Dieta para la diabetes tipo 2: alimentos para comer, alimentos para evitar, ceto y más

Resumen

Si vive con diabetes tipo 2, una dieta bien balanceada puede ayudarlo a controlar sus niveles de azúcar en la sangre y su peso. A su vez, si su plan de comidas lo ayuda a lograr un peso más saludable y mantener sus niveles de azúcar en la sangre en un rango normal, puede reducir su riesgo de complicaciones. Por ejemplo, comer de manera saludable podría reducir su riesgo de daño nervioso, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Siga leyendo para obtener más información sobre cómo las diferentes dietas y patrones de alimentación pueden afectar su salud y afectar su control de la diabetes tipo 2.

¿Qué alimentos debe incluir mi dieta?

Hay muchos patrones de alimentación y dietas diferentes que puede seguir para satisfacer sus necesidades de salud. Cuando decida cuál es el adecuado para usted, considere revisar esta lista de preguntas:

¿Este plan de alimentación incluye una amplia variedad de alimentos ricos en nutrientes?

Para satisfacer las necesidades de su cuerpo, es importante comer una colorida variedad de alimentos ricos en nutrientes. Por ejemplo, las frutas, verduras, frijoles y otras legumbres, nueces y semillas, granos enteros y pescado son buenas fuentes de vitaminas y minerales, así como fibra.

¿Incluye grasas saludables para el corazón?

Comer cantidades moderadas de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas puede ayudar a reducir el nivel de colesterol LDL (malo) en su cuerpo. Las grasas monoinsaturadas se encuentran en nueces, semillas, aguacate, aceite de oliva y aceite de canola. Las grasas poliinsaturadas se encuentran en el pescado graso, nueces, semillas de lino, semillas de girasol, aceite de soja, aceite de cártamo y aceite de maíz.

¿Es bajo en colesterol, grasas saturadas, grasas trans y azúcares añadidos?

Limitar su consumo de grasas saturadas, grasas trans y colesterol también puede ayudar a reducir su colesterol. Los azúcares agregados proporcionan calorías vacías, con poco valor nutricional.

Para limitar su consumo de colesterol, grasas saturadas, grasas trans y azúcar agregada:

  • Elija fuentes magras de proteínas, como tofu, frijoles y otras legumbres, salmón y otros pescados, pollo y pavo sin piel y cortes magros de carne de cerdo.
  • Opte por productos lácteos bajos en grasa, como leche descremada, yogur bajo en grasa y queso bajo en grasa.

¿Me ayudará a practicar el control de porciones?

Comer en exceso puede dificultar el control de los niveles de azúcar en la sangre. También conduce al aumento de peso. Comer alimentos ricos en fibra puede ayudarlo a sentirse lleno por más tiempo, lo que puede ayudarlo a practicar el control de las porciones. Estos incluyen frijoles y legumbres, la mayoría de las frutas y verduras, y granos integrales.

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) También recomienda productos hechos con granos enteros en lugar de granos refinados. Por ejemplo, el arroz integral proporciona una opción más nutritiva y abundante que el arroz blanco.

¿Puedo seguir con este plan de alimentación a largo plazo?

Los planes de alimentación saludable solo funcionan si los sigue. Si su plan es demasiado restrictivo o no se ajusta a su estilo de vida, puede ser difícil seguirlo. Si amas cierta comida y no puedes imaginar la vida sin ella, asegúrate de seleccionar un plan de comidas que te permita tenerla al menos ocasionalmente.

¿Qué alimentos se deben evitar con la diabetes tipo 2?

No hay muchos alimentos que deba evitar por completo cuando tiene diabetes tipo 2. Sin embargo, algunos alimentos son opciones más saludables, lo que significa que son fuentes más ricas de vitaminas y minerales, y contienen menos grasa, azúcar y colesterol.

La ADA recomienda practicar el control de las porciones y elegir alimentos más nutritivos en lugar de opciones menos nutritivas. Por ejemplo, la ADA alienta a las personas a elegir:

  • Alimentos bajos en colesterol. Eso significa evitar alimentos con alto contenido de colesterol, como carnes rojas, yemas de huevo, productos lácteos con alto contenido de grasa y otros productos animales.
  • Alimentos bajos en grasas saturadas. Eso significa reducir los alimentos ricos en grasas saturadas, como el aceite de palma, el aceite de coco, la carne roja, la piel de pollo, los productos lácteos con alto contenido de grasa y otros productos animales.
  • Alimentos libres de grasas trans. Evite las grasas trans siempre que sea posible: se encuentran en manteca, aceite hidrogenado y aceite parcialmente hidrogenado.
  • Alimentos bajos en azúcares añadidos. Eso significa limitar las bebidas endulzadas, los dulces, los postres y ser cauteloso con los alimentos procesados.

¿Cómo funciona el conteo de carbohidratos para la diabetes tipo 2?

El conteo de carbohidratos es un enfoque que puede tomar para controlar sus niveles de azúcar en la sangre. También se conoce como conteo de carbohidratos. Por lo general, lo usan las personas que toman inyecciones de insulina.

En el conteo de carbohidratos, sumas la cantidad de gramos de carbohidratos que comes durante cada comida. Con un seguimiento cuidadoso, puede aprender cuántos gramos de carbohidratos necesita comer para mantener un nivel de azúcar en la sangre seguro mientras toma inyecciones de insulina. Su médico, enfermera o dietista pueden ayudarlo a comenzar.

