9 beneficios de salud basados ​​en la evidencia del kéfir

El kéfir está de moda en la comunidad de la salud natural.

Rico en nutrientes y probióticos, es muy beneficioso para la digestión y la salud intestinal.

Muchas personas consideran que es más saludable que el yogur.

Aquí hay 9 beneficios para la salud del kéfir que están respaldados por investigaciones.

Kéfir de beneficios para la saludCompartir en Pinterest

1. El kéfir es una fuente fantástica de muchos nutrientes

El kéfir es una bebida fermentada, elaborada tradicionalmente con leche de vaca o de cabra.

Se hace agregando granos de kéfir a la leche. Estos no son granos de cereal, sino colonias de levadura y bacterias de ácido láctico parecidas a un grano que se parecen a una coliflor en apariencia.

Durante aproximadamente 24 horas, los microorganismos en los granos de kéfir se multiplican y fermentan los azúcares en la leche, convirtiéndolos en kéfir.

Luego, los granos se eliminan del líquido y se pueden usar nuevamente.

En otras palabras, el kéfir es la bebida, pero los granos de kéfir son el cultivo iniciador que utiliza para producir la bebida.

El kéfir se originó en partes de Europa del Este y el suroeste de Asia. El nombre se deriva de la palabra turca keyif, que significa "sentirse bien" después de comer (1).

Las bacterias del ácido láctico de los granos convierten la lactosa de la leche en ácido láctico, por lo que el kéfir sabe agrio como el yogur, pero tiene una consistencia más delgada.

Una porción de 6 onzas (175 ml) de kéfir bajo en grasa contiene (2):

  • Proteína: gramos 4
  • Calcio: 10% de la IDR
  • Fósforo: 15% de la IDR
  • Vitamina B12: 12% de la IDR
  • Riboflavina (B2): 10% de la IDR
  • Magnesio: 3% de la IDR
  • Una buena cantidad de vitamina D

Además, el kéfir tiene alrededor de 100 calorías, 7–8 gramos de carbohidratos y 3–6 gramos de grasa, dependiendo del tipo de leche utilizada.

El kéfir también contiene una amplia variedad de compuestos bioactivos, incluidos ácidos y péptidos orgánicos que contribuyen a sus beneficios para la salud (1).

Las versiones sin leche del kéfir se pueden hacer con agua de coco, leche de coco u otros líquidos dulces. Estos no tendrán el mismo perfil de nutrientes que el kéfir a base de lácteos.

2. El kéfir es un probiótico más poderoso que el yogur

Algunos microorganismos pueden tener efectos beneficiosos para la salud cuando se ingieren (3).

Conocidos como probióticos, estos microorganismos pueden influir en la salud de numerosas maneras, ayudando a la digestión, el control del peso y la salud mental (4, 5, 6).

El yogur es el alimento probiótico más conocido en la dieta occidental, pero el kéfir es en realidad una fuente mucho más potente.

Los granos de kéfir contienen hasta 61 cepas de bacterias y levaduras, lo que los convierte en una fuente de probióticos muy rica y diversa, aunque la diversidad puede variar (7).

Otros productos lácteos fermentados están hechos de muchas menos cepas y no contienen levaduras.

3. El kéfir tiene potentes propiedades antibacterianas

Se cree que ciertos probióticos en el kéfir protegen contra las infecciones.

Esto incluye el probiótico Lactobacillus kefiri, que es exclusivo del kéfir.

Los estudios demuestran que este probiótico puede inhibir el crecimiento de varias bacterias dañinas, como Salmonella, Helicobacter pylori y E. coli (8, 9).

Kefiran, un tipo de carbohidrato presente en el kéfir, también tiene propiedades antibacterianas (10).

4. El kéfir puede mejorar la salud ósea y reducir el riesgo de osteoporosis

La osteoporosis se caracteriza por el deterioro del tejido óseo y es un problema importante en los países occidentales.

Es especialmente común entre las mujeres mayores y aumenta drásticamente el riesgo de fracturas.

Asegurar una ingesta adecuada de calcio es una de las formas más efectivas de mejorar la salud ósea y retrasar la progresión de la osteoporosis (11).

El kéfir lleno de grasa no solo es una gran fuente de calcio, sino también de vitamina K2, que desempeña un papel central en el metabolismo del calcio. Se ha demostrado que suplementar con K2 reduce el riesgo de fracturas hasta en un 81% (12, 13).

Estudios recientes en animales relacionan el kéfir con una mayor absorción de calcio en las células óseas. Esto conduce a una mejor densidad ósea, lo que debería ayudar a prevenir fracturas (14).

5. El kéfir puede ser protector contra el cáncer

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo.

Ocurre cuando las células anormales en su cuerpo crecen sin control, como en un tumor.

Se cree que los probióticos en los productos lácteos fermentados reducen el crecimiento tumoral al estimular su sistema inmunológico. Por lo tanto, es posible que el kéfir pueda combatir el cáncer (15).

Este papel protector se ha demostrado en varios estudios de probeta (16, 17).

Un estudio encontró que el extracto de kéfir redujo el número de células de cáncer de mama humano en un 56%, en comparación con solo el 14% del extracto de yogur (18).

Tenga en cuenta que se necesitan estudios en humanos antes de llegar a conclusiones firmes.

6. Los probióticos que contiene pueden ayudar con varios problemas digestivos

Los probióticos como el kéfir pueden ayudar a restablecer el equilibrio de bacterias amigables en su intestino.

Es por eso que son altamente efectivos en el tratamiento de muchas formas de diarrea (19, 20).

Además, una amplia evidencia sugiere que los probióticos y los alimentos probióticos pueden aliviar muchos problemas digestivos (5).

Estos incluyen el síndrome del intestino irritable (SII), las úlceras causadas por la infección por H. pylori y muchas otras (21, 22, 23, 24).

Por esta razón, el kéfir puede ser útil si tiene problemas de digestión.

7. El kéfir es bajo en lactosa

Los productos lácteos regulares contienen un azúcar natural llamada lactosa.

Muchas personas, especialmente los adultos, no pueden descomponer y digerir la lactosa adecuadamente. Esta condición se llama intolerancia a la lactosa (25).

Las bacterias del ácido láctico en los productos lácteos fermentados, como el kéfir y el yogur, convierten la lactosa en ácido láctico, por lo que estos alimentos son mucho más bajos en lactosa que la leche.

También contienen enzimas que pueden ayudar a descomponer la lactosa aún más.

Por lo tanto, el kéfir generalmente es bien tolerado por personas con intolerancia a la lactosa, al menos en comparación con la leche normal (26).

Tenga en cuenta que es posible hacer kéfir 100% libre de lactosa usando agua de coco, jugo de fruta u otra bebida no láctea.

8. El kéfir puede mejorar los síntomas de alergia y asma

Las reacciones alérgicas son causadas por respuestas inflamatorias contra ciertos alimentos o sustancias.

Las personas con un sistema inmunitario demasiado sensible son más propensas a las alergias, que pueden provocar afecciones como el asma.

En estudios con animales, se ha demostrado que el kéfir suprime las respuestas inflamatorias relacionadas con alergias y asma (27, 28).

Se necesitan estudios en humanos para explorar mejor estos efectos.

9. El kéfir es fácil de hacer en casa

Si no está seguro de la calidad del kéfir comprado en la tienda, puede hacerlo fácilmente en casa.

Combinado con fruta fresca, el kéfir es un postre saludable y delicioso.

Los granos de kéfir están disponibles en algunas tiendas naturistas y supermercados, así como en línea.

También puede encontrar muchas publicaciones de blog y videos que enseñan la producción de kéfir, pero el proceso es muy simple:

  • Ponga 1–2 cucharadas (14–28 gramos) de granos de kéfir en un frasco pequeño. Cuanto más uses, más rápido se cultivará.
  • Agregue alrededor de 2 tazas (500 ml) de leche, preferiblemente orgánica o incluso cruda. La leche de vacas alimentadas con pasto es más saludable. Deje 1 pulgada (2.5 cm) de espacio en la parte superior del frasco.
  • Puede agregar un poco de crema entera si desea un kéfir más espeso.
  • Coloque la tapa y déjela durante 12–36 horas a temperatura ambiente. Eso es.

Una vez que comienza a verse grumoso, está listo. Después de colar suavemente el líquido, quedan los granos de kéfir originales.

Ahora puede poner los granos en un nuevo frasco con un poco de leche, y el proceso comienza de nuevo.

Es delicioso, nutritivo y altamente sostenible.

Compre granos de kéfir aquí.

El Punto Es…

El kéfir es un alimento saludable y fermentado con una consistencia comparable a la del yogur bebible.

Este producto está hecho tradicionalmente de leche láctea, pero hay muchas opciones no lácteas disponibles.

Los estudios sugieren que fortalece su sistema inmunológico, ayuda en problemas digestivos, mejora la salud ósea e incluso puede combatir el cáncer.

Comience hoy con el kéfir para aprovechar al máximo esta bebida sabrosa y agria.