Consejos para facilitar las inyecciones con artritis psoriásica

médico y paciente juntosCompartir en Pinterest

¿Le ha recetado su médico medicamentos inyectables para tratar la artritis psoriásica (PsA)? En caso afirmativo, puede sentirse nervioso por ponerse una inyección. Pero hay pasos que puede seguir para facilitar este tratamiento.

Tómese un momento para conocer nueve estrategias que pueden ayudarlo a sentirse más cómodo y seguro al usar medicamentos inyectables.

1. Hable con su equipo de atención médica.

Aprender a administrar medicamentos inyectables es crucial para usarlos de manera segura y confiable.

Si su médico o enfermera practicante le receta un medicamento inyectable, pídale que le muestre cómo usarlo. Los miembros de su equipo de atención médica también pueden ayudarlo a aprender cómo:

  • almacenar su medicación
  • prepara tu medicación
  • deseche las jeringas usadas
  • Reconocer y controlar los posibles efectos secundarios del tratamiento.

Si tiene alguna pregunta, inquietud o temor acerca de su medicamento, infórmeselo a su médico o enfermera. Pueden ayudarlo a conocer los posibles beneficios y riesgos de los diferentes enfoques de tratamiento. También pueden compartir consejos para seguir el plan de tratamiento elegido.

Si desarrolla efectos secundarios del tratamiento, su médico o enfermero profesional pueden recomendarle cambios en su plan de tratamiento recetado.

2. Girar los sitios de inyección

Dependiendo del tipo de medicamento que tome, los sitios comunes de inyección incluyen:

  • abdomen
  • nalgas
  • muslos superiores
  • la parte posterior de los brazos

Para limitar el dolor y la incomodidad, rote o alterne sus sitios de inyección. Por ejemplo, si se aplica una inyección en el muslo derecho, evite inyectar la siguiente dosis de medicamento en el mismo lugar. En su lugar, inyecte la siguiente dosis en su muslo izquierdo u otra parte de su cuerpo.

Su médico o enfermero practicante pueden ayudarlo a aprender dónde inyectar su medicamento.

3. Evite inyectar áreas con bengalas

Si experimenta un brote activo de síntomas de la piel en ciertas partes de su cuerpo, trate de evitar inyectarse esas áreas. Esto puede ayudar a limitar el dolor y las molestias.

También es mejor evitar inyectar áreas que:

  • están magullados
  • están cubiertos de tejido cicatricial
  • tener vasos sanguíneos visibles, como venas
  • tiene enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad o piel lesionada

4. Calienta tu medicación

Algunos tipos de medicamentos inyectables deben almacenarse en el refrigerador. Pero inyectar medicamentos para el resfriado en su cuerpo puede aumentar el riesgo de una reacción en el lugar de la inyección.

Pregúntele a su farmacéutico dónde debe almacenar su medicamento recetado. Si mantiene su medicamento en el refrigerador, retírelo aproximadamente 30 minutos antes de que planee tomarlo. Permita que alcance la temperatura ambiente antes de inyectarlo.

También puede calentar su medicamento colocándolo debajo de su brazo durante unos minutos.

5. Entumece el sitio de inyección

Para reducir la sensibilidad en el sitio de inyección, considere adormecer el área con una compresa fría antes de inyectar su medicamento. Para preparar una compresa fría, envuelva un cubito de hielo o una compresa fría en un paño o toalla delgada. Luego aplique esta compresa fría en el sitio de inyección durante varios minutos.

También puede resultarle útil aplicar una crema anestésica de venta libre que contenga los ingredientes lidocaína y prilocaína. Siga las instrucciones del paquete para aplicar la crema aproximadamente una hora antes de la inyección. Luego, limpie la crema de su piel antes de inyectar su medicamento.

Agarrar y agitar firmemente el sitio de inyección antes de inyectar su medicamento también puede ayudar. Esto crea una sensación que puede distraerte de la sensación de la aguja.

6. Dejar secar el alcohol

Antes de inyectarse cualquier medicamento, su médico o enfermera profesional le aconsejará que limpie el lugar de la inyección con alcohol isopropílico. Esto ayudará a prevenir infecciones.

Después de limpiar el sitio de inyección, permita que el alcohol se seque por completo. De lo contrario, puede causar una sensación de ardor o escozor cuando se inyecta la aguja.

7. Desarrolla una rutina

De acuerdo a un pequeño estudio publicado en la revista Rheumatology and Therapy, las personas que usan medicamentos autoinyectables pueden experimentar menos miedo y ansiedad si desarrollan un ritual o una rutina en torno a tomar sus medicamentos.

Por ejemplo, puede que le resulte útil elegir un lugar específico en su hogar donde tomará su medicamento. También puede ayudar administrar sus inyecciones a la misma hora del día y seguir los mismos pasos en todo momento.

8. Manejar reacciones adversas

Después de tomar medicamentos inyectables, puede desarrollar enrojecimiento, hinchazón, picazón o dolor alrededor del sitio de inyección. Este tipo de reacción en el sitio de inyección tiende a ser leve y generalmente se resuelve en unos pocos días.

Para tratar los síntomas de una reacción leve en el lugar de la inyección, puede ayudar:

  • aplicar una compresa fría
  • aplicar una crema de corticosteroides
  • tome un antihistamínico oral para aliviar la picazón
  • tome un analgésico de venta libre para aliviar el dolor

Comuníquese con su médico o enfermero practicante si la reacción en el lugar de la inyección empeora o no mejora después de unos días. También debe informar a su médico o enfermera practicante si presenta signos de una infección, como dolor intenso, hinchazón severa, pus o fiebre.

En casos raros, los medicamentos inyectables pueden causar reacciones alérgicas graves. Llame al 911 si desarrolla alguno de los siguientes signos o síntomas de una reacción alérgica grave después de tomar su medicamento:

  • hinchazón en la garganta
  • opresión en el pecho
  • dificultad para respirar
  • vómitos
  • desmayo

9. Pedir ayuda

Si prefiere no inyectarse, considere pedirle a un amigo, familiar o trabajador de apoyo personal que aprenda cómo inyectarse su medicamento.

También puede resultarle útil unirse a un grupo de apoyo en persona o en línea para personas que tienen PsA. Es posible que puedan compartir consejos para tomar medicamentos inyectables y otras estrategias para controlar la afección.

La comida para llevar

Varios medicamentos inyectables están disponibles para tratar la PsA. Para muchas personas, esos medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas. Si se siente nervioso por tomar un medicamento inyectable, puede ser útil seguir las estrategias simples anteriores.

Para obtener más consejos y apoyo, hable con su equipo de atención médica. Su médico u otros profesionales de la salud pueden ayudarlo a desarrollar las habilidades, el conocimiento y la confianza necesarios para controlar su condición de manera efectiva.