Abultamiento de las venas de la frente: causas y tratamiento

Venas de la frente

Las venas abultadas, particularmente en la cara, a menudo no son motivo de preocupación. Por lo general, se ven en la parte delantera de la frente o en los lados de la cara junto a las sienes. Si bien a menudo se pueden asociar con la edad, las venas protuberantes de la frente pueden ser un signo de presión o estrés.

Las venas abultadas de la frente son comunes. Sin embargo, si están acompañados de dolor, debe consultar a su médico.

¿Qué causa el abultamiento de las venas de la frente?

Las venas grandes de la frente a menudo son visibles debido a la genética o la edad. A medida que envejece, su piel se vuelve más delgada y puede revelar las venas debajo. La edad también puede aumentar el riesgo de problemas vasculares. Si tiene la piel pálida, también puede notar venas teñidas de azul.

Las venas también pueden ser más visibles si tienes menos peso. Las personas con bajo peso o poca grasa corporal pueden tener una piel más tensa. Esto permite una visibilidad más fácil para notar las venas en su frente, junto con otras partes de su cuerpo.

Aquí hay otras razones que pueden hacer que las venas de su frente se abulten.

Presión o tensión

Una buena carcajada puede aportar algo de visibilidad a las venas de tu frente. Cuando te ríes, la presión aumenta en tu pecho, haciendo que las venas se expandan. Lo mismo puede decirse sobre los estornudos frecuentes, el ejercicio y los vómitos severos.

Los dolores de cabeza por tensión y la fatiga visual también pueden aumentar la presión en la cabeza y las venas. Algunos síntomas requieren atención médica. Consulte a su médico si tiene:

  • dolor
  • mareo
  • problemas de visión

El embarazo

Las mujeres embarazadas experimentan una serie de cambios hormonales. Durante el embarazo, su cuerpo produce más estrógeno y progesterona, que pueden ensanchar y debilitar sus venas. Además, su cuerpo aumentará el flujo sanguíneo.

Este aumento del flujo sanguíneo agrandará sus venas y la sangre puede comenzar a acumularse. Esto puede emitir la aparición de venas faciales agrandadas.

Hipertensión

La presión arterial alta o cualquier cosa que pueda aumentar el flujo de sangre a la cabeza puede hacer que sus venas se abulten. También puede indicar un problema cardíaco persistente.

Si nota una vena abultada en la frente que se acompaña de dolor en el pecho u otros síntomas irregulares, busque atención médica inmediata.

exposición solar

Permanecer demasiado tiempo al sol o quemaduras solares frecuentes puede causar que las arañas vasculares se abulten en su cara. El sol puede dilatar o agrandar sus vasos sanguíneos. Esto puede hacer que se abulten. También puede debilitar el tejido de la piel circundante. Si tiene venas más débiles, la sobreexposición al sol puede evitar que se reduzcan a su tamaño normal.

Las arañas vasculares pueden aparecer de color azul, rojo o morado. Además de la frente, se ven con mayor frecuencia en las mejillas y la nariz. Esto es particularmente cierto para las mujeres con piel más pálida y las personas mayores.

Tratamiento de venas de la frente

Aunque son muy comunes, a algunas personas puede no gustarles la apariencia de sus venas faciales. Hay tratamientos disponibles para reducir su visibilidad. En algunos casos, sus venas pueden estrecharse por sí solas.

Antes de buscar cualquier opción de tratamiento, discuta los riesgos con su médico y asegúrese de que no haya problemas de salud persistentes.

Los tratamientos comunes para las venas de la frente incluyen:

  • Electrocirugía. Este procedimiento mínimamente invasivo utiliza una corriente eléctrica de una aguja manual para destruir los vasos sanguíneos. Aunque rápido, este tratamiento puede ser doloroso.
  • Escleroterapia Su médico inyectará la vena agrandada con una solución que hace que se encoja, se cierre y se reabsorba en el cuerpo. La escleroterapia puede ser un procedimiento arriesgado para las venas faciales. Cualquier complicación puede ser mortal. Discuta sus opciones con su médico antes de continuar con este tratamiento.
  • Cirugía laser. Esta opción menos invasiva utiliza ráfagas de luz láser para cerrar las venas. Eventualmente se desvanecerán e incluso desaparecerán.
  • Cirugía. Para venas más grandes, la cirugía puede ser la única opción. Su médico extirpará quirúrgicamente la vena o la cerrará.

¿Cuál es la perspectiva?

Varias razones naturales o médicas pueden conducir a abultadas venas de la frente. Aunque generalmente no son motivo de preocupación, las venas faciales acompañadas de dolor de cabeza pueden ser una señal de que algo está mal.

Si comienza a experimentar síntomas irregulares, consulte a su médico.