Apatía: causas, signos y tratamiento

Resumen

La apatía es la falta de interés en actividades de la vida o interacciones con otros. Puede afectar su capacidad para mantener un trabajo, mantener relaciones y disfrutar la vida.

Todos experimentan apatía de vez en cuando. A veces puede sentirse desmotivado o desinteresado en las tareas diarias. Este tipo de apatía situacional es normal.

Sin embargo, la apatía puede ser un síntoma de varios trastornos neurológicos y psiquiátricos. También puede ser un síndrome. Puede volverse más grave si tiene una afección crónica y no la trata.

¿Qué causa la apatía?

La apatía es un síntoma de varios trastornos psiquiátricos y neurológicos, que incluyen:

  • La enfermedad de Alzheimer
  • trastorno depresivo persistente (también conocido como distimia, un tipo de depresión leve crónica)
  • demencia frontotemporal
  • enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Parkinson
  • parálisis supranuclear progresiva
  • esquizofrenia
  • golpe
  • demencia vascular

A 2011 estudio encontró lesiones en el lóbulo frontal en el cerebro de personas con síntomas de apatía. Se cree ampliamente que el centro de apatía del cerebro está ubicado en la parte frontal del cerebro. La apatía puede ser el resultado de un derrame cerebral que afecta esta parte del cerebro.

Una persona también puede experimentar apatía sin una afección médica subyacente.

Es probable que los adolescentes experimenten apatía a veces. Suele pasar con el tiempo. Sin embargo, el desapego emocional y la apatía a largo plazo no son normales en los adolescentes.

¿Que debería buscar?

Puede sentir falta de pasión o motivación si experimenta apatía. Puede afectar su comportamiento y capacidad para completar las actividades diarias.

El síntoma principal de la apatía es la falta de motivación para hacer, completar o lograr cualquier cosa. También puede experimentar bajos niveles de energía.

Es posible que haya disminuido las emociones, la motivación y la voluntad de actuar. Las actividades o eventos que normalmente le interesan pueden generar poca o ninguna respuesta.

La apatía puede causar desinterés en muchos aspectos de la vida. Puede ser indiferente cuando conozca gente nueva o pruebe cosas nuevas. Es posible que no muestre interés en actividades o en abordar problemas personales.

Es posible que sus expresiones faciales no parezcan cambiar. Puede exhibir una falta de esfuerzo, planificación y respuesta emocional. También puede pasar más tiempo solo.

La apatía continua puede afectar su capacidad para mantener relaciones personales y desempeñarse bien en la escuela o el trabajo.

La apatía no es lo mismo que la depresión, aunque la apatía puede ser un síntoma de depresión. La depresión también puede causar sentimientos de desesperanza y culpa. Los riesgos graves asociados con la depresión incluyen el uso de sustancias y el suicidio.

¿Cómo se diagnostica la apatía?

Los proveedores de atención médica usan 4 criterios para diagnosticar la apatía. Las personas con apatía cumplen con los 4 siguientes:

  • Una disminución o falta de motivación. Una persona muestra una motivación disminuida que no es consistente con la edad, la cultura o el estado de salud.
  • Cambios de comportamiento, pensamiento o emocionales. Los cambios en el comportamiento pueden hacer que sea difícil entablar conversaciones o realizar tareas diarias. Los cambios en el pensamiento incluyen interés en las noticias, eventos sociales y pensamiento profundo.
  • Efecto sobre la calidad de vida. Los cambios en el comportamiento afectan negativamente la vida profesional y las relaciones personales de una persona.
  • Cambios en el comportamiento no causados ​​por otras condiciones. Los cambios en el comportamiento no están relacionados con discapacidades físicas, uso de sustancias o un nivel de conciencia afectado.

Alguien debe tener estos síntomas durante 4 semanas o más para ser diagnosticado con apatía.

¿Cómo se trata la apatía?

Los tratamientos de apatía dependen de la causa subyacente. Los medicamentos y la psicoterapia pueden ayudarlo a restablecer su interés en la vida.

También puede mostrar síntomas de apatía crónica si tiene un trastorno progresivo como el Parkinson o el Alzheimer. El tratamiento de la afección subyacente puede ayudar a mejorar la apatía.

Medicamentos

Si su médico determina que el medicamento es apropiado, puede recetarlo de acuerdo con la afección que causa la apatía. No hay medicamentos aprobados por la FDA para tratar la apatía específicamente.

Los ejemplos de medicamentos recetados incluyen:

  • agentes antidementia, que tratan la enfermedad de Alzheimer, como donepezil (Aricept), galantamina (Razadyne) y rivastigmina (Exelon)
  • antidepresivos, como paroxetina (Paxil), sertralina (Zoloft) y bupropion (Wellbutrin, Zyban)
  • Estimulantes de la circulación cerebral y el metabolismo que tratan los síntomas del accidente cerebrovascular, como la nicergolina (Sermion)
  • estimulantes de dopamina, que tratan la enfermedad de Parkinson, como el ropinirol (Requip)
  • agentes antipsicóticos, que se usan para tratar la esquizofrenia
  • psicoestimulantes, que a menudo se usan para tratar la apatía sin causa subyacente conocida (los ejemplos incluyen metilfenidato (Ritalin), pemolina (Cylert) y anfetamina)

Tratamientos futuros

La investigación continúa sobre otros posibles tratamientos para la apatía crónica. Un posible tratamiento es la estimulación de electroterapia craneal. Este enfoque puede ayudar a tratar la apatía después de una lesión cerebral traumática que afecta el lóbulo frontal.

En este tratamiento, un especialista aplica una breve corriente eléctrica de bajo voltaje en la frente para estimular el cerebro. El tratamiento es indoloro.

Otra terapia potencial es la terapia de estimulación cognitiva. Este enfoque se usa para personas con Alzheimer. Implica la participación en actividades grupales para estimular las ondas cerebrales. Los ejemplos incluyen juegos o mirar imágenes para reconocer expresiones faciales.

Outlook

Una persona que experimenta apatía puede beneficiarse de una red de apoyo de familiares o amigos. Tener apoyo puede ayudarlo a recuperar interés en su vida y sus alrededores.

Los profesionales de la salud mental también pueden ayudar. Pueden discutir inquietudes y guiar a las personas para restablecer una perspectiva más positiva de la vida. Una combinación de terapia y medicamentos puede ser más efectiva para la apatía que cualquier tratamiento por sí solo.