10 consejos para su futuro con IPF

Resumen

Su futuro con fibrosis pulmonar idiopática (FPI) puede parecer incierto, pero es importante tomar medidas ahora que le facilitarán el camino.

Algunos pasos implican hacer cambios de estilo de vida de inmediato, mientras que otros requieren que piense con anticipación y se prepare en consecuencia.

Aquí hay algunas consideraciones para hacer después de un diagnóstico de FPI.

Organizarse

La organización puede ayudarlo a administrar mejor su IPF de varias maneras. Le ayudará a administrar su plan de tratamiento, incluidos medicamentos, citas médicas, reuniones de grupos de apoyo y más.

También debe considerar organizar su espacio de vida físico. Es posible que tenga dificultades para moverse a medida que avanza su IPF. Coloque los artículos del hogar en lugares de fácil acceso y manténgalos en su espacio designado para que no tenga que buscarlos en su hogar.

Use un planificador con citas, tratamientos y obligaciones sociales para ayudarlo a cumplir con sus tratamientos y priorizar lo que es importante. Es posible que no pueda comprometerse con tantas actividades como lo hizo antes de su diagnóstico, así que no permita que su calendario esté demasiado ocupado.

Finalmente, organice su información médica para que sus seres queridos o personal médico puedan ayudarlo a administrar IPF. Es posible que necesite más ayuda con el tiempo, y tener sistemas organizacionales en funcionamiento facilitará que las personas lo ayuden.

Permanecer activo

Es posible que tenga que reducir la cantidad de actividades que realiza a medida que progresan los síntomas de la FPI, pero no debe retirarse por completo de la vida. Encuentre maneras de mantenerse activo y salir a disfrutar lo que pueda.

El ejercicio puede ser beneficioso por muchas razones. Te puede ayudar:

  • Mejora tu fuerza, flexibilidad y circulación
  • quedarse dormido por la noche
  • manejar sentimientos de depresión

Es posible que tenga problemas para mantener una rutina de ejercicios si sus síntomas empeoran. Hable con su médico o su equipo de rehabilitación pulmonar para obtener consejos sobre cómo hacer ejercicio con IPF.

Hay otras formas de mantenerse activo que no incluyen el ejercicio físico. Participe en pasatiempos que disfrute o actividades sociales con otros. Si lo necesita, use un dispositivo movilizado que lo ayude a navegar fuera o alrededor de su casa.

Dejar de fumar

Fumar y el humo de segunda mano pueden empeorar su respiración con IPF. Si fuma, hable con su médico sobre cómo dejar de fumar después de su diagnóstico. Pueden ayudarlo a encontrar un programa o un grupo de apoyo para ayudarlo a dejar de fumar.

Si sus amigos o familiares fuman, pídales que no lo hagan cerca de usted para evitar la exposición de segunda mano.

Descubre más sobre IPF

Después de su diagnóstico, es una buena idea aprender todo lo que pueda sobre la FPI. Pregúntele a su médico cualquier pregunta que tenga, investigue la condición en Internet o busque grupos de apoyo para obtener más información. Asegúrese de que la información que recopile sea de fuentes confiables.

Trate de no centrarse solo en los aspectos del final de la vida de IPF. Aprenda cómo puede controlar los síntomas y mantener su vida activa y plena durante el mayor tiempo posible.

Reduce tu estrés

El estrés o la tensión emocional después de su diagnóstico de FPI es común. Puede beneficiarse de las técnicas de relajación para reducir el estrés y aliviar su mente.

Una forma de reducir el estrés es practicando la atención plena. Este es un tipo de meditación que requiere que te concentres en el presente. Puede ayudarlo a bloquear las emociones negativas y replantear su estado mental.

A 2015 estudio Sugirió que los programas de atención plena pueden afectar positivamente el estado de ánimo y el estrés en personas con afecciones pulmonares como la FPI.

También puede encontrar otras formas de meditación, ejercicios de respiración o yoga útiles para reducir el estrés.

Busca apoyo emocional

Además del estrés, la FPI puede provocar afecciones de salud mental como depresión y ansiedad. Hablar con un médico, un consejero, un ser querido o un grupo de apoyo puede ayudar a su estado emocional.

La terapia cognitiva conductual con un profesional de salud mental puede ayudarlo a superar sus sentimientos sobre la afección. En algunos casos, su médico puede recomendar medicamentos para tratar condiciones específicas de salud mental.

Mantente al tanto de tu tratamiento

No permita que la perspectiva de IPF interfiera con su plan de tratamiento. Los tratamientos pueden ayudar a mejorar sus síntomas y a retrasar la progresión de la FPI.

Su plan de tratamiento puede incluir:

  • citas regulares con su médico
  • medicamentos
  • la terapia de oxígeno
  • rehabilitación pulmonar
  • un trasplante de pulmón
  • modificaciones de estilo de vida como cambios en su dieta

Evitar la progresión

Es importante conocer su entorno para evitar entornos que aumenten la gravedad de sus síntomas.

Reduzca el riesgo de enfermarse lavándose las manos regularmente, evitando el contacto con personas con resfriados o gripe y vacunándose regularmente contra la gripe y la neumonía.

Manténgase alejado de ambientes que tengan humo u otros contaminantes del aire. Las elevaciones altas también pueden causar dificultad para respirar.

Prepare sus documentos financieros y planes de fin de vida

Intente ordenar sus documentos financieros y planes de fin de vida después de su diagnóstico de IPF. Si bien no desea detenerse en el resultado de la afección, cuidar estos artículos puede brindarle tranquilidad, dirigir su tratamiento y ayudar a sus seres queridos.

Reúna sus registros financieros y comunique la información a alguien que administrará sus asuntos.

Asegúrese de tener un poder notarial, un testamento y una directiva anticipada. Su poder notarial sirve como el tomador de decisiones para su atención médica y sus finanzas si no puede hacerlo. Una directiva anticipada describirá sus deseos para intervenciones médicas y atención.

Encuentre atención al final de la vida

Es importante conocer los servicios médicos y otros servicios que pueda necesitar en el futuro. Esto ayudará a brindarles a usted y a sus seres queridos apoyo a medida que disminuya su función pulmonar.

Los cuidados paliativos se centran en controlar el dolor, y no solo al final de la vida. El cuidado de hospicio está disponible para aquellos que solo tienen seis meses o menos de vida. Puede recibir ambos tipos de atención en su hogar o en un entorno de atención médica.

Lo que aprendiste

Hay muchas maneras en que puede administrar su calidad de vida y prepararse para los desafíos que siguen a un diagnóstico de FPI.

Equiparse con información útil, mantenerse comprometido y activo, seguir su plan de tratamiento y preparar sus asuntos al final de la vida son algunas de las formas en que puede avanzar.

Asegúrese de preguntarle a su médico o equipo médico sobre cualquier pregunta que tenga mientras navega por la vida con IPF.