Comprensión de la taquicardia auricular paroxística (PAT)

¿Qué es la taquicardia auricular paroxística?

La taquicardia auricular paroxística es un tipo de arritmia o latidos cardíacos irregulares. Paroxístico significa que el episodio de arritmia comienza y termina abruptamente. Auricular significa que la arritmia comienza en las cámaras superiores del corazón (aurículas). Taquicardia significa que el corazón late anormalmente rápido. La taquicardia auricular paroxística (PAT) también se conoce como taquicardia supraventricular paroxística (PSVT).

Otros tipos de taquicardia que comienzan en las aurículas incluyen:

  • fibrilación auricular
  • aleteo auricular
  • Síndrome de Wolff-Parkinson-White

PAT puede hacer que la frecuencia cardíaca de un adulto aumente de entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm) a entre 130 y 230 lpm. Los bebés y los niños normalmente tienen frecuencias cardíacas más altas que los adultos, entre 100 y 130 lpm. Cuando un bebé o niño tiene PAT, su frecuencia cardíaca será mayor a 220 lpm. PAT es la forma más común de taquicardia en bebés y niños.

En la mayoría de los casos, esta afección no pone en peligro la vida, pero puede ser incómoda. En casos raros, algunas personas con síndrome de Wolff-Parkinson-White pueden desarrollar una frecuencia cardíaca rápida que pone en peligro la vida.

¿Cuáles son las causas de PAT?

El PAT ocurre cuando las señales eléctricas que comienzan en las aurículas del corazón se disparan de manera irregular. Esto afecta las señales eléctricas transmitidas desde el nodo sinoauricular, que es el marcapasos natural de su corazón. Su ritmo cardíaco se acelerará. Esto evita que su corazón tenga suficiente tiempo para llenarse de sangre antes de bombear sangre al resto del cuerpo. Como resultado, su cuerpo puede no recibir suficiente sangre u oxígeno.

¿Quién está en riesgo de PAT?

Las mujeres tienen un mayor riesgo de PAT que los hombres. Su salud emocional también puede afectar su riesgo de PAT.

Si está físicamente exhausto o tiene ansiedad, tiene un alto riesgo de padecer esta afección. Su riesgo de PAT también aumenta si bebe cantidades excesivas de cafeína o bebe alcohol diariamente.

Tener otros problemas cardíacos, como antecedentes de ataques cardíacos o enfermedad de la válvula mitral, puede aumentar su riesgo. Los niños con cardiopatía congénita tienen un alto riesgo de padecer PAT.

¿Cuáles son los síntomas de PAT?

Algunas personas no experimentan síntomas de PAT, mientras que otras pueden notar:

  • aturdimiento
  • mareo
  • palpitaciones o aumento de la frecuencia cardíaca
  • angina o dolores en el pecho
  • disnea

En casos raros, PAT puede causar:

  • paro cardíaco
  • inconsciencia

¿Cómo se diagnostica el PAT?

Su médico puede recomendar un electrocardiograma (ECG) para ayudar a diagnosticar PAT. Un ECG mide la actividad eléctrica en su corazón. Su médico le pedirá que se acueste y luego colocará algunos electrodos en su pecho, brazos y piernas. Deberá permanecer quieto y contener la respiración durante unos segundos. Es importante permanecer quieto y relajado. Incluso un ligero movimiento puede afectar los resultados.

Los electrodos en su pecho, brazos y piernas se conectan a cables que envían la actividad eléctrica de su corazón a una máquina que los imprime como una serie de líneas onduladas. Su médico examinará estos datos para determinar si su frecuencia cardíaca es más alta de lo normal o tiene un ritmo irregular.

También puede someterse a esta prueba mientras hace ejercicio ligero para medir los cambios en su corazón bajo estrés. Es posible que su médico también quiera evaluar su presión arterial.

Puede ser difícil detectar su episodio de PAT, por lo que su médico también puede querer que use un monitor Holter. Su médico le aplicará dos o tres electrodos en el pecho, como el ECG. Utilizará el dispositivo durante 24 a 48 horas (o más) mientras realiza sus actividades diarias normales y luego lo devolverá al médico. El dispositivo registrará los latidos cardíacos rápidos que ocurran mientras lo esté usando.

Leer más: Electrocardiograma »

¿Cuáles son los tratamientos para PAT?

La mayoría de las personas con PAT no necesitan tratamiento para su condición. Su médico puede recomendarle tratamiento o medicamentos si sus episodios ocurren con frecuencia o duran mucho tiempo.

Las maniobras vagales disminuyen la frecuencia cardíaca al estimular el nervio vago. Su médico puede sugerirle que use una de las siguientes maniobras vagales durante un episodio de PAT:

  • masaje del seno carotídeo, o aplicando una presión suave en el cuello donde se ramifica la arteria carótida
  • aplicando presión suave sobre los párpados cerrados
  • maniobra de valsalva, o presionar las fosas nasales juntas mientras exhala por la nariz
  • reflejo de inmersión, o sumergir su cara o cuerpo en agua fría

Medicamentos

Si a menudo experimenta episodios de PAT y las maniobras descritas anteriormente no restablecen su ritmo cardíaco normal, su médico puede recetarle medicamentos. Estos medicamentos pueden incluir flecainida (Tambocor) o propafenona (Rythmol). Están disponibles en algunas formas. Su médico puede administrarle una inyección en su consultorio o una píldora que puede tomar durante un episodio de PAT.

Remedios de estilo de vida

Su médico puede recomendarle que reduzca su consumo de cafeína y alcohol, y que suspenda o reduzca el consumo de tabaco. También querrán asegurarse de que descanse lo suficiente.

Ablación con catéter

En casos raros y extremos, su médico puede sugerir la ablación con catéter. Este es un procedimiento no quirúrgico que elimina tejido en el área del corazón que está causando el aumento de la frecuencia cardíaca.

Durante el procedimiento, su médico colocará un catéter contra el área del gatillo. Enviarán energía de radiofrecuencia a través del catéter para producir suficiente calor para destruir el área de activación precisa.

¿Qué complicaciones están asociadas con PAT?

Las complicaciones de PAT varían con la frecuencia y duración del latido cardíaco anormalmente rápido. Las complicaciones también varían según si tiene una afección cardíaca subyacente.

Algunas personas con PAT pueden estar en riesgo de coágulos sanguíneos que podrían provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral. En esos casos, los médicos generalmente recetan medicamentos como dabigatrán (Pradaxa) o warfarina (Coumadin). Estos medicamentos diluyen la sangre y reducen el riesgo de coágulos sanguíneos. En casos raros, las complicaciones pueden incluir insuficiencia cardíaca congestiva y miocardiopatía.

¿Cómo puedo prevenir PAT?

La mejor manera de prevenir el PAT es evitar fumar y limitar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína. También se recomienda hacer ejercicio regularmente y descansar lo suficiente. Mantener una dieta y estilo de vida saludables y mantener su peso en un rango saludable también puede reducir significativamente su riesgo de PAT.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

PAT no es una afección potencialmente mortal. Los períodos de latidos cardíacos rápidos y repentinos son más incómodos que peligrosos. La perspectiva para alguien que tiene PAT es generalmente positiva.