Elasticidad de la piel: qué es y 13 formas respaldadas por la ciencia para mejorarla

Compartir en Pinterest

La pérdida de elasticidad de la piel es una parte natural del proceso de envejecimiento. Es posible que lo hayas notado por primera vez cuando te maquillaste o te frotaste los ojos. Movió el párpado ligeramente hacia un lado y su piel no se recuperó como solía hacerlo.

La elasticidad de la piel es la capacidad de la piel para estirarse y volver a su forma original. La pérdida de elasticidad de la piel se conoce como elastosis. La elastosis hace que la piel se vea flácida, arrugada o coriácea.

Las áreas de la piel expuestas al sol pueden contraer elastosis solar. Estas partes del cuerpo pueden verse más desgastadas que las protegidas de la exposición al sol. La elastosis solar también se conoce como elastosis actínica.

Se puede mejorar la elasticidad de la piel. En este artículo, cubriremos las causas de la elastosis y brindaremos posibles soluciones.

¿Por qué cambia la elasticidad de la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo. También es tu escudo contra los elementos. A medida que las personas envejecen, su piel naturalmente comienza a mostrar los efectos del tiempo.

Además de perder colágeno, la piel también comienza a perder elastina, una proteína que proporciona a la piel la capacidad de estirarse y recuperarse. La elastina se encuentra en el tejido conectivo de la capa de la dermis de la piel.

Las causas ambientales y de estilo de vida pueden empeorar y acelerar la elastosis. Incluyen:

  • la exposición al sol
  • la contaminación del aire
  • nutrición pobre
  • de fumar

La pérdida de peso rápida y extensa también puede causar elastosis.

13 formas de mejorar o restaurar la elasticidad de la piel

Hay formas de mejorar la elasticidad de la piel, junto con su apariencia general. Incluyen:

1. Suplementos de colágeno

El colágeno es una proteína que se encuentra en los tejidos conectivos de la piel. Existe alguna evidencia de que el colágeno hidrolizado oral puede ser absorbido a través del intestino y entregado a la piel a través del torrente sanguíneo.

En una pequeña estudio, se administró un suplemento oral de péptidos de colágeno, vitamina C, extracto de Hibiscus sabdariffa y extracto de Aristotelia chilensis (baya Macqui) a los participantes del estudio durante 3 meses. Se observó una mejora significativa en la elasticidad y firmeza de la piel en los participantes, comenzando a las 4 semanas.

Un separado estudio descubrió que una bebida nutricional que contiene colágeno y otros ingredientes, como el ácido hialurónico, aumenta significativamente la elasticidad de la piel.

Estos resultados son prometedores, sin embargo, es importante recordar que en cada estudio, también se usaron otros ingredientes beneficiosos. Se necesitan más datos sobre los suplementos de colágeno para determinar su verdadera capacidad para reponer la elasticidad de la piel.

2. Retinol y retinoides.

El retinol es una forma de vitamina A. Se puede encontrar en productos para el cuidado de la piel de venta libre (OTC), como los sueros para los ojos y las cremas faciales. No es tan potente como los retinoides recetados. Ahi esta datos indicando que el retinol tópico combinado con vitamina C es efectivo para reponer la elasticidad de la piel.

Los retinoides recetados aumentan la producción de colágeno en la piel. Incluyen tretinoína y retin-A. Muchos estudios han demostrado la efectividad de los retinoides recetados para reducir y revertir los efectos del fotoenvejecimiento en la piel.

3. Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra principalmente en el tejido conectivo de la piel. Su trabajo es mantener la humedad y mantener la piel lubricada.

El ácido hialurónico se agota por la exposición a los rayos ultravioleta (UV) y por el envejecimiento. El uso de sueros o cremas fortificadas con ácido hialurónico puede ayudar a la piel a recuperar parte de su elasticidad natural. Tomar suplementos que contengan ácido hialurónico también puede ser beneficioso.

4. Isoflavonas de genisteína

La genisteína, un tipo de isoflavona de soja, es un fitoestrógeno. Los fitoestrógenos son compuestos derivados de plantas que actúan de manera similar al estrógeno en el cuerpo.

Genistein ha sido mostrado en estudios para mejorar la elasticidad de la piel cuando se toma por vía oral. También puede tener beneficios cuando se aplica tópicamente. Se necesitan más estudios para determinar las aplicaciones de genisteína para mejorar la elasticidad de la piel y el cuidado general de la piel.

5. Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

Aunque los datos están lejos de ser concluyentes, la investigación ha encontrado que los diferentes tipos de TRH tienen beneficios para la elasticidad de la piel pérdida causada por el envejecimiento y la menopausia. Incluyen:

  • estrógeno transdérmico
  • estrógeno transdérmico combinado con progesterona vaginal
  • estrógeno oral combinado con progesterona vaginal

La TRH puede ser una opción de tratamiento útil, pero no es para todos. Obtenga más información sobre los beneficios y riesgos de HRT aquí.

6. Extracto de hamamelis

El hamamelis es un producto común para el cuidado de la piel en el hogar. También es un ingrediente común en cosméticos y preparaciones para el cuidado de la piel.

