¿Cuál suele ser el primer síntoma del mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es un cáncer de células plasmáticas, que son un tipo de glóbulos blancos. Las células cancerosas se acumulan en la médula ósea, donde desplazan los glóbulos sanos y evitan que funcionen correctamente.

El mieloma múltiple a menudo comienza sin síntomas, o con síntomas muy leves que se pueden confundir fácilmente con otras afecciones. Cuando se producen síntomas, pueden incluir fatiga, dolor óseo, debilidad, pérdida de peso e infecciones.

¿Cuál es la queja más común del mieloma múltiple??

La queja más común del mieloma múltiple es la fatiga. Este es a menudo el primer síntoma que los pacientes notan, y puede ser bastante debilitante. Otras quejas comunes incluyen dolor óseo, infecciones recurrentes y anemia. Los pacientes también pueden experimentar neuropatía (dolor nervioso), que puede ser bastante doloroso y puede provocar parálisis si no se trata.

¿Cuál es la primera etapa del mieloma múltiple??

La primera etapa del mieloma múltiple es típicamente asintomático, lo que significa que no hay síntomas. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar fatiga, dolor óseo u otra incomodidad general. Un análisis de sangre puede revelar niveles anormales de ciertas proteínas, que pueden ser un signo temprano de la enfermedad. En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia de médula ósea para confirmar el diagnóstico.

¿Qué se puede confundir con mieloma múltiple??

Hay varias afecciones que pueden imitar los síntomas del mieloma múltiple, que incluyen:

-Leucemia linfocítica crónica

-linfoma de Hodgkin

-Macroglobulinemia Waldenstrom

-Gammopatía monoclonal de importancia indeterminada

-Leucemia de células plasmáticas

-Plasmacitoma solitario

Es necesaria una evaluación exhaustiva por parte de un hematólogo para distinguir entre estas afecciones.

¿Cuándo un médico sospecharía mieloma múltiple??

Hay algunos signos y síntomas clave que llevarían a un médico a sospechar del mieloma múltiple. Éstos incluyen:

-Fatiga y debilidad persistentes

-Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)

-Dolor de hueso o fracturas

-Problemas de riñon

-Pérdida de peso

-Infecciones frecuentes

Si un paciente presenta alguno de estos síntomas, es probable que el médico solicite algunas pruebas adicionales para confirmar o descartar mieloma múltiple. Estas pruebas pueden incluir un análisis de sangre, una biopsia de médula ósea y/o una exploración PET.

¿Cuándo debería sospechar del mieloma??

No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que la situación de cada individuo es única. Sin embargo, hay ciertos signos y síntomas generales que pueden sugerir la presencia de mieloma y garantizar una mayor investigación por parte de un médico. Éstos incluyen:

– Fatiga o debilidad persistente

– Pérdida de peso inexplicable

– Dolor de hueso o fracturas

– Infecciones frecuentes

– Anemia

– Sangrado o hematomas fácilmente

Si está experimentando alguno de estos síntomas, es importante hablar con su médico para que puedan determinar si el mieloma es una posibilidad o no es una posibilidad o no.