Muchos alimentos contienen carbohidratos, que incluyen:

  • trigo, arroz y otros granos y alimentos a base de granos
  • frijoles secos, lentejas y otras legumbres
  • papas y otras verduras con almidón
  • fruta y jugo de fruta
  • leche y yogurt
  • refrigerios procesados, postres y bebidas endulzadas

Hay muchos libros y recursos en línea que puede usar para saber cuántos gramos de carbohidratos se encuentran en porciones de alimentos comunes. También puede consultar las etiquetas nutricionales de los alimentos envasados ​​y procesados.

¿Cuáles son los pros y los contras de la dieta ceto para la diabetes tipo 2?

La dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos que enfatiza los alimentos ricos en proteínas, como carne, pollo, mariscos, huevos, queso, nueces y semillas. También incluye vegetales sin almidón, como el brócoli, la coliflor, el repollo, la col rizada y otras verduras de hoja verde. Limita los alimentos ricos en carbohidratos, incluidos los granos, legumbres secas, tubérculos, frutas y dulces.

Dependiendo de los alimentos ricos en proteínas que elija, la dieta ceto y muchas otras dietas bajas en carbohidratos pueden ser altas en grasas saturadas. Puede reducir su consumo de grasas saturadas al limitar la cantidad de carne roja, cortes grasos de carne de cerdo y queso con alto contenido de grasa que come.

También puede ser un desafío obtener suficiente fibra mientras se sigue la dieta ceto. Sin embargo, algunos alimentos bajos en carbohidratos son ricos en fibra. Por ejemplo, las nueces, las semillas y las verduras de hoja verde son bajas en carbohidratos totales pero altas en fibra.

Algunos estudios han encontrado que las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudar a mejorar el control del azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2, informan los autores de un opinión 2017. Sin embargo, se necesita más investigación para conocer los beneficios y riesgos a largo plazo de la dieta ceto y otros enfoques bajos en carbohidratos para comer.

¿Es útil la dieta mediterránea para la diabetes tipo 2?

La dieta mediterránea es un patrón de alimentación que enfatiza los alimentos de origen vegetal, que incluyen frutas, verduras, legumbres secas, granos integrales, nueces y semillas. También incluye pequeñas porciones de pescado, pollo, huevo y productos lácteos. Incluye muy poca carne roja. La principal fuente de grasa es el aceite de oliva.

La dieta mediterránea es rica en vitaminas, minerales, fibra y grasas saludables. Es bajo en colesterol, grasas saturadas, grasas trans y azúcares agregados.

Un 2014 revisión de la investigación descubrió que las personas con diabetes tipo 2 que siguen la dieta mediterránea tienden a tener un nivel de azúcar en sangre más bajo que las que siguen una dieta estadounidense convencional. La dieta mediterránea también se ha relacionado con la reducción de peso, colesterol en la sangre y presión arterial.

¿La dieta DASH es útil para la diabetes tipo 2?

La dieta DASH, que significa enfoque dietético para detener la hipertensión, fue diseñada para reducir la presión arterial. Al igual que la dieta mediterránea, enfatiza los alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, legumbres secas, granos integrales, nueces y semillas. También incluye pescado, aves y productos lácteos bajos en grasa. Limita la carne roja, los dulces y otros alimentos ricos en grasas saturadas o azúcares añadidos. También limita los alimentos con alto contenido de sal.

De acuerdo a un crítica publicada en 2017, la dieta DASH proporciona un plan de alimentación rico en nutrientes y sostenible para personas con diabetes tipo 2. Puede ayudar a reducir la presión arterial, el colesterol en la sangre, la resistencia a la insulina y el peso.

¿Puedo seguir una dieta vegetariana o vegana con diabetes tipo 2?

Las dietas vegetarianas no contienen carne roja ni aves de corral, y a menudo no contienen mariscos. Las dietas veganas no contienen ningún producto animal, incluidas las carnes rojas, aves, mariscos, huevos o productos lácteos.

En cambio, estas dietas enfatizan las fuentes de proteínas de origen vegetal, como tofu, tempeh, frijoles, lentejas, arvejas, nueces, semillas y granos. También incluyen una amplia variedad de frutas y verduras. Los vegetarianos generalmente comen huevos y lácteos, pero los veganos no.

Es posible seguir una dieta vegetariana o vegana mientras se satisfacen sus necesidades nutricionales con diabetes tipo 2. Sin embargo, no todas las dietas vegetarianas y veganas son iguales. El hecho de que una comida sea vegetariana o vegana no significa que sea saludable.

Para una salud óptima, coma una amplia variedad de alimentos y asegúrese de obtener los nutrientes clave que necesita. A veces, cuando las personas intentan seguir una dieta vegetariana o vegana, no tienen cuidado de asegurarse de comer suficientes proteínas o fuentes de vitaminas y minerales. En caso de duda, un dietista puede aconsejarle sobre qué alimentos incluir en su plan de comidas para satisfacer sus necesidades nutricionales.

La comida para llevar

Sea cual sea la dieta o el patrón de alimentación que elija seguir, es mejor comer una variedad completa de alimentos ricos en nutrientes y practicar el control de las porciones. Haga un esfuerzo para limitar su consumo de grasas saturadas, grasas trans, alimentos ricos en colesterol y azúcares agregados. Su médico o dietista pueden ayudarlo a desarrollar un enfoque de planificación de comidas que se ajuste a sus necesidades de salud y estilo de vida.