Una in vivo estudio descubrió que el extracto de hamamelis, específicamente Hamamelis virginiana, era efectivo para corregir la elastosis, reducir las arrugas y aumentar la firmeza general de la piel.

7. Flavanoles de cacao

Si comer chocolate negro es su placer culpable, esta solución potencial de elasticidad de la piel es para usted.

A estudio descubrió que la ingesta diaria de flavanoles de cacao, un compuesto de chocolate, mejora la elasticidad de la piel y reduce las arrugas. Los flavanoles de cacao son flavonoides dietéticos que se encuentran naturalmente en el grano de cacao.

No todo el chocolate contiene altos niveles de flavanoles de cacao. Busque chocolate que contenga alrededor de 320 miligramos de flavanoles de cacao, que es la cantidad utilizada en el estudio.

8. Tratamientos con láser.

Los tratamientos de terapia con láser se usan para tratar muchas afecciones médicas.

Una estudio observó la efectividad de combinar dos técnicas de terapia con láser: láser fraccional no ablativo (NAFL) y terapia de luz pulsada intensa (IPL), realizada el mismo día para estudiar a los participantes.

Estos procedimientos tienen un efecto positivo sobre el tono de la piel y la producción de nuevo colágeno. El estudio encontró que la combinación de estas terapias proporcionó un aumento significativo en la elasticidad y el tono de la piel. Otros estudios han encontrado resultados positivos del uso de láseres fraccionados en la piel.

9. Crema de dexpantenol (panthoderm)

El dexpantenol (ácido pantoténico) es un humectante medicado que se usa para tratar la piel áspera, escamosa o seca. Estudio han encontrado que es beneficioso para preservar la elasticidad de la piel.

10. exfoliaciones químicas

Las exfoliaciones químicas son procedimientos realizados por un dermatólogo para resurgir y revitalizar la piel. Hay tres tipos: ligero, medio y profundo.

Las exfoliaciones químicas pueden reducir la elastosis y los efectos del fotoenvejecimiento, así como aumentar la producción de colágeno. Usted y su dermatólogo pueden determinar qué tipo de cáscara es mejor para usted.

11. Dermoabrasión

La dermoabrasión es una técnica de exfoliación profunda que se usa para eliminar las capas externas de la piel. Lo realiza un dermatólogo y generalmente se realiza en la cara.

12. Inyección de plasma rico en plaquetas

Uno pequeño estudio descubrieron que inyectar plasma rico en plaquetas (PRP) directamente en el párpado inferior redujo la elastosis actínica en esa área. Se requirieron varias inyecciones mensualmente durante un período de 3 meses. Se informó que las inyecciones eran mínimamente invasivas y sin dolor.

13. Cirugía de contorno corporal

Un aumento significativo en el peso puede hacer que la piel pierda su elasticidad. Después de la pérdida de peso, es posible que la piel no pueda recuperarse, lo que resulta en un exceso de piel suelta.

Es más probable que esto ocurra si la pérdida de peso es de alrededor de 100 libras o más. En algunos casos, la piel se puede extirpar quirúrgicamente. Las áreas típicas del cuerpo donde se extrae la piel incluyen el estómago, los brazos y los muslos.

Consejos para prevenir la pérdida de elasticidad de la piel.

Los cambios en el estilo de vida son su mejor apuesta para limitar la elastosis.

Limite la exposición al sol

La sobreexposición a los rayos UV reduce la elasticidad de la piel y provoca el envejecimiento prematuro de la piel. El uso de protector solar ha sido mostrado para detener este proceso Usar protector solar no mejorará la elastosis, pero detendrá más daños.

Agregue antioxidantes a su dieta

Una dieta rica en antioxidantes, como vitamina C, vitamina E, carotenoides y licopeno puede ayudar a mantener la elasticidad de la piel y la salud en general.

Es importante recordar que incluso la dieta más saludable no será suficiente para contrarrestar el fotoenvejecimiento relacionado con el sol. Tomar suplementos antioxidantes o comer una dieta alta en antioxidantes es un buen comienzo, pero no reemplazará la protección solar.

Dejar de fumar

Las personas que fuman tienen menos elasticidad de la piel que las que no lo hacen. Fumar estrecha los vasos sanguíneos, disminuye el flujo sanguíneo y limita la capacidad de los nutrientes y el oxígeno para llegar a la piel.

También se ha demostrado que las toxinas en los cigarrillos dañan la elastina y las fibras de colágeno. Dejar de fumar ayuda a reducir el daño continuo del tabaquismo a la piel, así como al resto del cuerpo.

La comida para llevar

La piel naturalmente pierde parte de su capacidad para estirarse y recuperarse con el envejecimiento. La exposición al sol y los hábitos, como fumar, pueden acelerar este proceso.

Existen muchos tratamientos exitosos para mejorar la elasticidad de la piel. Los cambios en el estilo de vida, como usar protector solar, pueden ayudar a reducir la velocidad y minimizar sus efectos.