Cómo dejar de llorar tanto, tan fácilmente y en el trabajo

Resumen

La gente suele llorar en los funerales, durante las películas tristes y al escuchar canciones tristes. Pero otras personas pueden encontrarse llorando mientras mantienen conversaciones acaloradas con otros, confrontan a alguien con quien están enojados o hablan de algo importante.

Este tipo de llanto puede causar vergüenza y confusión. La buena noticia es que con el tiempo, puedes aprender a controlarlo.

También debe preguntarse si su llanto realmente es un problema. A veces, a través de nuestras lágrimas, liberamos emociones que están encerradas y que necesitan ser expresadas. Hay momentos en que llorar puede ayudarlo a sentirse mejor.

¿Cómo puedo dejar de llorar?

Si lloras mucho, puedes sentirte cohibido. Puede parecer que las personas te toman menos en serio cuando te ven llorar, o puedes sentirte débil (lo cual no es realmente cierto).

Pero si lloras mucho, puede significar que tienes dificultades para lidiar con tu estrés. O puede sentirse impotente cuando está atrapado en ciertas situaciones o hablando con ciertas personas. O según investigación, podría estar estresado o tener problemas para leer las expresiones faciales de las personas.

Aprender a controlar su estrés a veces puede ayudarlo a controlar mejor sus lágrimas. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a dejar de llorar rápidamente:

  • Incline la cabeza hacia arriba ligeramente para evitar que se caigan las lágrimas. Las lágrimas se acumularán en la parte inferior de los párpados para que no corran por la cara. Esto puede detener el flujo de lágrimas y redirigir su enfoque.
  • Pellizca la piel entre el pulgar y el dedo índice; el dolor puede distraerte de llorar.
  • Tensa tus músculos, lo que puede hacer que tu cuerpo y tu cerebro se sientan más seguros y controlados, según los científicos.
  • Haga una cara neutral, lo que puede calmar a la persona con la que está hablando y hacer que sea menos probable que exprese una expresión que desencadene sus lágrimas. Los científicos descubrieron que las caras neutras desencadenan menos actividad cerebral que las expresiones faciales que exhiben emociones específicas.
  • Físicamente retroceda de una situación estresante, como una conversación acalorada.
  • Concéntrese en controlar su respiración. Intenta conscientemente respirar profundamente y exhala lentamente. Esto puede ayudarlo a sentirse más tranquilo, reducir sus sentimientos generales de estrés y disminuir sus posibilidades de comenzar (o continuar) a llorar.
  • Parpadea rápidamente si ya has comenzado a llorar para ayudar a limpiar las lágrimas y que no caigan por tu cara.
  • No parpadee si siente que podría llorar, esto puede evitar que las lágrimas caigan.
  • Cambia tus pensamientos y estado de ánimo. Si te sientes estresado y empiezas a llorar, desvía tu atención de tus preocupaciones y lágrimas, y en cambio piensa en otra cosa, un momento feliz, una escena divertida de una película o algo de lo que estés orgulloso, que distraiga tú.
  • ¿Qué puedo hacer para llorar?

    Llorar es algo que todos hacen. Pero si siente que está llorando demasiado, es posible que el estrés lo abrume fácilmente o que tenga otro problema, como un trastorno depresivo. Puede comenzar centrándose en reducir el estrés en su vida para reducir su llanto. Puede controlar su estrés siguiendo estos pasos para identificar, confrontar y lidiar con el estrés en su vida:

    • Identifique qué está causando su estrés (y su llanto): ¿Es un problema personal, su entorno, las personas que lo rodean o algo más?
    • Reduce la cantidad de cosas con las que te comprometes. El exceso de programación es una causa importante de estrés en la vida de muchas personas. Mire su calendario y piense qué actividades, obligaciones o eventos podría eliminar para ayudar a reducir su estrés general.
    • Mantente al tanto de tus obligaciones. Los plazos ajustados y la dilación pueden aumentar el estrés. Prevenga el estrés manteniéndose al tanto de su trabajo y estableciendo objetivos más realistas para usted mismo si se siente presionado por el tiempo al intentar completar proyectos.
    • Pide ayuda cuando la necesites. Determine qué personas en su vida (amigos, familiares y compañeros de trabajo) puede solicitar ayuda para lidiar con su estrés.
    • Encuentra un pasatiempo. Actividades divertidas como arte, música o voluntariado pueden ayudar a reducir su nivel general de estrés. Las actividades no competitivas como la lectura, la pesca o la jardinería suelen ser las mejores para aliviar el estrés.
    • Utiliza técnicas de relajación. La respiración profunda, los estiramientos, la visualización de una escena pacífica y la repetición de un mantra pueden ayudar a calmar el cerebro y el cuerpo cuando te sientes estresado.
    • Asegúrate de dormir lo suficiente. La falta de sueño puede hacer que sea más probable que tus emociones te superen cuando estás estresado. La mayoría de los adultos requieren de siete a nueve horas de sueño por noche.

    Si tiene problemas para lidiar con su estrés o se encuentra llorando todo el tiempo, es posible que esté lidiando con una afección de salud mental, como depresión mayor o trastorno bipolar. Estas son condiciones graves de salud mental que requieren tratamiento médico. Si le preocupa, consulte a su proveedor de atención médica mental de inmediato para obtener ayuda.

    Avanzando

    El llanto es una respuesta natural a las situaciones emocionales. Pero algunas personas lloran más que otras, y llorar en exceso puede ser incómodo. Sin embargo, hay muchas cosas que puedes hacer para disminuir la probabilidad de que comiences o sigas llorando. Y hay cosas que puede hacer en casa para reducir la probabilidad de que empiece a llorar la próxima vez que se encuentre con una situación estresante. También debe saber cuándo comunicarse con su médico para obtener ayuda.

    La próxima vez que sientas que vas a llorar, o si has empezado a llorar, recuerda que hay cosas que puedes hacer para dejar de llorar. Use estos consejos y confronte las situaciones estresantes en su vida sabiendo que no tiene que llorar, y si comienza, puede controlarlo. No tienes que dejar que tus lágrimas te impidan ser tomado en serio o expresar tus necesidades durante conversaciones difíciles.