11 mejores prácticas para tener dientes sanos

Cuida tus dientes

Lograr dientes sanos requiere toda una vida de cuidados. Incluso si le han dicho que tiene dientes bonitos, es crucial tomar los pasos correctos todos los días para cuidarlos y prevenir problemas. Esto implica obtener los productos de cuidado bucal adecuados, así como tener en cuenta sus hábitos diarios.

1. No te vayas a la cama sin cepillarte los dientes

No es ningún secreto que la recomendación general es cepillarse al menos dos veces al día. Aún así, muchos de nosotros seguimos descuidando de cepillarnos los dientes por la noche. Pero cepillarse antes de acostarse elimina los gérmenes y la placa que se acumulan durante el día.

Compre cepillos de dientes en línea.

2. Cepille adecuadamente

La forma en que te cepillas es igualmente importante: de hecho, hacer un mal trabajo al cepillarte los dientes es casi tan malo como no cepillarte nada. Tómese su tiempo, moviendo el cepillo de dientes con movimientos suaves y circulares para eliminar la placa. La placa no eliminada puede endurecerse, lo que lleva a la acumulación de cálculos y la gingivitis (enfermedad de las encías temprana).

3. No descuides tu lengua

La placa también puede acumularse en su lengua. Esto no solo puede provocar mal olor bucal, sino que también puede provocar otros problemas de salud bucal. Cepille suavemente su lengua cada vez que se cepille los dientes.

4. Use una pasta dental con flúor

Cuando se trata de pasta de dientes, hay elementos más importantes que buscar que el poder blanqueador y los sabores. No importa qué versión elija, asegúrese de que contenga fluoruro.

Si bien el fluoruro ha sido objeto de escrutinio por parte de aquellos preocupados por cómo afecta a otras áreas de la salud, esta sustancia sigue siendo un pilar en la salud oral. Esto se debe a que el fluoruro es una defensa líder contra la caries dental. Funciona combatiendo los gérmenes que pueden provocar caries, además de proporcionar una barrera protectora para los dientes.

Compre pasta dental con fluoruro aquí.

5. Trate el hilo dental tan importante como cepillarse

Muchos de los que se cepillan regularmente descuidan el hilo dental. "Usar hilo dental no es solo para obtener esos pedacitos de comida china o brócoli que pueden estar atascados entre los dientes", dice Jonathan Schwartz, DDS. "Es realmente una forma de estimular las encías, reducir la placa y ayudar a reducir la inflamación en el área".

Usar hilo dental una vez al día suele ser suficiente para cosechar estos beneficios.

Aquí hay una selección de hilo dental para probar.

6. No dejes que las dificultades del hilo dental te detengan

Usar hilo dental puede ser difícil, especialmente para niños pequeños y adultos mayores con artritis. En lugar de rendirse, busque herramientas que puedan ayudarlo a usar hilo dental. Los flossers dentales listos para usar de la farmacia pueden marcar la diferencia.

7. Considerar enjuague bucal

Los anuncios hacen que el enjuague bucal parezca necesario para una buena salud bucal, pero muchas personas los omiten porque no saben cómo funcionan. Schwartz dice que el enjuague bucal ayuda de tres maneras: reduce la cantidad de ácido en la boca, limpia las áreas difíciles de cepillar dentro y alrededor de las encías y remineraliza los dientes. "Los enjuagues bucales son útiles como una herramienta complementaria para ayudar a equilibrar las cosas", explica. "Creo que en los niños y las personas mayores, donde la capacidad de cepillarse y usar hilo dental puede no ser ideal, un enjuague bucal es particularmente útil".

Pídale a su dentista recomendaciones específicas de enjuague bucal. Ciertas marcas son las mejores para niños y personas con dientes sensibles. El enjuague bucal con receta también está disponible.

Compra enjuague bucal en línea.

8. Beba más agua

El agua sigue siendo la mejor bebida para su salud en general, incluida la salud bucal. Además, como regla general, Schwartz recomienda beber agua después de cada comida. Esto puede ayudar a eliminar algunos de los efectos negativos de los alimentos y bebidas pegajosos y ácidos entre los pinceles.

9. Come frutas y verduras crujientes

Los alimentos listos para comer son convenientes, pero quizás no tanto en lo que respecta a los dientes. Comer productos frescos y crujientes no solo contiene más fibra saludable, sino que también es la mejor opción para tus dientes. "Les digo a los padres que hagan que sus hijos coman alimentos más difíciles de comer y mastiquen a una edad más temprana", dice Schwartz. "¡Así que trata de evitar las cosas procesadas excesivamente blandas, deja de cortar cosas en pedazos pequeños y haz que esas mandíbulas funcionen!"

10. Limite los alimentos azucarados y ácidos.

En última instancia, el azúcar se convierte en ácido en la boca, lo que puede erosionar el esmalte de los dientes. Estos ácidos son los que conducen a las caries. Las frutas ácidas, los tés y el café también pueden desgastar el esmalte dental. Si bien no necesariamente tiene que evitar tales alimentos por completo, no está de más estar atento.

11. Visite a su dentista al menos dos veces al año.

Sus propios hábitos cotidianos son cruciales para su salud bucal en general. Aún así, incluso los cepillos y el hilo dental más obedientes necesitan ver a un dentista regularmente. Como mínimo, debe ver a su dentista para limpiezas y chequeos dos veces al año. Un dentista no solo puede eliminar el cálculo y buscar caries, sino que también podrá detectar posibles problemas y ofrecer soluciones de tratamiento.

Algunas compañías de seguros dentales incluso cubren chequeos dentales más frecuentes. Si este es tu caso, aprovéchalo. Hacerlo es especialmente útil si tiene antecedentes de problemas dentales, como gingivitis o caries frecuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *