visible puede ayudarlo rápidamente y evitar que entre en pánico para encontrarla.

Eduque a sus amigos, compañeros de trabajo y familiares.

Considere reunirse con amigos, familiares, compañeros de ejercicio y compañeros de trabajo para discutir cómo deben cuidarlo si su nivel de azúcar en la sangre baja demasiado. También puede hacerles saber qué síntomas deben tener en cuenta.

Tener un sistema de apoyo de amplio alcance puede hacer que los episodios de hipoglucemia sean un poco menos estresantes. Puede estar seguro de que alguien siempre lo está cuidando.

Use una etiqueta de identificación médica

Un brazalete o etiqueta de identificación médica contiene información sobre su condición y su información de contacto de emergencia. Una identificación médica es un accesorio, como un brazalete o collar, que usa en todo momento.

Los servicios de emergencia casi siempre buscarán una identificación médica en una situación de emergencia.

Debe incluir lo siguiente en su identificación médica:

  • su nombre
  • el tipo de diabetes que tienes
  • si usa insulina y dosis
  • cualquier alergia que tenga
  • un número de teléfono ICE (en caso de emergencia)
  • si tiene implantes, como una bomba de insulina

Esto puede ayudar a los servicios de emergencia a obtener el tratamiento adecuado de inmediato si se siente confundido o inconsciente.

Tenga a mano refrigerios ricos en carbohidratos

La mejor manera de tratar un episodio de hipoglucemia es con un pequeño refrigerio alto en carbohidratos. los Asociación Americana de la Diabetes recomienda que su merienda contenga al menos 15 gramos de carbohidratos.

Algunos buenos bocadillos para tener a mano incluyen:

  • fruta seca
  • jugo de fruta
  • galletas
  • pretzels
  • caramelos de goma
  • tabletas de glucosa

Si no puede encontrar un refrigerio, también puede tomar una cucharada de miel o jarabe. También puede disolver una cucharada de azúcar regular en agua.

Evite los edulcorantes artificiales y los alimentos que contienen grasas junto con carbohidratos, como el chocolate. Estos pueden retrasar la absorción de glucosa y no deben usarse para tratar la hipoglucemia.

Piense en todos los lugares que visita con frecuencia y asegúrese de que estos bocadillos estén disponibles para usted. Por ejemplo, asegúrese de tener bocadillos de carbohidratos:

  • en el trabajo
  • en su automóvil o en el automóvil de cualquier otra persona en la que esté frecuentemente
  • en tu bolso o mochila
  • en su equipo de senderismo o bolsas de deporte
  • en una bolsa en tu bicicleta
  • en su equipaje de mano
  • para niños, en la enfermería de la escuela o en la guardería

Aprende a usar un kit de glucagón

Con una receta de su médico, puede comprar un kit de emergencia de glucagón para tratar emergencias hipoglucémicas.

El glucagón es una hormona que eleva los niveles de glucosa en la sangre. Está disponible como una inyección administrada debajo de la piel o como un aerosol nasal.

Dígales a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo dónde encontrar este medicamento y enséñeles cómo usarlo en caso de emergencias.

El paquete también debe tener instrucciones claras sobre cómo preparar y administrar el glucagón adecuadamente. Asegúrese de vigilar la fecha de vencimiento.

Tenga en cuenta que pueden producirse náuseas y vómitos después de usar un kit de glucagón.

Tome una respiración profunda

Respira hondo y exhala lentamente, contando hasta 10. El pánico solo empeorará las cosas. Recuerde que ya está preparado para manejar esta situación.

La comida para llevar

Los niveles de azúcar en sangre muy bajos pueden poner en peligro la vida. La clave para controlar la hipoglucemia es ser capaz de reconocer los síntomas y actuar de forma rápida y tranquila durante un ataque.

La preparación es clave para ayudar a mantener la calma.