Angiodisplasia: tratamiento, síntomas y tipos

Resumen

La angiodisplasia es una anormalidad con los vasos sanguíneos en el tracto gastrointestinal (GI). El tracto gastrointestinal incluye la boca, el esófago, el intestino delgado y grueso, el estómago y el ano. Esta condición causa inflamación o agrandamiento de los vasos sanguíneos, así como la formación de lesiones sangrantes en el colon y el estómago.

El tipo de angiodisplasia se basa en la ubicación del agrandamiento de los vasos sanguíneos. Su médico puede clasificar su caso como angiodisplasia de colon (agrandamiento de los vasos sanguíneos en el colon) o angiodisplasia estomacal (agrandamiento de los vasos sanguíneos en el estómago). Además, esta condición se puede dividir en las siguientes categorías según la ubicación:

  • angiodisplasia colónica y gástrica
  • angiodisplasia del estómago y el intestino
  • angiodisplasia cecal
  • angiodisplasia duodenal y del intestino delgado

Síntomas de angiodisplasia

La angiodisplasia puede ocurrir sin dolor y pasar desapercibida, o puede tener síntomas sutiles. La anemia es un síntoma de esta afección porque causa lesiones y sangrado en el tracto gastrointestinal.

La anemia es cuando el recuento de glóbulos rojos es más bajo de lo normal. Esto puede causar una reducción en el flujo de oxígeno en todo el cuerpo y desencadenar una variedad de síntomas. Puede experimentar cualquiera de los siguientes con angiodisplasia:

  • falta de aliento
  • cansancio
  • debilidad
  • piel pálida
  • aturdimiento
  • mareo
  • latidos cardíacos acelerados

La angiodisplasia también puede causar sangrado del recto. La pérdida de sangre puede variar de leve a grave, y la sangre puede aparecer de color rojo brillante o negro y alquitranado.

El sangrado rectal también puede ser un signo de cáncer de colon y otros trastornos del tracto gastrointestinal.

Causas y factores de riesgo de angiodisplasia

La causa de la angiodisplasia es desconocida. Pero los espasmos normales que ocurren en el tracto gastrointestinal pueden ser responsables del agrandamiento de los vasos sanguíneos. Esta ampliación conduce al desarrollo de pequeñas vías entre una vena y una arteria, que pueden filtrarse con sangre. Además, el debilitamiento de los vasos sanguíneos relacionado con la edad también puede causar angiodisplasia. Esto podría explicar por qué la condición es más común en personas mayores.

Otros factores de riesgo para la angiodisplasia incluyen antecedentes de enfermedad cardíaca, como la estenosis aórtica, además de tomar un anticoagulante o un anticoagulante.

Cómo diagnosticar la angiodisplasia

Si presenta síntomas de angiodisplasia, su médico puede ordenar una serie de pruebas para detectar anomalías y sangrado en su tracto gastrointestinal. Estos pueden incluir:

  • Endoscopia superior. En esta prueba, su médico examina el revestimiento del esófago y el estómago insertando un tubo con una cámara conectada en la garganta y dentro del estómago.
  • Prueba de heces. Su médico puede pedirle una muestra de heces para detectar rastros de sangre.
  • Conteo sanguíneo completo (CBC). Este análisis de sangre evalúa su número de glóbulos rojos. Los resultados pueden confirmar o descartar anemia.
  • Colonoscopia Este procedimiento consiste en insertar un tubo con una cámara conectada en su ano para examinar sus intestinos. Su médico puede ver el revestimiento de su intestino grueso y verificar el sangrado y otras anormalidades.
  • Angiograma Esta radiografía crea imágenes de los vasos sanguíneos y ayuda a identificar la ubicación del sangrado. Su médico puede recomendar una angiografía si una colonoscopia no revela ninguna lesión, sin embargo, su médico sospecha un sangrado activo.

Opciones de tratamiento para la angiodisplasia

A veces, el sangrado causado por la angiodisplasia se detiene por sí solo sin intervención médica. Pero es posible que necesite tratamiento para controlar el sangrado y revertir la anemia.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección y de si tiene anemia. Si no tiene anemia, su médico puede retrasar el tratamiento de la afección hasta que comience a tener síntomas. El tratamiento puede incluir:

  • Angiografía. En este procedimiento, su médico usa un tubo delgado de plástico para administrar medicamentos a un vaso sanguíneo sangrante. Este medicamento cierra el vaso sanguíneo y detiene el sangrado.
  • Cauterización Una vez que su médico identifica el sitio del sangrado, puede usar la cauterización para cerrar una parte de la vena y detener el sangrado. Este procedimiento puede realizarse usando un endoscopio, un tubo flexible que pasa a través de la boca hacia el estómago y la parte superior del intestino delgado.
  • Cirugía. Si tiene sangrado severo del colon, la cirugía puede ser la única opción para detener el sangrado. En este caso, su médico puede extirpar el lado derecho de su colon.

Su médico también puede recetar o recomendar suplementos de hierro de venta libre en casos de anemia. El hierro puede estimular la producción de glóbulos rojos.

No parece haber ninguna forma de prevenir la angiodisplasia.

Complicaciones para la angiodisplasia

Es importante que no ignore los signos de angiodisplasia. Comuníquese con su médico si experimenta fatiga inusual, debilidad, mareos o sangrado rectal. Si no se trata, la angiodisplasia puede causar pérdida de sangre severa. Y en casos de anemia extrema, es posible que necesite una transfusión de sangre.

Perspectivas para la angiodisplasia

El pronóstico para la angiodisplasia es bueno cuando el tratamiento controla con éxito el sangrado. Una vez que se detiene el sangrado, la anemia puede resolverse por sí sola, momento en el que puede recuperar energía. Tenga en cuenta que incluso con el tratamiento, podría experimentar sangrado nuevamente en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *